Awards food and travel
Lenovo¡Conoce a los ganadores!

Apasiónate por la arquitectura de Ciudad de México con Seat Tarraco

La hermosa Ciudad de México cuenta con edificios reconocidos mundialmente por ser ejemplos de funcionalidad y atrevimiento. A bordo de Seat Tarraco recorrimos más de 25 kilómetros para conocer algunos de ellos. ¡Conócelos, te encantarán! Texto: Jesús Pacheco / Fotos: Luis Ramos / Foto portada: restaurante Tori Tori. 

 

Ciudad Universitaria, orgullo nacional

 

Seat Arquitectura

 

Como es de suponerse, un proyecto de este tamaño requirió la participación de más  de 60 arquitectos, ingenieros y artistas, pero quien se encargó del plan maestro de Ciudad Universitaria y de la Torre de Rectoría, junto a Mario Pani, fue Enrique del Moral.

En 2007, Ciudad Universitaria fue inscrito como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por tratarse de un monumental conjunto ejemplar del modernismo del siglo XX que integra urbanismo, arquitectura, ingeniería, paisajismo y bellas artes, asociando esos elementos con guiños a las tradiciones locales, como el pasado prehispánico.

 

Seat Arquitectura

 

Para apreciar la majestuosidad del plan arquitectónico, sugerimos una caminata con escalas en la Torre de Rectoría y la Biblioteca Central, la Facultad de Derecho —diseñada por Ernesto Gómez Gallardo, a quien se le considera uno de los precursores del diseño industrial en México— y el Estadio Olímpico Universitario, construido por Augusto Pérez Palacios y que integra un mural de Diego Rivera en su costado oriental.

Tiempo. 1 hora. Dirección. Circuito Interior, Ciudad Universitaria s/n, Delegación Coyoacán. Sitio Web. unam.mx IG. @unam_mx  Estacionamiento. Estaciónate en la Facultad de Filosofía  y Letras. Próxima parada en auto: 10 minutos.

 

* No olvides tu cámara, para llevarte postales del mural de Alfaro Siqueiros y de Juan O’Gorman.  

 

 

Azul y Oro, tradición a la mesa

 

Seat Arquitectura

 

Plan con maña: sabíamos que sería obligado desayunar en este restaurante que algún día fue una cafetería estudiantil. Aquí, el reconocido chef Ricardo Muñoz Zurita situó desde finales de los años 90 el primero de su trilogía de establecimientos culinarios que se completan con Azul Condesa y Azul Histórico.

El lugar tiene una atmósfera muy relajada, y cuando te toca sentarte en su terraza o junto a las ventanas, tendrás una vista privilegiada del ambiente universitario.

Empezamos con unos huevos motuleños, uno de los platos favoritos del chef: esa combinación de tortilla, huevos fritos y salsa roja espolvoreados con queso doble crema tabasqueño, chícharos, jamón y plátano macho, pronto nos hace saber sin palabras, a punta de purititos sabores, por qué a Muñoz Zurita le han colgado etiquetas como “preservador de la tradición culinaria” o “una de las máximas autoridades de la cocina mexicana”.

 

Seat Arquitectura

 

Sí, es investigador y divulgador de la gastronomía nacional, y lo predica a través de sus platillos. Mientras probamos unas enchiladas de mole negro para no quedarnos con las ganas, dejamos que nuestra vista se deleite un rato con las líneas de ese entorno de edificios con acabados estriados de concreto, creados por Orso Núñez, Arcadio Artís Espriú y Arturo Treviño.

Tiempo. 1 hora. Dirección. Insurgentes Sur 3000, C.U. Sitio Web. azul.rest IG. @azulrestaurantes Estacionamiento. Subterráneo del Centro Cultural Universitario. Próxima parada en auto: 25 minutos. 

 

* Si optas por llegar después de medio día, prueba los aclamados buñuelos de pato rostizado o las enchiladas de jamaica orgánica.

 

 

Casa Luis Barragán, iconos contemporáneos

 

 

A bordo de Seat Tarraco, llegamos a una calle cerrada del antiguo barrio de Tacubaya en donde se esconde una de las obras arquitectónicas contemporáneas más trascendentes a  nivel  internacional. Atrás de una austera pero monumental fachada, el arquitecto jalisciense Luis Barragán consolidó en 1948 su forma y estilo, incluyendo lo que Humberto Ricalde llamara “elementos arquitectónicos tradicionales decantados, que tienden puentes entre tiempos culturales diversos”.

