Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

La nueva vista del Restaurante El Lago

Desde hace más de 50 años, el Restaurante El Lago es uno de los lugares gastronómicos más lujos de la Ciudad de México, enclavado en el Bosque de Chapultepec, y nosotros lo visitamos para conocer su más reciente remodelación.

Al llegar, observarás una enorme fuente ubicada en la entrada del lugar, caracterizado por su arquitectura paraboloide hiperbólica, en la que destacan techos en forma de parábola que brindan una sensación de elegancia y amplitud.

La nueva imagen del restaurante está conformada por un cambio radical en la mantelería, sillas forradas con telas de color azul grisáceo y beige que combinan armoniosamente con los sutiles detalles en tonos dorados del lugar, así como la vajilla y cristalería que tienen un estilo minimalista y moderno.

En el salón principal se adaptó un pequeño lounge, ideal para pequeñas reuniones de negocios. Este salón está acomodado de manera escalonada con vidrios de piso a techo con vista al lago y conectado a la terraza donde también se encuentra el muelle, que te invita a disfrutarlo a medio día con una cerveza, un coctel o una copa de vino con platillos para picar como carpaccio de calabaza con aceite de olivo, queso parmesano y arúgula acompañado de pan tostado o alitas de pollo en salsa de mezcal y habanero servidas con dip de queso azul y apio.

La gastronomía del Restaurante El Lago ha sido renovada a lo largo de su historia, y hoy en día se caracteriza por su cocina mexicana contemporánea con toques internacionales. Por ello, probamos como entrada las tostaditas de hongos con recado rojo y frijoles que son propuestas en su menú de temporada. Además del crujiente de pato que se sirve a modo de empanaditas acompañadas de mole poblano. También degustamos rollos de queso de cabra con jamón serrano, pesto de hoja santa y jalea de tomate.

Algunos de sus platillos estrella son: el filete en costra de café espolvoreado con cacao acompañado con puré de papa, y el filete de salmón con chapulines sazonado con alioli de chipotle y salsa ponzu, mismos que puedes acompañar con algún vino de su cava que cuenta con más de 200 etiquetas, y de las cuales el 80 por ciento son mexicanas.

Para cerrar la tarde con una vista muy relajante hacia el lago de Chapultepec, nos deleitamos con una trilogía de helados con sabor a lavanda, café y limón amarillo elaborados artesanalmente en el restaurante. Cheque Promedio: $600. lago.com.mx