En la escena gastronómica de Nueva York, los restaurantes mexicanos tienen mucho qué contar. Casa Carmen es el más reciente de ellos y el legado culinario de Carmen «Titita» Ramírez Degollado está al frente para seguir difundiendo nuestra cultura gastronómica. Sigue leyendo y conoce todos los detalles de esta reciente apertura con voz de dos sus creadores. Fotos: cortesía.

 

Casa Carmen, un sueño hecho realidad

 

En la familia de Sebastián y Santiago, nietos de Carmen «Titita» Ramírez Degollado, la gastronomía es un tema recurrente e incluso incluye recuerdos de infancia haciendo tortillas junto a una mayora. «Cada vez que nos juntamos el gran tema en la mesa es la comida, la bebida, el servicio, los restaurantes, los viajes, etcétera. Un restaurante en el extranjero es algo de lo que siempre platicábamos, pero nunca se concretó nada, hasta hace como dos años y medio. Me puse de a cuerdo con mi hermano -Santiago-, nos pusimos las pilas y presentamos un proyecto hecho a la familia. Todo se acopló porque mi hermano se vino a vivir a Nueva York, quien es financiero, y ahí empezó todo», recordó entusiasmado.

 

Casa Carmen familia

 

Con el inicio de la pandemia, el proyecto quedó en pausa y se dedicaron a trabajar en el plan de negocios. Hace un año retomaron la idea y buscaron entre cerca de 70 posibles locales, hasta que vieron en Franklin Street el lugar ideal. El acondicionamiento comenzó desde noviembre del año pasado, hasta que finalmente quedó listo y materializado como lo soñaron. Sebastián reflexiona que han sido meses difíciles y de mucho estrés, «pero la verdad es que cuando vi a mi abuela entrar al restaurante y ver su cara así con la boca abierta de ¡wow!, todo valió la pena«.

Para la apertura, que se realizó el 13 de abril, el festejo no pudo ser mejor: «Le trajimos mariachis ese día y estuvo ahí bailando con mi papá, con mi hermano y conmigo… las lágrimas se soltaron. Honestamente, era intimidante abrir algo en Nueva York por el tema de la competencia en restaurantes, pero ahora es un sueño hecho realidad«, confesó Sebastián Ramírez Degollado.

 

Comida mexicana en NYC

 

«En términos de oferta de comida mexicana, hay una muy amplia en Nueva York. De un lado tienes lo que es tex-mex, que es muy grande y a muchas personas les atrae. Y del otro lado del espectro están, por ejemplo, los restaurantes de Enrique Olvera o Rosa Mexicano», señala Sebastián. Sin embargo, en Casa Carmen han decidido hacer una versión sincera de la cocina tradicional mexicana. «Mi abuela le llama cocina honesta, pero no es que los demás sean deshonestos, es más bien que son recetas auténticas«, afirma.

Para el menú, algunas recetas de El Bajío y gran parte de la sabiduría culinaria de Carmen «Titita» Ramírez Degollado viajaron a Estados Unidos. «Nos trajimos el menú de México y lo que pensamos que iba a ser lo mejor aceptado por el mercado de acá, dentro del gran repertorio de El Bajío«, señala Sebastián respecto a la oferta gastronómica. Por ello, hay carnitas, barbacoa, garnachas, ceviches y preparaciones para recordar estados como Oaxaca, Yucatán, Veracruz o Puebla.

 

CasaCarmen tostadas

 

Bajo la supervisión de «Titita»

 

Todos los platillos fueron elegidos y aprobados por Titita y corren a cargo del chef Iván González, quien se entrenó en El Bajío y ahora es el chef de Casa Carmen. Para la coctelería, hicieron pruebas en Ciudad de México y luego las bajaron con el equipo de barra en Nueva York. Además de las mundialmente famosas margaritas, también venden cocteles con tequila y mezcal. Algunos ejemplos de estas bebidas son el Cantarito, que se sirve en un vaso de barro como en México.