La casa fue habitada hasta 1988 por Barragán mismo quien fuera el segundo latinoamericano en obtener el Premio Pritzker, el reconocimiento de mayor prestigio mundial en arquitectura. Y la manera en que habitara la casa aún puede percibirse en diversos sitios como su biblioteca, su sala y su comedor, donde hay  elementos que le obsesionaban: los caballos, el arte, los muros encalados y todos esos espacios en los que interactúan el color y la luz natural.

Tiempo. 30 minutos. Dirección. General Francisco Ramírez 12-14, Ampliación Daniel Garza. Sitio Web. casaluisbarragan.org Estacionamiento. José Morán 144 y 185. Próxima parada a pie. 3 minutos.

 

*Recuerda: es indispensable reservar en línea tu visita a la casa Luis Barragán.  

 

 

Archivo Diseño y Arquitectura, oda al diseño

 

Seat Arquitectura

 

Aún con el universo de Barragán resonando, es momento de ir a la casona de al lado, donde se encuentra este casi desconocido espacio dedicado a exponer, coleccionar y pensar el diseño. Se trata de una casa modernista construida en 1952 por el artista y arquitecto Arturo Chávez Paz en terrenos que pertenecieron a Barragán. La interpretación que hizo Chávez Paz del modernismo estuvo filtrada por su admiración hacia la arquitectura de Le Corbusier, como puede observarse en guiños específicos de su fachada y las columnas de concreto aparente.

Desde 2012, la casa fue adaptada como espacio para los más de 1,800 objetos de diseño que se han integrado a la colección —desde el Boing de triangulito de los suecos Ruben Rausing y Erik Wallenberg, hasta la silla Stitch de Adam Goodrum, pasando por el molcajete y la pinza de madera para ropa de David M. Smith.

 

Seat Arquitectura

 

Tiempo. 30 minutos. Dirección. General Francisco Ramírez 4, Ampliación Daniel Garza. Sitio Web. archivo.design IG. @archivo.design Próxima parada en auto: 30 minutos.

 

* En su cafetería pide una cerveza de jengibre y un bowl de setas y arroz. 

 

 

Museo de Arte Moderno (MAM), genialidad por dentro y por fuera

 

Seat Arquitectura

 

Aunque lleguemos aquí atraídos por su arquitectura, será inevitable pasar un buen rato en sus jardines o recorriendo alguna de sus exposiciones. Además de las exhibiciones temporales, siempre habrá una sala dedicada a mostrar parte de su colección, que incluye obra de Frida Kahlo, María Izquierdo, Leonora Carrington y Remedios Varo —cuyo archivo personal quedó bajo resguardo del MAM desde hace poco más de tres lustros—, así como de José Luis Cuevas, Dr. Atl, Juan Soriano, Ángel Zárraga y Rufino Tamayo, entre otros artistas.

Pero volvamos al edificio. Se trata de un diseño de Pedro Ramírez Vázquez (junto a Rafael Mijares), arquitecto que fuera autor, en siete décadas de actividad profesional, de varios de los edificios más representativos de México en la segunda mitad del siglo XX: la Facultad de Medicina de C.U., la Basílica de Guadalupe, el Estadio Azteca, el Museo de Antropología y el Congreso de la Unión.

 

Seat Tarraco

 

La construcción fue pensada para difundir el arte contemporáneo que comenzaba a aparecer en la escena artística mexicana, al mismo tiempo que sirve como espacio para mostrar nuevas expresiones y el trabajo de las siguientes generaciones de artistas. Por ello, la arquitectura y los materiales que se utilizaron buscaban romper del todo con la tradición. Sus líneas sinuosas son un reflejo del paisaje en el que se insertaron: el Bosque de Chapultepec.

Tiempo. 30 minutos. Dirección. Av. Paseo de la Reforma s/n, Bosque de Chapultepec I Secc. Sitio Web. mam.inba.gob.mx IG. @museoartemodernomx  Estacionamiento. Deja tu #SEATtarraco en el que está en calzada Mahatma Gandhi. Próxima parada en auto: 10 minutos.

