Trabajar desde casa: Cómo crear un espacio de oficina discreto en tu sala

Es un hecho, la mayoría de nuestros hogares no fueron diseñados para ser oficinas, pero ahora que muchos de nosotros debemos trabajar desde casa, los espacios se han tenido que adecuar.

Y, la realidad, es que en muchas ocasiones esto es un desafío, ya sea porque no hay suficiente lugar o, si lo hay, sigue la batalla de no convertirlo en una oficina corporativa.

No obstante y, afortunadamente, hay algunas soluciones simples que pueden hacer que trabajar desde casa funcione. Así que ¡exploremos esas opciones!

 

También te podría interesar: Actívate con este listado de consejos para ejercitarte desde casa.

 

Trabaja con lo que tienes

 

Afrontemos un par de problemas más: trabajar desde casa y desde la mesa del comedor no siempre es ideal, especialmente si estás usando una laptop, ya que por lo regular, las sillas de estos muebles son demasiado bajas para una posición cómoda.

Así, y para solucionar esta problemática, siempre puedes probar con almohadillas para patas o, en todo caso, con cojines para elevarte un poco, considerando que cuando se usa una computadora, los muslos deben estar horizontales y las pantorrillas verticales con los pies apoyados en el piso (idealmente).

 

Trabajar desde casa

Foto: Pinterest.

 

Por otro lado, si tu presupuesto es más grande, está la opción de invertir en algunas sillas de oficina-comedor, ya que este tipo de muebles con doble propósito brindan un buen soporte y altura sin parecer que provienen de una empresa de suministros de oficina.

¿Un ejemplo? La gama Classico de John Lewis  que es contemporánea y elegante, al igual que su silla 675,  la cual es un clásico de diseño realmente hermoso que podrás disfrutar no sólo ahora, sino también en los años venideros.

 

Ocultar la oficina en casa

 

Si para trabajar desde casa no tienes mucho espacio, pero lo necesitas, un secreter (también conocido como hideaway desk) podría ser la respuesta, ya que están diseñados para plegarse de forma que se vean como aparadores o armarios cuando no los estás usando, para después desplegarse como espacios de trabajo.

Además, los secreters vienen en todos los estilos y tamaños y, como ejemplos, puedes checar dos opciones de una marca británica: el MC Secretary Desk que tiene un diseño simple y moderno en blanco que se despliega para ofrecer una estación de trabajo sorprendentemente espaciosa y el Poul Secretary Desk que agrega un poco de madera escandinava.

 

Trabajar desde casa

Foto: Wayfair.

 

 

Por otro lado, otra opción útil es un escritorio que se desliza como un cajón; y de hecho, IKEA tiene algunas opciones así, además de que muchos escritorios de estilo oficina tienen bandejas deslizantes para teclados y laptops.

¿Quieres comprar muebles de IKEA? Da clic, aquí.

 

Y, bueno, eso para la parte del escritorio, pero ¿qué pasa con la silla? Pues, si no vas a trabajar durante largos períodos, un taburete elegante puede ser una opción efectiva y fácil de ocultar, pues de hecho, muchos se parecen más a muebles de cocina o comedor que a equipos de oficina.

 

Trabajar desde casa

 

Eso sí, si crees que podrías estar haciendo home office por períodos bastante largos, asegúrate de obtener uno con más relleno y calidad. A veces vale la pena sacrificar un poco de estilo por comodidad práctica.

 

Considera las esquinas

 

Otra opción para trabajar desde casa, también podrían ser los escritorios esquineros, ya que estos pueden proporcionar áreas de trabajo bastante grandes sin ocupar demasiado espacio, y van desde opciones pequeñas hasta muebles de roble más grandes y hermosos, como la gama Sonoma de M&S.

Ahora bien, si no necesitas una gran cantidad de espacio de trabajo, un escritorio esquinero flotante en forma de L también te permitirá obtener un poco de espacio de trabajo sin perderlo en tu piso.

 

 

Home Office

 

¿Quieres comprar un escritorio esquinero flotante? Da clic, aquí.

 

Trabaja en tu ventana

 

Muchas de nuestras casas tienen espacios que no hemos usado, a menudo debajo y alrededor de las ventanas; así que, con un poco de planificación cuidadosa, puedes obtener mucho espacio para trabajar sin bloquear la luz o la vista, y si usas muebles blancos o de colores pastel, puedes mantener las cosas con luz y flujo, además de tener la ventaja adicional de poder mirar por la ventana cuando estés trabajando.

Ahora bien, si eso de la planificación no se te da tan bien, un buen escritorio antiguo también puede ser una excelente opción para trabajar desde casa y cerca de la ventana, pues le añadirá belleza a tu vista.

 

Trabajar desde casa

 

Obtener una escritorio de escalera

 

Finalmente, un escritorio de escalera (o escritorio inclinado) es excelente cuando el espacio es escaso, ya que son lo suficientemente grandes como para dejar espacio para tu laptop, teclado y elementos esenciales de trabajo, pero dejando un marco simple para que no se vean demasiado voluminosos.

Y, lo mejor, incluso los más bonitos no cuestan demasiado, recomendándote buscar uno que incluya un cajón de tamaño razonable para que no tengas que dejar nada fuera cuando termines de trabajar.

¿Quieres comprar un escritorio tipo escalera? Da clic, aquí.

 

Trabajar desde casa de la forma más cómoda

 

Pues ya viste, trabajar desde casa de forma cómoda y sin que tu casa se vea como una oficina es posible y, lo mejor, puedes escoger muebles que le sumen a la estética de tu hogar, llenando un espacio para hacer tus labores, pero también para que se vea súper bien.

Así que, ya sea que tengas mucho o poco presupuesto, ya tienes varias excelentes opciones, así que escoge tu espacio y planea tu nuevo spot de trabajo.

Trabajar desde casa

 

También te podría interesar: Consiente a papá con estos gadgets.