Desde rosados de Querétaro hasta un blanco de San Luis Potosí, pasando por un vino innovador de Argentina: aquí encontrarás variedad de cepas, aromas y sabores distintivos al alcance de todos para potenciar los sabores de la cocina mexicana. Esos platos que nos acompañan día a día los podemos resaltar con vinos de precios accesibles. Aquí nuestras sugerencias de vinos frescos para maridar comida mexicana. Fotos: Cortesía y Elsa Navarrete.

 

 

Sauvignon Blanc de Pozo de Luna: notas a chile fresco

 

Vinos para maridar cocina mexicana

 

¿Vino blanco de uva sauvignon blanc con pozole? Pues sí, y sí marida. Prueba la etiqueta sauvignon blanc de la bodega de Pozo de Luna y comprobarás cómo sus notas a chile fresco y cítricas empatan con este platillo tradicional. También se puede hacer la prueba con un pozole blanco o verde.

Pozo de Luna es una vinícola boutique de San Luis Potosí que empezó hace 12 años. Su esencia gira alrededor del terruño potosino, en específico, del municipio La Soledad, y sus vinos son reflejo de lo que expresa su tierra. Junto con la etiqueta Viognier, este sauvignon blanc, que ha recibido Medalla de Oro Concurso de Bruselas 2018, conforma la línea de vinos blancos y lo que busca su enólogo, el Dr. Joaquín Madero, es hacer vinos gastronómicos, que puedan ser fácil de beber, sin ser pesados ni eclipsar los platillos.

 

Pozole con vino

 

Por ello, el sauvignon blanc de Pozo de Luna es un vino fresco para maridar comida mexicana. Su frescura y equilibrio acompañan bien desde un coctel de camarón y pescados a la parrilla hasta ensaladas con queso fresco, tacos al pastor y pozole, así como postres de frutas frescas. Costo: $359 en pozodeluna.mx

 

 

Vinos Balero: estreno de línea rosada

 

La marca mexicana Balero, proyecto respaldado por el chef Guillermo González Beristáin, el enólogo Humberto Falcón y su directora Valentina Ortiz Monasterio, se define como el balance perfecto entre equilibro, persistencia y alegría. Además de sus vinos Tinto, Blanco y Espumoso, se añadieron a su portafolio recientemente dos nuevos integrantes: el Rosado y el Espumoso Rosado, ambos hechos en las tierras de Querétaro.

El Espumoso Rosado es un blend (syrah y garnacha) fabricado con el método tradicional. Disfruta de su color rosa salmón, aromas a fresa deshidratada, durazno fresco y sandía, y burbujas marcadas que hacen que este vino tenga mucha estructura en boca. Marida con los chiles en nogada, las conchas de Baja California, ensaladas frescas como la Campesina (jitomate, queso fresco, granos de elote y tiras de tortilla) y pescados.

 

Vinos para maridar cocina mexicana

 

Por su lado, el Rosado es de uvas garnacha y tempranillo. Es un vino seco, con refrescante acidez, gran frescura y mineralidad, que regala un sabor a fresas, sandía, cítricos y flores blancas que cautiva. Es un vino fresco ideal para maridar una amplia gama de platillos mexicanos, como tacos de pescado, tacos al pastor y cochinita pibil, así como ensaladas, pastas y carnes blancas. Costo: desde $300 en Mercado de Vinos y amazon.com.mx . IG: @vinosbalero

 

 

Trivento White Malbec: el lado blanco del malbec

 

¿Has probado un vino blanco confeccionado con la uva malbec? Luego de un innovador proceso de la mano del enólogo Maximiliano Ortiz, nace Trivento White Malbec, un vino que recién llegó a México. “El desafío fue elaborar un vino blanco atractivo y afrutado hecho de una variedad tinta. Nunca habíamos hecho este tipo de vinificaciones, es una enología que va en contra de todo lo que dice la teoría, despojamos a un tinto de una de sus características principales”, reveló Maximiliano.

La creación más innovadora de esta bodega argentina fue premiada con 90 puntos por el famoso crítico James Suckling y sus ventas se destinan a otorgar becas para estudiantes. Se elabora con uvas que provienen de Luján de Cuyo y del Valle de Uco, y que se cosechan 30 días antes en comparación con el malbec tinto. Esta cosecha temprana permite una menor graduación alcohólica y una acidez natural mucho más marcada.

 

Vinos para maridar cocina mexicana

 

El cuerpo medio, acidez brillante y final afrutado de este vino fresco lo convierte en una gran opción para maridar comida mexicana. Sus aromas a cereza y frambuesa que se combinan magistralmente con notas de manzana verde, marcada acidez y taninos suaves en el paladar lo hacen el compañero ideal de pescados a la parrilla, aguachiles —imagina uno de camarón con manzana verde y pepino—y ensaladas, por ejemplo, la clásica de nopales. Costo: $239 en Chedrahui. trivento.com

 

 

Te podría interesar

Más sobre Bebidas

Jugos naturales para desayunar

Jugos naturales para desayunar

Nada da más alegría que empezar el día con energía y emoción. Para estos días calurosos, consiente tu cuerpo y refréscate con estos jugos naturales.