Awards food and travel
Lenovo¡Vota por tus favoritos!

Hard Rock Hotel Vallarta: descanso rockero

Hard Rock Hotel Vallarta: descanso rockero

Ubicado en las playas de Bahía de Banderas, a 20 minutos de Puerto Vallarta, el Hotel Hard Rock te hará sentir la fusión entre la experiencia del lujo y el rock. Y es que desde que pones un pie en este resort de lujo todo incluido, el staff te consiente con alguna bebida para que justo empieces a gozar, mientras de fondo se escucha una canción de Elvis Presley o The Rolling Stones.

Hard Rock Hotel Vallarta

Si tocas la guitarra como todo un rockstar, ¡aprovecha!, al hacer check in te ofrecerán su menú de este instrumento de la marca Fender, para que lo toques en tu habitación. Sus muros llenos de memorabilia están presentes en todo el hotel, verás desde motocicletas, guitarras y ropa de cantantes de rock de los años 50, como la guitarra de Carlos Santana o la chamarra de Elvis Presley. Ponte cómodo para recorrer las demás áreas y darte un chapuzón, no sin antes dar una mordida a la guitarra de chocolate blanco que dejan en tu habitación como bienvenida. O si deseas realizar deportes, puedes practicar kayak, paddle board y esnórquel. Más tarde podrás disfrutar de la tina de hidromasaje que tiene cada una de las 348 habitaciones de diseño mexicano, mientras te deleitas con su servicio al cuarto disponible las 24 horas.

Fish Market

Para comer hay seis restaurantes, con cocina de especialidad de Italia, Asia, México, Oriente y Brasil, y cuentan con cuatro bares, todos utilizan productos locales e importados. Prueba desde unos sopecitos de barbacoa, unas empanadas de Marlin, sushi, rollos, un carpaccio, pizza o pastas, hasta una picaña y elotes asados. Todos los lunes al mediodía agéndate el Fish Market que realizan a la orilla del mar, donde los comensales esperan en unas carpas con mesas y sillas para probar la variedad de comida y bebida que hay alrededor, como cocteles de camarón, ensaladas, ceviches, aguachiles, cocos y piñas coladas, mientras los pescadores se internan en el mar. Cuando ellos regresan, el ambiente se torna de fiesta por la emoción de probar sus productos frescos preparados de las más deliciosas maneras durante el atardecer.

Para los que van con niños, hay un kids club donde cocinan, pintan, juegan y hacen distintas manualidades, mientras tú te dejas consentir en el Rock Spa, totalmente inmerso en música, utilizando vibraciones amplificadas, como pilar para los tratamientos. Synchronicity es un masaje anti estrés que alivia y desintoxica los músculos. Se da con aceites esenciales orgánicos a la par que suenan éxitos musicales.

Al caer la tarde sumérgete en una de sus dos albercas al aire libre o en alguno de sus jacuzzis, y relájate con la música que pone el Vibe Manager (visionary individual behind energy)  que es el encargado de elaborar los playlists adecuados para cada atmósfera en el hotel. Así, tranquilamente, con un mojito en mano puedes apreciar el atardecer mientras de fondo escuchas The dark side of the moon de Pink Floyd. Habitación desde $300 USD. es.hrhvallarta.com