Cerca de Cancún y la Riviera Maya, hay un cachito de tierra naturalmente emergida y rodeada de aguas de todos los tonos imaginados de azul. La isla promete un verdadero descanso y una conexión absoluta con la naturaleza. Holbox, ubicada al norte de la península de Yucatán de México, en el estado de Quintana Roo, es uno de los destinos turísticos más privilegiados de México que resguarda su esencia de pueblo pesquero, con presencia de restaurantes de diseño, “chiringuitos” frente al mar, y encantadores hoteles. Texto: Brenda Hidalgo y Cecilia Núñez.

“No siempre ha sido el destino paradisiaco que es hoy. Hace un par de décadas la cantidad de mosquitos y las pocas comodidades de la isla no atraían ni siquiera a los locales”, me cuenta con una mezcla de nostalgia, añoranza y agradecimiento por el presente, Alejandro Cañedo, creador y  propietario del encantador hotel Villas Flamingos, un oasis de relajación imperdible en esta isla paradisiaca.

Hoy, Holbox es uno de los destinos de playa más prometedores de México, con playas de arena blanca (aún) sin masificar y una clara voluntad de mantener su espíritu de crecimiento controlado, su esencia intacta y el paraíso… Posible…

 

Holbox playas

 

Vivir el sueño, en la danza de azules

 

El sueño empieza desde que desembarcamos en el ferry que sale del puerto de Chiquilá. Al llegar, encontramos un pueblo pintoresco con sonrisas sinceras que nos dan la bienvenida. Primera pista de que estamos en el paraíso: no hay autos, solo carritos de golf y Can-Am defenders (nuestro Can-Am favorito, lo maneja Abdul, un marroquí que conoce los rincones de la isla como nadie).

Cuando no estamos con Abdel, recorremos las calles arenosas en bicicleta, mientras nos perdemos entre tiendas de artesanías, bares y restaurantes. Encontramos todo tipo de lugares para hospedarnos, entre ellos elegimos el hotel Flamingos, que cuenta con 40 habitaciones, todas con vistas al mar y con amenidades para estar totalmente cómodo, entre ellas, terrazas con jacuzzis, regaderas externas, albercas interiores y hamacas para sentirse totalmente relajado. Nos sumergimos en una de sus dos tinas con mosaicos negros, siendo testigos del silencio, de la naturaleza y la danza de tonos azules. Otro espacio que puedes encontrar en el centro, con un estilo y servicio único es el hotel Alcobas del mar, perfectamente bien ubicado y cómodo.

 

Villas Flamingos

 

Por la tarde, recorrimos  el destino y nos sumergimos en la exploración de la escena gastronómica  de Holbox. Nos sorprendimos con lugares como Básico y Piedra Santa, con una mixología extraordinaria y platillos inolvidables, como el risotto de langosta. Ambos sitios ofrecen platillos magníficos que son una fusión contemporánea y de elementos frescos, todo enmarcado en una decoración de alto diseño. Local que se fusiona con el entorno.

Para disfrutar del espectáculo más impresionante que ofrece Holbox: sus atardeceres de cuentos de hadas, nos sentamos en una de las mesas de Coquitos, y pedimos un ceviche negro. Y por la noche, en temporada de Luna llena, hay que sumergirse en las aguas de Holbox para dejarse seducir por el fenómeno de la bioluminiscencia.

Un paseo en lancha, sentir la brisa del mar, visitar playa Cocos es otra de las aventuras que la isla ofrece y no puedes dejar de perderte. Todos los tonos de azul danzan en este sitio idílico, ubicado al norte de Quintana Roo en la reserva ecológica Yum Balam. No te pierdas de este destino mexicano de inigualables atardeceres, playas semivírgenes y hamacas dentro del mar.

 

Holbox

 

Holbox, imperdible

 

¿Por qué ir?

No hay autos, solo carritos de golf adaptados, Can-Am y bicis. Sus aguas son cristalinas y de poca profundidad, mientras su entorno es ecológico y natural.

 

¿Qué hacer?

Da una caminata por sus playas, descubre el pueblo en bicicleta o recorre los canales del manglar y a mar adentro en kayak. Si eres aventurero practica kitesurf, uno de los deportes favoritos en la isla.

 

¿Dónde comer?

Saborea un concepto culinario imperdible en los restaurantes Básico y Piedra Santa, ve por un ceviche al club de playa de Coquitos.

 

Holbox

 

¿Dónde hospedarse?

En Villas Flamingos, un hotel boutique con encantadoras habitaciones, piscinas internas y externas, rodeado de manglares y 200 metros de inolvidable playa. Habitaciones desde $260 USD. villasflamingos.com

 

Tip de viaje

En las noches sin Luna llena, las aguas de Holbox brillan con bioluminiscencia, un fenómeno natural conmovedor. Haz un tour en kayak entrada la madrugada, para brillar con la naturaleza.

 

También lee Comer, amar y contemplar en Holbox. 

Te podría interesar

Conoce Cuatro Ciénegas y sus majestuosos paisajes

Conoce Cuatro Ciénegas y sus majestuosos paisajes

En tu lista de escapes por visitar después de la cuarentena, apunta Cuatro Ciénegas, en Coahuila. En este destino converge el Pueblo Mágico homónimo y un área de protección de flora y fauna que regala impresionantes panorámicas entre el desierto y las aguas celestes de sus humedales.

Más sobre Destinos México

VER MÁS