 

*Visita el jardín escultórico del MAM: se encuentran exhibidas casi 70 esculturas de reconocidos artistas. 

 

 

Tori Tori, estímulos  arquitectónicos

 

 

Esta escala para comer tiene estímulos arquitectónicos y culinarios a partes iguales. Cruzar el umbral del número 61 de la calle de Temístocles equivale a disfrutar de la mejor cocina japonesa en un cuidado y vanguardista entorno, desde su diseño arquitectónico hasta el aspecto de cada plato.

Tras ocho años en esa calle, este espacio sigue siendo el más emblemático de los restaurantes Tori Tori, gracias al concepto desarrollado por el arquitecto Michel Rojkind y el despacho de diseño Esrawe Studio.

Su estructura reticulada —que de día permite que la luz del sol entre y de noche se ilumina de luces blancas y violetas— y su terraza-jardín —fue el primer restaurante de la ciudad en tener un jardín vertical— consiguen dejar fuera el rumor de la ciudad para envolvernos en el ambiente apacible ideal para lo que llegará a nuestra mesa.

Tiempo. 1 hora. Dirección. Temístocles 61, Polanco IV Secc. Sitio Web. toritori.com.mx. IG. @toritorimx Estacionamiento. Deja tu #SEATtarraco en el valet parking del restaurante. Próxima parada en auto: 6 minutos.

 

* Pide el  chirashi especial, con piezas de sashimi de pescado sobre arroz. 

 

 

Lumen Polanco, arte inesperado  

 

 

   

Nuestro interés por la arquitectura nos llevará a bordo de Seat Tarraco, de una papelería a una iglesia, y de un hotel a un edificio de departamentos. En una ciudad como esta, encontramos joyas arquitectónicas en los sitios menos obvios. ¿Ya viste con detenimiento la increíble estructura que abraza a Lumen Polanco?

Se trata de un edificio de 1984 diseñado por Antonio Attolini Lack, cuya producción hace énfasis en la importancia de la luz, los muros con textura, el uso de dobles alturas y los tragaluces.

En esta y otras tiendas de la marca, el famoso arquitecto logró ir más allá del concepto de papelería de mostrador, para dar origen a boutiques de autoservicio, en las que integró de forma armónica el diseño industrial con el gráfico y la arquitectura. Él es autor de las tiendas del Relox en Insurgentes Sur y del Centro Histórico.

Tiempo. 10 minutos. Dirección. Arquímedes 44, Polanco IV Secc. Estacionamiento. No es necesario estacionarse, pero si lo deseas, cuentan con estacionamiento. Próxima parada en auto: 3 minutos.

 

* Una papelería resguardada en una obra arquitectónica de Attolini Lack. 

 

 

Parroquia de San Agustín, estructura divina

 

 

La segunda escala es en la iglesia de San Agustín, que fuera diseñada a principios de la década de los 40 para ocupar una manzana entera —5,000 metros cuadrados— por el arquitecto Leonardo Noriega Stávoli. La fachada de San Agustín permite apreciar una portada abocinada que recuerda las del periodo barroco, pero con una sobriedad que atrapa la vista, además de la estructura monumental de concreto de la nave principal.

Tiempo. 10 minutos. Dirección. Horacio 921, Polanco III Secc. Estacionamiento. Puedes estacionarte a un costado de la iglesia. Próxima parada en auto: 5 minutos. 

 

*Al interior,  observa el ciprés de la capilla del señor de Santa Teresa. 

 

 

Hotel Habita, hospedaje de diseño 

 

 

Este edificio fue remodelado por el arquitecto Enrique Norten, a quien se le atribuye haber traído el discurso contemporáneo internacional al ámbito mexicano del siglo XX. Esta estructura de los años 50 la convirtió en una obra minimalista, cuya fachada juega con las luces y las transparencias para ofrecer un respiro al barullo urbano.

Tiempo. 10 minutos. Dirección. Masaryk 201, Polanco V Secc. Sitio Web. hotelhabita.com Estacionamiento. Cuenta con valet parking. Próxima parada en auto: 9 minutos. 

 

*Norten es también autor de la Escuela Nacional de Teatro, de la Alianza Francesa y de Televisa Chapultepec.

