Dice Rodrigo Urraca, Embajador de Marca del brandy Torres 15 (y variantes), que es momento de olvidarnos de la imagen que impera en la mente de la mayoría de los chicos de nuestra generación. Aquella que advierte que este destilado está hecho “únicamente para que lo consuma nuestro papá”. O “para conocer el famoso (y súper retro) París de Noche” porque Torres 15 es el primer brandy diseñado para la coctelería.

¿En qué consiste la Ruta Torres 15?

Son 34 espacios (los más representativos) ubicados en diferentes ciudades como Querétaro, Puebla, Guanajuato, San Luis Potosí, Aguascalientes, Mérida, Monterrey, Guadalajara y por supuesto: la Ciudad de México.

Cada uno destaca por ser un referente obligado en la cultura de la mixología y de los espacios para pasar buenos ratos de convivencia. Y en éstos, podrás probar el trago de autor (hecho por el mixólogo de casa), que tiene como base el brandy Torres 15.

Recorriendo la Ruta Torres 15 en la CDMX

En esta ocasión, el escenario para vivir este recorrido fue la Ciudad de México, en donde visitamos cinco espacios icono de la coctelería en esta urbe que nunca descansa: Limantour, Hotel Casa Awolly, Baltra, Parker & Lenox y The Back Room.

La primera parada

En la licorería Limantour de la colonia Roma. Aquí, probamos el coctel El Sol, creado por Ariana Ruiz. Que lleva 50 ml de brandy Torres15, 30 ml de licor de alcachofa y 13 hierbas, 15 ml de licor de saúco, utilizando el método stir. Se trata de un delicioso aperitivo, fuerte y potente que se sirve en un vaso old fashion con hielo cubo. Tambié garnish y una flor comestible. Si prefieres los sabores intensos, éste te encantará.

Ruta Torres 15

Segunda parada:

 llegamos al Hotel Casa Awolly en donde bebimos el Fifteen Dry, cuyo autor es el reconocido mixólogo Ramón Tovar.  Preparado con 45 ml de brandy Torres 15, 20 ml de Dry sec, 15 ml de almíbar natural, 10 ml de jugo de limón verde. También 60 ml de infusión de jamaica con té negro y sal de jamaica.

Tiene un toque más fresco y afrutado que el anterior y la infusión de té negro con jamaica le da soporte al sabor de la flor y textura a la bebida. Se trata de uno de los tragos más pedidos del lugar.

Tercera parada:

Para los fans de la buena coctelería y los espacios pequeños, Baltra Bar es una excelente opción. La imagen clásica del lugar, combina con sus creaciones: sencillos, sin tanto adorno, pero bien definidos. Aquí probamos el Torre de Baltra, un coctel creado por Odett Cruz que se prepara con 50 ml de brandy Torres 15, 10 ml de licor de cereza, 20 ml de vino tinto, 25 ml de limón amarillo y 20 ml de jarabe natural.

Se ponen todos los ingredientes en el shaker y se sirve en vaso alto. Este coctel te transmite al clásico sabor de la sangría, pero reinventado y con mucho más “punch”. El balance entre la cereza y el brandy es maravilloso, porque en el paladar se logra una combinación dulce-ácido que encanta. “Es un trago para todos, lo piden chicas y chicos por igual”, comenta Rodrigo Urraca.

Ruta Torres 15

La noche es joven y continuamos con el recorrido. La cuarta parada la hicimos en Parker & Lenox, un maravilloso speakeasy cuyo diseño de interior tiene toda la onda de los bares de jazz del Chicago de los años 50. Aquí probamos el coctel Soul, creado por el mixólogo Armando Hernández y cuyos ingredientes son: 45 ml de brandy Torres 15, 15 ml de Vermouth Extra Dry, 20 ml de limón, 30 ml de jarabe de jengibre y 15 g de durazno. “Tienes que macerar el durazno y el jengibre con el jarabe natural, luego viertes los ingredientes en el shaker y lo bates vigorosamente”, comenta Armando. Para adornarlo, se sirve en copa larga con doble colado y se adorna con cáscara de naranja, rodaja de durazno y una rajita de canela. Este coctel es muy fresco, no tan dulce y no tan cargado.

Finalizamos la ruta en otro speakeasy maravilloso, oculto detrás de la Trattoria Isabella en la colonia Juárez. La experiencia se vuelve más interesante cuando recorres la cocina de este lugar y la cruzas para entrar en una especie de bodega-cuarto en donde se localiza The Back Room.

El ambiente es agradable y relajado. Aquí probamos el Brandy Cobbler, preparado por Alejandro Santacruz con 40 ml de brandy Torres 15, 15 ml de Jerez, 15 ml de jarabe natural y cuatro medias lunas de naranja. Una creación en donde el sabor a vainilla del destilado, hace un match delicioso con la esencia que se desprende de la naranja.

 

Ruta Torres 15

“Para poder disfrutar de una buena experiencia organoléptica y de la evolución del brandy, es necesario atreverse a probar esta ruta, porque además apoya al talento nacional, a estos mixólogos que con su creatividad, generan cocteles que tienen el poder de sorprender al consumidor”, comentó Rodrigo Urraca.

Deliciosos cócteles y buena música

La velada finalizó entre deliciosos cocteles, buena música y una idea clara: el brandy puede beberse en cocteles y con él también se puede explotar la creatividad y generar deliciosas creaciones. Mismas que contrastan con el sabor a vainilla, frutos secos, notas cítricas y madera tostada que ofrece el brandy Torres 15.

Y sí, se trata de un destilado que ha llegado para cautivar a todo aquél (sin importar la edad) intrépido alquimista que busque sorprenderse con un buen trago.

 

Te podría interesar

Más sobre Restaurantes en México