Awards food and travel
¡Espera a las votaciones!

El chef más galardonado: Joël Robuchon

El 7 de abril de 1945 nació en Poitiers, Francia él que sería uno de los chefs más importantes para la gastronomía contemporánea. Afamado por sus premios y los diferentes aportes que realizó a la culinaria francesa, Joël Robuchon cimentó su estatus como una leyenda del mundo de los fogones.

 

Joël Robuchon

 

El chef creció en el seno de una familia profundamente católica, por lo que no debe de sorprendernos que su primera vocación fuera la Iglesia. A los 12 años ingresó al seminario con la idea de convertirse en cura, pero afortunadamente para todos los amantes del buen comer, decidió cambiar de rumbo. Sin embargo, el acercamiento con las monjas acercó a Robuchon a la cocina, ahí encontró su verdadera pasión.

 

Hotel Concorde Lafayette

 

Los 15 años marcaron la vida de Robuchon para siempre, ingresó por primera vez a la cocina de un restaurante y comenzó a almacenar conocimientos que luego convertirían al niño en hombre. A los 29 años ya dirigía la cocina del hotel Concorde Lafayette controlando a un equipo de 90 cocineros y sirviendo miles de comidas al día, su profesionalismo, rigor y creatividad consolidaron su reputación. En 1976 fue nombrado Meilleur Ouvrier de France uno de los premios más importantes otorgados en su país natal y reservado solamente para lo mejor de los trabajadores en distintas áreas.

 

Estrella Michelin

 

Tras un paso exitoso por el hotel Nikko, el chef abrió su primer restaurante, Jamin, que recibió su primer estrella Michelin después de un año en funcionamiento. Robuchon continuó expandiendo su imperio, creando restaurantes en diferentes lugares como: París, Bangkok, Hong Kong, Las Vegas, Londres, Macao, Mónaco, Montreal, Nueva York, Shanghái, Taipéi y Tokio. Joël Robuchón recibió más estrellas Michellin que cualquier otro chef en el mundo (31), para lograr esto mantuvo su altísimo nivel de exigencia y perfeccionismo en todos sus restaurantes; es famosa la anécdota del plato de ravioles que el chef lanzó a su entonces aprendiz Gordon Ramsay.

 

Las aportaciones de Joël Robuchon a la culinaria gala son innegables, abanderado del movimiento de la nouvelle cuisine, siempre buscó los sabores simples como su famoso puré de papa que a pesar de solo contar con ingredientes sencillos. El galo marco tendencia al cambiar los colores de los uniformes de cocina pasando de blancos a negros buscando restar protagonismo a los cocineros y comenzó a abrir las cocinas, permitiéndole a los comensales tener un vistazo de la transformación de sus alimentos. Tras una ardua batalla contra el cáncer de páncreas, el denominado «Chef del siglo» por la guía Gault Millau, Joël Robuchon, falleció en Ginebra, Suiza a los 73 años.