 

 

Edificio de departamentos, estupor cotidiano

 

 

Con la sorpresa de atestiguar la integración al paisaje que puede tener un edificio de valor arquitectónico, llegamos a bordo de Seat Tarraco, a la esquina de Platón y Dickens, para ver el edificio de departamentos diseñado por Vladimir Kaspé.

Su lenguaje es moderno, sin desatender la composición y la proporción derivadas de su formación clásica.

Tiempo. 10 minutos. Dirección. Platón 445, Polanco II Secc. Estacionamiento. Parquímetros cercanos. Próxima parada en auto: 6 minutos. 

 

*Otras  obras del arquitecto Vladimir Kaspé son el Liceo Franco-Mexicano y el Centro Deportivo Israelita. 

 

 

Rosa Negra, calidez  sensorial

 

 

Es momento de cenar. Para continuar con el acento puesto en el diseño y lo arquitectónico, escogemos este restaurante en Polanco. Lo seleccionamos para experimentar tanto su buena cocina como el diseño y la decoración del arquitecto Jorge Borja, reconocido en 2017 con el Premio Versalles de Arquitectura por su labor de interiorismo en el hotel Chablé Resort & Spa en Yucatán.

A manera de aperitivo, nos tomamos un gin de las célebres opciones de mixología del restaurante: Malumba, con pimiento rojo, limón, canela y jugo de manzana. Mientras esperamos nuestros platos, atrae nuestra vista el diseño que respetó un arco de estuco con flores de la casa colonial que alguna vez ocupó ese espacio. De igual forma, las paredes de ladrillo originales conviven con los toques industriales y los acabados rústicos de madera de parota, dando a todo un toque de calidez contemporánea.

 

 

Pedimos unas tostadas de atún aleta amarilla con aguacate y alioli de chipotle que se presentan como el inicio ideal de la cena, seguido del ceviche de salmón con coco y un espectacular bisque de Alaskan King Crab con rocoto. Con la  llegada de los platillos confirmamos algo que ya sospechábamos: la vajilla también fue especialmente diseñada para ellos. Estuvo a cargo de Lourdes Tapia, artesana de Puebla con una trayectoria de cuatro décadas.

Tiempo. 1 hora. Dirección. Masaryk 298, Polanco IV Secc. Sitio Web. rosanegra.com.mx IG.@rosanegramxpolanco Estacionamiento. El restaurante cuenta con valet parking. Próxima parada en auto: 7 minutos.

 

*No te pierdas uno de los productos exclusivos de Rosa Negra: un colosal pulpo a las brasas con páprika, papa y aceitunas. 

 

 

Jules Basement, secreto a voces

 

 

Para cerrar nuestro recorrido con Seat Tarraco, traspasamos la puerta de un refrigerador industrial que nos conduce al sótano que resguarda este, el primer speakeasy de la ciudad. Nos recibe la decoración del diseñador francomexicano Emmanuel Picault y del arquitecto francés Ludwig Godefroy.

Cuero negro, cráneos blancos gigantes y una profusión de claroscuros nos harán compañía mientras nos dejamos guiar por las recomendaciones de Rodrigo Solís, el head bartender del lugar. Basta verlo en acción para saber que estamos ante una mente inquieta y con un don particular para la invención. Nos cuenta el secreto detrás de su mixología: suele estudiar La enciclopedia de los sabores, para luego poner a prueba las combinaciones de ingredientes.

 

 

Primero, atraídos por el mezcal y que se trata de los cocteles más pedidos, probamos el Agave Blossom. Y rematamos con el Pasión Margarita, con tequila, shrub de maracuyá, limón y miel de agave.

Tiempo. 1 hora. Dirección. Julio Verne 93, Polanco IV Secc. Sitio Web. julesbasement.com IG. @julesbasement Estacionamiento. Estaciónate en la zona de parquímetros que están frente al sótano de Surtidora Don Bátiz. 

 

*Pide el Cucumber Fresh, un coctel de pepino, piña y limón con Hendrick’s y Chartreuse Amarillo. 

 

 

Seat Tarraco

 

 

* Te encantará su diseño interior y exterior, que, al igual que una pieza arquitectónica, une confort y estilo.

* Destaca su techo panorámico por el que se logran vistas maravillosas. 

* En este SUV para 7 pasajeros, disfruta de su cámara de reserva,  sonido beats y cargador inductivo. 

 

También checa Recorre estos 10 lugares para melómanos con Seat Arona Beats.