Chefs y artistas se reunieron en la tercera edición de Dinner in Pink para apoyar a Fundación PADMA A.C, organización que ayuda a las mujeres que están librando la batalla contra el cáncer de mama. Ve cómo transcurrió este evento. Fotos: Gabriel Núñez y Charly Ramos.

 

Compromiso con las mujeres de México

 

La noche del 25 de octubre, el hotel Sofitel Mexico City Reforma se pintó de rosa para convertirse en la sede de Dinner in Pink, organizada por Food and Travel México. En ella, la gastronomía y el arte se conjugaron para apoyar a Fundación PADMA A.C., organización que se dedica a ayudar a mujeres embarazadas que reciben tratamiento contra el cáncer de mama. Durante esta gala, ¡se lograron reunir $197,000 pesos para apoyarlas! Conoce los detalles sobre la tercera edición de este solidario evento.

 

Fundación Padma

 

 

Dinner in Pink 2022: todos unidos por ellas

 

Entre las personalidades que unieron sus esfuerzos y habilidades para hacer de la tercera edición de Dinner in Pink un exitoso evento destacan las chefs Susana Palazuelos, de Banquetes Susana Palazuelos, Celia Florián, de Las Quince Letras, Paula Muñoz, del restaurante Balta, y Fernanda Prado, de Çuina y Gelatoscopio. También Tadeo López Toledano, arquitecto especializado en interiorismo e iluminación; Frida Harari Sitton, artista plástica; David Troice, escultor, y Christian Abusaid, pintor.

“La invitación de Dinner in Pink es a que hagamos conciencia no solo en el mes rosa, pues no solo octubre es rosa, sino, todo el año porque podemos enfermarnos cuando sea. Además, la ayuda que necesitan las mujeres con cáncer se requiere en todo momento”, compartió Valeria Benavides, fundadora y directora general de Fundación PADMA A.C., para recalcar la importancia de eventos como el del pasado 25 de octubre.

 

¡Qué se pinte todo de rosa!

 

Octubre, mes rosa

 

Rosas inglesas, hortensias, alhelíes, peonías… un verdadero jardín se desplegó ante los ojos de los asistentes durante el arranque de Dinner in Pink. La decoración corrió a cargo del arquitecto Tadeo López Toledano, quien eligió tonos blanquecinos (alegóricos a la purificación) y rosados (referentes a la esencia de las mujeres. Con ello, quiso inspirar fe en el público y ante las eventualidades que libran las mujeres en su lucha contra la enfermedad.

Para iniciar con la tercera edición de Dinner in Pink, se brindó con un coctel de bienvenida hecho con Mezcal Señorío Joven, jugo de arándano y jugo de toronja. Mientras se degustaba el elixir, Raúl Sayrols, Publisher y CEO de Food and Travel México, junto con Cecilia Núñez, directora editorial de Food and Travel México, y la chef de Sesame, Josefina Santacruz, ofrecieron algunas palabras de arranque.

Dinner in Pink nació en 2019. Mi idea fue hacer una experiencia Food and Travel que tuviera el objetivo de ayudar, desde nuestra trinchera, a las organizaciones civiles que contribuyen a combatir esta terrible enfermedad que es el cáncer de mama”, confesó Raúl Sayrols, quien aprovechó el momento para agradecer a Marciano by GUESS, al hotel Sofitel Mexico City Reforma, a Club Premier, U.S. Meat Export Federation, Casa Madero y Mezcal Señorío, por formar parte de los patrocinadores de Dinner in Pink.

 

Una cena memorable

 

Dinner in Pink

 

Entre anécdotas y sonrisas se realizó la cena de seis tiempos de Dinner in Pink, que se creó amparada por una paleta de colores rosas y rojizos. Paula Muñoz, chef residente de Sofitel Mexico City Reforma, presentó un platillo vegano que abrió el apetito: un aguachile de tuna roja, que se elaboró con sandía, betabel amarillo, tapioca y menta. Para acompañar la frescura del platillo, se escogió Casa Madero V Rosado, que complementó el aguachile con sus aromas florales.

El siguiente tiempo corrió a cargo de la chef Susana Palazuelos, referente sin igual de la gastronomía mexicana con más de 45 años de trayectoria. A la mesa llegó una sopa caliente de calabaza y manzana montada dentro de una calabaza bola, la cual logró conquistar los corazones de los asistentes. Como maridaje, se optó por el vino blanco Casa Madero Chardonnay, que se distingue por sus aromas a manzana y piña.

 

Destellos gastronómicos de Dinner in Pink

 

Dinner in Pink

 

En tanto, la chef Celia Florián, orgullosa de su tierra oaxaqueña y con un gran sentido de preservación de platillos tradicionales, deslumbró con una preparación originaria de Huautla de Jiménez. Se trató de una lobina con ayocotes frescos (el más grande de todos los frijoles del país) bañada con pipián rosa, el cual fue elaborado con pepitas de chile chiltepe y calabaza, y a su vez pintado con grana cochinilla y un toque de betabel.

El matiz picante de la preparación contrastó con el vino Casa Madero Chardonnay, que ofreció en boca una sensación a flores y frutas frescas.

Otro de los protagonistas de la noche fue el filete de res de U.S. Meat Export Federation acompañado con poro confitado con toque de lavanda, toronja y betabel. Para complementar la degustación de este platillo de Dinner in Pink, se maridó con vino tinto Casa Madero Malbec, que ayudó a resaltar las características jugosas de la carne gracias a sus notas a ciruelas y café tostado.

La coronación final del banquete de Dinner in Pink fue un helado de frambuesa, gelificado de mezcal y bizcocho de coco, elaborado por la virtuosa chef Fernanda Prado. El sabor del postre se conjugó armónicamente con la potencia herbácea del Mezcal Señorío Reposado, hecho con agave espadín.

 

Subasta con causa

 

Reloj Marciano by GUESS

 

La tercera edición de Dinner in Pink culminó con una subasta a cargo de Memo Martínez, vibrante y encantador subastador desde hace 20 años y fundador de Casa MM, la casa de subastas independiente más importante del país. Todo comenzó con la puja por piezas Sporting Pink para hombre, relojes de Marciano by GUESS creados en el marco de la concientización sobre la lucha contra el cáncer de mama. También se ofertaron hospedajes en Hostal de la Luz y Rosewood Mayakoba; vuelos redondos a Nueva York donados por Aeroméxico, kits de equipaje de It Luggage y muchos artículos más.

Pero, sin lugar a duda, lo que acaparó la atención de los participantes fueron las obras de arte subastadas. Los cuadros Phosphenes y Mujer, de la artista plástica Frida Harari Sitton, entraron a una competencia dinámica y energética, lo mismo que la pieza Reminisce, elaborada por David Troice e intervenida por el pintor colombiano Christian Abusaid.

 

Obra de arte

 

Así, resta enfatizar que a Dinner in Pink lo hacen las personas que forman parte del evento. Por ello, desde Food and Travel México te extendemos la invitación a que tú también te unas a esta noble causa en la próxima edición. Te revelaremos pronto la fecha y sede.

 

También lee: Así fueron los Food and Travel Hospitality Awards by American Express Business Class

Te podría interesar

Más sobre Noticias