Para conseguir los insumos no han tenido mayor problema. «Era una de nuestras principales preocupaciones pero la verdad es que hemos encontrado todo, no hemos tenido que reemplazar ningún elemento del menú y no paramos hasta encontrar la calidad que buscamos», afirma Sebastián, quien estudió Hotelería en Suiza y llevó operaciones y administración en El Bajío, hoy director general de Casa Carmen.

 

Un espacio acogedor

 

La decoración del lugar estuvo a cargo de Luis Enrique Noriega, quien ha diseñado todos los restaurantes de El Bajío. «Queríamos que fuera parte del equipo y lo aceptó muy emocionado. Nos presentó este proyecto, no es un diseño rico en color, es más bien sutil, pero rico en texturas«, cuenta acerca de la concepción del espacio. «Finalmente, nos encantó el cambio de enfoque, queremos enseñar otra parte de lo que también es el diseño mexicano, monocromático y elegante», continuó.

 

CasaCarmen espacios

 

Así, este espacio juega con texturas y hay detalles artesanales como paredes con murales de tejolotes, barro negro de Oaxaca y canastas del mercado de Cuernavaca, dispuestas en un ambiente sofisticado. Este puede llegar a albergar hasta 110 personas entre el bar y el salón.

La primera impresión de Titita al ver el lugar terminado es memorable para ella: «Me sentí feliz de la vida, dije yo: ‘dios mío, qué lugar tan bonito». Es un lugar con buen gusto, con una decoración bella y sobria, pero en el fondo del restaurante es pura vegetación verde y eso se ve muy agradable. Al ser una adoradora de Oaxaca y las artesanías, me encantó la pared que hicieron con puro barro negro«, nos compartió en entrevista.

 

Legado que traspasa fronteras

 

Tras años de haberlo concebido, Casa Carmen hoy es una realidad. Es la oportunidad para contar a los comensales la historia de Carmen «Titita» Ramírez Degollado, quien se hizo cargo de El Bajío al morir su esposo y así sacó adelante a sus cinco hijos.

El que ahora sus nietos quisieran abrir un proyecto que une todo su legado es una gran alegría para ella, tal y como nos dijo en la entrevista. «Me da una gran satisfacción que se llame así y que se respete todo lo que yo he hecho de la cocina tradicional mexicana. Realmente tenemos que tener siempre una buena representación en cualquier parte del mundo y me siento muy feliz de que pensaron que mi cocina sea la que deba estar».

 

CasaCarmen coctel

 

 

No te lo pierdas

 

Casa Carmen está listo para recibirte en tu visita a Nueva York con un ambiente agradable que muestra un México elegante con sabores tradicionales. Algunos de sus imperdibles son las empanadas de plátano con frijol, el pescado a la veracruzana o los camarones en salsa negra de chipotle. Así como sus cocteles Cantarito o Ponche Jaguar que puedes disfrutar en alguna de sus dos barras.

Respecto a si tienen planes de hacer crecer la marca, Sebastián respondió: «Soñando a futuro, sí nos encantaría poder abrir más restaurantes bajo la misma marca. Y si es posible bajo el mismo menú, pero llevamos apenas unas semanas abiertos y debemos estabilizarnos para ver qué planes habrá«, finalizó.

Mientras tanto, Titita seguirá supervisando la propuesta auténtica que se sirve. «Antes de diciembre yo estaré por ahí para ver las recetas para Navidad«, nos adelantó. Y si bien no habrá un menú de temporada, puedes estar seguro de que siempre habrá un platillo que te llevará de paseo a México desde la cosmopolita ciudad de Nueva York. Cheque promedio: 80 USD. Dónde: 114 Franklin Street, NY. casacarmennyc.com

 

También lee: 5 motivos para viajar pronto a Nueva York.

Aurora Yee

Aurora Yee

Busca historias en cada viaje y deja que la gastronomía sea el medio que le cuente todo acerca de una cultura. Su curiosidad siempre la lleva a explorar nuevos sabores y destinos, algo que disfruta con apertura y respeto. Como reportera, su misión es cocinar la receta perfecta para hacer viajes conscientes y alimentar el corazón. Síguela en Instagram como: @auroyee

Te podría interesar

Más sobre Restaurantes en el mundo