Deja que te conquisten los sabores asiáticos menos explorados en México desde Dói, un nuevo y vibrante espacio que desea hacer brillar la cultura culinaria de países como Vietnam, Tailandia y Malasia. Conoce todo sobre este restaurante y no dudes en visitarlo próximamente para saborear su cocina de sabores profundos y disfrutar de su ambiente ecléctico. Fotografías: Cortesía.

 

Espacio vibrante

 

Al llegar, el interiorismo del lugar te hará viajar al continente asiático. Se trata de un lugar decorado con la ostentosa y elegante inspiración de países como Tailandia o Malasia. Encontrarás referencias de Indochina, una región del sudeste asiático, con elementos como elefantes decorativos, lámparas de bambú o murales. De estos últimos, hay un par que fueron intervenidos por Carlos Alberto Semerena, Totoi, en los que ilustra tigres y monos con el estilo contemporáneo de su obra.

 

 

Sin duda, la presencia de plantas, unida a una fusión de colores vivaces con luces rosas, y los cómodos sillones y asientos de las mesas te harán relajarte desde el primer momento. Además, para ambientar el lugar con un estilo chic, de jueves a sábado, a partir de las ocho de la noche, hay un DJ en vivo.

 

Una cocina interpretativa

 

Dói es un restaurante que acaba de cumplir un año y cuyo arranque ha estado marcado con los cierres de la pandemia. Esto no cambia el hecho de que está sonando cada vez más en la ciudad como un buen spot para disfrutar de sabores asiáticos. Al frente de la cocina está Christopher Maravilla, un joven chef que se instruyó en la cocina de Galanga por varios años.

Doi, ingredients

 

La cocina que muestra en este espacio es interpretativa, producto de investigaciones y viajes. Fue pensado para mostrar la comida indochina, principalmente de países como Tailandia y Vietnam. Éstas ultimas están fuertemente presentes en el menú, sin embargo, cada seis meses cambiarán las opciones. Están trabajando en uno nuevo que tendrá platos de Malasia, Indonesia e incluso China.

Barra con esencia asiática

 

Al igual que la comida del lugar, en este restaurante brilla el sudeste asiático con ingredientes clave. Sin embargo, no dudan en emplear cocteles de destilados mexicanos, utilizando ingredientes extranjeros o viceversa. La bartender a cargo es Eva Tapia, quien afirma que hay una buena fusión de culturas: «Es asiático pero también es nacional, porque el equipo es mexicano, las manos son mexicanas y hay una mezcla de lo que es de indochina y lo que es de nuestro país», nos dijo mientras disfrutábamos de una de sus creaciones, un Antorium. Este tiene sake, jarabe de lavanda hecho en casa, jugo de naranja y frambuesas.

Doi, coctel

 

Los cocteles de Dói son balanceados y están pensados para ser la primera opción de maridaje en el restaurante. Tanto así que son la sugerencia para acompañar el menú de degustación de siete tiempos que ofrecen. «Dói es naturaleza, son los animales y las plantas, la esencia cultural es lo que une la región. Por ello tenemos una barra sustentable, trabajamos con ingredientes de temporada y hacemos tragos atemporales con ingredientes deshidratados», afirma la mixóloga.

 

Algunos platillos imperdibles

 

«Los ingredientes que le dan la esencia del lugar son el té limón, la galanga, la hoja kaffir, el jengibre y los cebollines«, asegura el chef Christopher Maravilla. Estos los encontrarás, explícitos o no, en la mayoría de los platillos del menú, que atiende a una cocina interpretativa y deliciosa. A su vez, en Dói encontrarás sabores profundos y un aire fresco, en donde el curry es cosa seria y la pasta se hace desde cero en el restaurante. Los dumplings y las brochetas de pollo o cerdo al grill (Gà xiên y Hao xiên, respectivamente), bañadas con salsa de cacahuate, son buenas opciones para abrir apetito. Prueba el Moo Krob, es sinónimo de los procesos lentos y se trata de curry tailandés acompañado con trozos de pork belly tratado con doble cocción. 

 

Doi, cocina

 

Pensando en delicias del mar, las almejas chirlas al curry rojo picante, con leche de coco y albahaca son una gran opción, sobre todo si son acompañadas con arroz jazmín. También hay una selección de ensaladas, arroces y fideos preparados con técnica oriental. Para el postre, el sticky rice con mango tiene la porción perfecta y nivel equilibrado de dulzor. Acompáñalo con un digestivo como el coctel Pagoda para cerrar tu visita. Disfruta pronto este espacio vibrante que te hará viajar por medio del paladar. Dónde: Colima 268, Roma Norte. Cheque promedio: $800 pesos. IG: @doi.mx

Aurora Yee

Aurora Yee

Busca historias en cada viaje y deja que la gastronomía sea el medio que le cuente todo acerca de una cultura. Su curiosidad siempre la lleva a explorar nuevos sabores y destinos, algo que disfruta con apertura y respeto. Como reportera, su misión es cocinar la receta perfecta para hacer viajes conscientes y alimentar el corazón. Síguela en Instagram como: @auroyee

Te podría interesar

¿Dejar huella?

¿Dejar huella?

Lee en esta primera entrega de la columna de Viaje con sentido, la importancia de realizar viajes más conscientes, sin la necesidad de dejar huella.

Más sobre Restaurantes en México