5 Pueblos Mágicos para disfrutar con niños

Con el home office y el cuidado que necesitan los niños, nos hemos especializado en desear, planear y ejecutar esas escapadas que rompen la rutina de todos, pero que a la vez, sí, nos suelen dejar más cansados (y felices) que al principio. Para que esos viajes con niños sean más gratificantes que abrumadores, se necesita investigación, un poco más de logística y de energía. Pero siempre habrá esos planes infalibles para ellos, esos que nunca fallan, esos en los que los niños casi llevan a sus papás de viaje. Y estos Pueblos Mágicos cumplen con esta misión: son perfectos para los viajeros más exigentes de la casa. Fotos: Adobe Stock y Unplash. 

 

¡Vámonos hasta Loreto!

 

Loreto

 

Es un pequeño paraíso en Baja California Sur, que se volvió Pueblo Mágico en 2012. Al estar custodiado por la Sierra de la Giganta y el Mar de Cortés regala esa sensación de desconexión que buscamos los papás. Y, por otro lado, sus playas y diversas islas -como Danzante, Coronado, del Carmen y Santa Catalina- son perfectas para nadar, esnorquelear, hacer kayak y hasta acampar. Su dualidad naturaleza y cultura es atractiva.

En la ciudad más antigua de las Californias, fundada como misión en 1697, los niños podrán ir en busca de la ballena azul, de enero a marzo, para sentir de cerca el sonido de estos gigantes respirando. visitmexico.com

 

El pueblo fantasma de Real de Catorce

 

Pueblos Mágicos

 

Este es otro de los Pueblos Mágicos que no te puedes perder, pues el inicio es original y divertido. Entrar a este hermoso lugar significa cruzar el Túnel Ogarrio con aproximadamente 2 kilómetros de distancia, en el que la estructura antigua los transportará al antiguo estilo de vida de los mineros que habitaban en este sitio. Den un paseo a caballo y conozcan las ruinas de este pueblo fantasma. Los caballerangos les contarán a detalle la historia de esta ciudad que alcanzó su máximo esplendor a finales del silgo XVIII, debido a las ricas minas de plata.

A los niños también les fascinará otra de las experiencias: el safari fotográfico. Éste se lleva a cabo en una Willys, camionetas 4×4 compradas en los 50 y restauradas por los locales para funcionar como transporte turístico. Se pueden subir al techo y así, entre un camino agreste, empezarán a descender por la temida “cuesta del arrepentido”, una angosta pendiente en la sierra para ir descubriendo antiguas zonas mineras, poblados cercanos y el desierto. visitmexico.com

 

Un clásico: Huasca de Ocampo

 

Pueblos Mágicos

 

En el primer Pueblo Mágico en 2001, la belleza de la naturaleza se mezcla con la invitación de aventura, la cual inicia con la leyenda de los duendes que se encuentran en las zonas boscosas y mineras, lo que ya de por sí emociona si tienes menos de 12 años. El plan es visitar los Prismas Basálticos, unas asombrosas columnas geométricas de basalto que se pueden explorar desde el puente colgante o desde abajo. Luego, habría que hospedarse en Huasca Sierra Verde que ofrece el divertido concepto de glamping. Ahí, durante el día, se cruza el Bosque de los Duendes en bicicleta o se nada en sus piscinas y, por las noches, se cuentan historias alrededor de una fogata. visitmexico.com

 

Diversión en la sierra desde Mascota

 

Mascota Jalisco

 

Otro de los Pueblos Mágicos ideales para disfrutar con niños está en Jalisco, entre montañas, bosques y ríos, ahí es donde se esconde Mascota. Después de recorrer sus callejones, casonas y haciendas, los esperarán las actividades de aventura en los parajes naturales que regala la Sierra Madre Occidental. Hay diversión para todos, ya que este Pueblo Mágico, conocido como “La Esmeralda de la Sierra”, ofrece un circuito de montaña, integrado por comunidades de los alrededores como Navidad, Juanacatlán, Cimarrón y Yerbabuena, donde les podremos enseñar a los más bajitos de la casa de qué trata el ecoturismo y el turismo rural.

Por ejemplo, en la Laguna de Juanacatlán podrán abordar una lancha de pedales, remar un kayak o surcar las agua arriba de un paddle board, mientras que en el Volcán El Molcajete podrán hacer senderismo o bicicleta de montaña. También se puede hacer escalada en roca, visitar cascadas, montar a caballo y conocer el Campo Petrificado El Maipais. visitmexico.com

 

Entre piratas y aguas azul: Bacalar

 

Pueblos Mágicos

 

Este Pueblo Mágico desde 2007 es realmente fascinante. Solo basta contemplar las siete tonalidades que pintan su laguna; efecto que se debe a los diferentes suelos de fondo y profundidades. En este colorido cuerpo de agua, los niños pueden nadar, esnorquelear o hacer kayak. También lo pueden observar desde lo alto mientras vuelan por un circuito de cinco tirolesas que se esconden entre la selva maya.

La diversión continúa con las historias de los piratas que arribaron a Bacalar y que podrán escuchar en familia al recorrer El Fuerte de San Felipe, un lugar estratégico en la defensa de la ciudad que actualmente es un museo donde se muestra artillería antigua y se recrean algunos de los famosos ataques.

Este destino centrado en el turismo ecológico se encuentra a tan solo 40 kilómetros de Chetumal, por lo que se recomienda aterrizar en la capital de Quintana Roo. visitmexico.com ¿Listos para visitar alguno de estos maravillosos Pueblos Mágicos?