Hace tres décadas surgió la idea de construir un hotel de gran turismo, en el que se pudieran cumplir las expectativas de hospedaje, gastronomía, diversión, entretenimiento y recreación de hombres y mujeres de negocios que llegaban a Ciudad de México, bajo un contexto de lujo y exclusividad. Y dentro de este ambicioso sueño, se contemplaba también la posibilidad de crear una empresa hotelera 100% mexicana, y así nació el Hotel Marquis Reforma, un hotel de lujo en una de las zonas emblemáticas de la CDMX: Paseo de la Reforma. Fotos: Cortesía y Charly Ramos. 

“En esa época (1991), todos los hoteles en la ciudad eran muy grandes, de muchas habitaciones. La visión de los fundadores fue abrir el primer hotel lujoso –de solo 250 habitaciones– en Ciudad de México, para brindar un servicio personalizado. Desde ese momento, nos fuimos haciendo de un nombre propio, que no pertenecía a ninguna cadena internacional. Somos un hotel independiente, mexicano y de lujo”, dijo Gerardo Villavicencio, director de Revenue del Hotel Marquis Reforma.

Dentro de los logros del hotel, están pertenecer simultáneamente a las prestigiosas agrupaciones The Leading Hotels of the World y a The Small Luxury Hotels, además de haber sido reconocido por premios de importante publicaciones, entre ellas Food and Travel, entre otros premios como uno de los mejores Hoteles y Mejor Spa de Ciudad de México.

 

Marquís Reforma

 

 

La evolución del Hotel Marquis Reforma

 

A largo de estos 30 años, el hotel se ha adaptado a los cambios y a las necesidades de los viajeros. Un ejemplo de ello es su moderno e innovador concepto llamado Marquis Sky Suites. Una colección de suites con distintivas características ubicadas en su exclusivo penthouse, en las que se ofrece un espacio lleno de lujo y comodidad para el huésped más exigente.

Diseñadas por el arquitecto Roy Azar, las Sky Suites ofrecen techos altos, amplios espacios, baños de mármol blanco, muebles contemporáneos, decoración cosmopolita, tinas, regaderas tipo lluvia y otros servicios pensados para que la estancia sea del todo placentera. Entre las habitaciones que conforman este concepto están la suite panorámica y dos lofts decorados como departamentos, que cuentan con dos pisos, sala, comedor y cocina.

 

 

El legendario Spa del Marquis

 

Spa Marquis Reforma

 

 

Hablar del Spa del hotel Marquis de Reforma es sencillamente hablar de un auténtico oasis capitalino, un paraíso de confort y bienestar. Con más de 1,500 metros cuadrados diseñados especialmente para consentirte, en este sofisticado espacio te envolverán en una atmósfera de lujo palaciego. La magia comienza desde que cruzas el umbral hacia una cómoda estancia con sillones confortables, donde podrás leer el periódico mientras disfrutas de jugo fresco, agua de clorofila o algún bocadillo.

Una vez que estés listo, entrarás al área del silencio: una pequeña habitación en donde empezarás a relajarte antes de pasar a la cabina de masaje, al tiempo que escuchas a lo lejos el sonido tenue del agua corriendo. Si escogiste el ritual marroquí, comenzarás la experiencia respirando profundamente: un suave aroma a lavanda te transportará a un estado de completa armonía. Con un exfoliante a base de bambú, dará inicio el tratamiento que revitalizará la piel de tu cuerpo y cuero cabelludo. Luego, tu pelo será humedecido con aceite de argán, que por sus antioxidantes y vitamina E, es perfecto para fortalecerlo.

 

Para llegar al punto máximo de relajación, no te pierdas el circuito de hidroterapia. La recomendación es permanecer por espacio de 15 minutos en cada estación: sauna, vapor y jacuzzi, tomando una ducha entre cada una para estabilizar la temperatura corporal. Después, disfruta algún platillo mientras descansas en los camastros, o visita la alberca techada.

 

Experiencia gastronómica

 

Para cerrar con broche de oro una visita, no puede faltar la experiencia gastronómica en el restaurante Los Canarios, un clásico de comida tradicional mexicana, y A La Parrilla, una verdadera experiencia gastronómica que se distingue por usar el método robatiyaki o cocinar en la chimenea, tradición japonesa con más de dos mil años, que coce las verduras, el pescado, frutos de mar y finos cortes de carne sobre brasas de carbón. Para un ambiente más relajado, el famoso Bar Siqueiros –el piano bar que anteriormente se ubicaba dentro del Poliforum Cultural Siqueiros– resultará ideal.

De esta forma, el Hotel Marquis Reforma continúa reinventándose para seguir siendo líderes en la industria hotelera mexicana, caracterizándose por contar con los más altos niveles de calidad, biosanitización, en sus instalaciones, productos y servicios. Dónde. Paseo de la Reforma 465, Cuauhtémoc. spamarquis.com

Te podría interesar

Velas Resorts: refugios de bienestar

Velas Resorts: refugios de bienestar

Conoce alguno de los refugios de bienestar de Velas Resorts, y disfruta al máximo del verano relajándote en sus increíbles suites, spas, clases de yoga y deleitando a tu paladar con su extraordinaria oferta gastronómica. ¡Te contamos!

Más sobre Hoteles