Cuando comienza la temporada de lluvias, el reino fungi crece, disimulado entre los parajes boscosos de distintas partes del mundo. En términos generales los hongos comestibles están compuestos del sombrero, el tallo y el pie; y son aquellos organismos que no cuentan con clorofila y que generalmente viven como parásitos. Recolectarlos es toda una aventura, sin embargo te recomendamos hacerlo junto con un experto, ya que existen ciertas variedades que son potencialmente peligrosas. Por eso, mejor cómpralos en los mercados. Aquí te dejamos cinco hongos comestibles del mundo, más allá del champiñón y el portobello.

Shiitake

hongos

Es originario del sudeste asiático, específicamente de países como China, Japón y Corea. Su registro más antiguo fue durante la Dinastía Song, entre los años 930 y 1279. Tiene sabor intenso, por lo tanto enriquece muchísimo a las sopas. Aunque también resulta delicioso al cocinarse al vapor o a las brasas, solamente recuerda no cocerlo más de siete minutos. Generalmente crece en primavera y otoño. Antes de prepararlos te sugerimos limpiarlos con una toalla de papel y no lavarlos, ya que pierden su textura con la absorción de líquidos.

Enoki

Esta seta es muy utilizada en la gastronomía asiática. Es fácil distinguirla por su forma blanca, alargada y fina. Cruda resulta crujiente en ensaladas, con sabor tenue, de ligeros toques a frutos secos y con recuerdos a las notas del rábano. Si la añades a guisos de carne, pescados o mariscos, asegúrate de hacerlo al final para que no resulten duras o correosas.

Escobeta

hongos

Los valles de Tlaxcala, en México, son la cuna de este tipo de hongo. Tienen forma literal de escobeta o incluso de coral, son color blanco o rosa. Es común encontrarlos en quesadillas, en el arroz o en preparaciones de cocciones cortas porque la exposición al calor por tiempo prolongado tiende a deshacer su forma. Tiene un sabor suave y delicado que algunos asemejan con el del pollo.

Porcini

hongos

Es el hongo italiano por excelencia. Su aroma irresistible y perfumado hace que su presencia no sea ignorada. Además su forma también resulta adorable pues cuenta con un tallo blanco y un gorro abombado. Crece en bosques húmedos y es muy versátil. Las sugerencias básicas para usarlos es no lavarlos, más bien eliminar la tierra de su tallo tallando delicadamente con un cepillo. Mejorarán todas tus recetas, especialmente la pasta y los risottos.

Tecomate

 

hongos

A ras del suelo y a un lado de los pinos y los encino, crece este tipo de hongo que es consumido en Michoacán, Estado de México y la Ciudad de México. Es abundante a partir de julio y hasta septiembre, tiene una carne blanca y un sombrero hueco, liso y amarillento, y su textura a veces puede ser pegajosa. Prepáralos en sopas de hongos y en quesadillas.

Te podría interesar

Ensenada, navegar al origen

Ensenada, navegar al origen

  Después de ir a Ensenada ya nada sabe igual asegura Fabiola de la Fuente, quien recorrió en un Audi A6 viñedos y rincones gourmet de manteles y de asfalto al norte de México. FOTOGRAFÍA POR Alejandro Alarcón Tenía años de no volver a aquel paraíso de mar y vides. Mis últimos recuerdos se enfocaban […]

Más sobre Productos en Temporada

VER MÁS