El hotel El Ganzo es como una suerte de lienzo en blanco donde los artistas lo llenan de vida durante su estancia. En Puerto Los Cabos, este refugio lleva a cabo el programa de residencias artísticas desde que abrió sus puertas en 2013. Sin embargo, después del huracán Odile el inmueble quedó devastado para reabrir hace cuatros meses y comenzar de nuevo.

“A los artistas no se les paga un feed, pero se les da boleto de avión, hospedaje y alimentos”, comenta Luz María Moctezuma, curadora del hotel. Desde que se hace la invitación, los artistas tienen que pensar qué es lo que quieren hacer y en qué paredes. Luego, mandan una serie de propuestas para que se seleccione la pieza siguiendo la línea curatorial. Durante su estancia, de cinco días aproximadamente, intervienen un especio público, la habitación donde se hospedan y el número de ésta. La mayoría –para sorpresa de Luzma– quieren hacer ganzos, ballenas y pelícanos. “La obra tiene un valor, pero no es vendible. Es por eso que no se trata de una galería, más bien de un museo que resguarda las piezas con mucho cariño. Lo que plasman viene de la parte más pura de ellos porque no es un regalo pero tampoco se les paga, es un intercambio de experiencias”, prosigue.

Hotel El Ganzo

En la fachada de El Ganzo reluce una corona naranja hecha por Desmond Mason, quien también dejó la frase: “There are moments when living is just simply living” en una fuente, mientras que algunos miembros de la comunidad Street Art Chilango intervinieron el bar moteándolo cual dálmata y otras paredes como la que se encuentra en el rooftop. Ahí yace un enorme stormtropper que Andrik Noble sigue trabajando en su efecto 3D.

“Saner no entrega nada antes, él llegando empieza a bocetar y nos los va enseñando, ya que para algunos artistas es difícil a través de imágenes seleccionar el espacio donde va a ir su obra porque necesitan vivir el lugar”, afirma Luzma al comentar que el artista mexicano, quien recientemente fue la mente creativa detrás del cartel del festival Vive Latino para su edición 2016, se encuentra en el hotel participando por segunda vez.

En una de las paredes del club de playa está un personaje ofreciendo su corazón a un árbol. Se trata de la primera parte del cuento de Saner. La segunda parte se encuentra en otra pared del rooftop y en su habitación se muestra la tercera. “Regresará para hacer detalles por todo el hotel. Así, a través de un recorrido por el hotel, el huésped podrá descubrir una bella historia”, finaliza la joven curadora.

Hotel El Ganzo

Aprovechamos que durante nuestra estadía en El Ganzo, Saner se encontraba en el hotel y lo entrevistamos.

¿Qué buscaste plasmar en esta estancia?

La primera vez que participé, hicimos el Viaje de El Ganzo sobre la fachada principal que contaba la historia de unos niños que llegaban en bote al hotel. Después de la tragedia del huracán, se perdió. El hotel, como el ave fénix, tuvo que renacer y regresar fortalecido. Y de la misma forma, los personajes, quienes tienen la misma máscara, pero algo cambió en ellos porque ahora ven la vida de diferente forma. La pieza se llama El renacer de El Ganzo, porque no importa qué tan duro fue, siempre hay que tener el espíritu de seguir adelante.

 Usualmente tus murales están llenos de color, ¿por qué en El Ganzo te gusta pintar en blanco y negro?

Lo interesante de la primera visita es que adecuamos mi propuesta de mural al espacio de El Ganzo. Por eso, lo hice en blanco y negro. Me gustó el experimento. Aunque no fuera a color, la pieza tenía personalidad, impactaba porque además de ser grande, jugaba bien con el espacio. La imagen se volvió icónica del lugar. Ese experimento me permitió abrir las puertas del blanco y negro sobre murales. Y a partir de eso, dijimos: ‘podemos regresar, no pintando lo mismo pero sí algo parecido para generar ese vínculo’.

Saner

 ¿Qué papel juega el hotel en tu proceso creativo?

Dentro de esta semana lo que nosotros buscamos fue tomar todo el entono como inspiración. De entrada, no estás en el lugar más conocido de Los Cabos. Se trata de la parte más tranquila de la zona, la cual en sí te permite experimentar algo distinto, así como la arquitectura, el concepto del hotel, el resto de las intervenciones y la música. Es muy diferente al resto de los lugares que conozco para descansar. Sí lo logras hacer, pero la experiencia es muy diferente porque lugar es muy vivo con todo el arte que tiene.

¿Qué te parece este programa de residencias artísticas?

Normalmente, no hacemos residencias. Sí hemos recibido este tipo de invitaciones de festivales, galerías y museos, y con los únicos que hemos trabajado así, es con este hotel. Lo que me gusta es que no están encasillados en un solo estilo. Al tener convivir con artistas con una propuesta diferente, de cierta manera, nutre mi trabajo. La gente que trabaja aquí también te da su punto de vista, de cómo trabajaron otros artistas y que es lo que se quedan ellos de esa experiencia. Esto pasa porque no estás encerrado en un estudio, estás en espacios comunes al aire libre donde pasa la gente. Y eso me gusta: cuando puedes jugar con el espacio, porque no es solo poner un cuadro, es explorar todo el entorno. Este juego te abre el panorama, y es nutritivo para todos.

Hotel El Ganzo

LEE nuestra
revista digital

Febrero - Marzo 2024
Febrero - Marzo 2024

FOOD AND TRAVEL PLAY

Elsa Navarrete

Elsa Navarrete

Mamá, gastrónoma, viajera, periodista, productora culinaria y coeditora de Food and Travel México. Con 10 años de experiencia, sus pasiones son documentar los viajes de la cocina y la cocina de los viajes, y hacer las maletas cada vez que puede con sus hijos, para disfrutar con ellos del planeta más hermoso del universo. Síguela en Instagram como: @letrasdesabores

Te podría interesar

Más sobre

Prepara estos cocteles con tequila

Prepara estos cocteles con tequila

¡Celebra el Día Internacional del Tequila! Te presentamos 5 cocteles con los que puedes brindar este 24 de julio para conmemorar el día de este emblemático destilado mexicano obtenido del Agave tequilana variedad azul, principalmente encontrado en Jalisco.

Iberostar, al rescate del arrecife maya

Iberostar, al rescate del arrecife maya

Con cerca del 80% de sus propiedades frente al mar, este grupo hotelero ha establecido un compromiso con la salud de los océanos, y la mejor muestra de ello son sus programas de restauración de corales en la Riviera Maya. Aquí te contamos más.