La industria turística y restaurantera han sido uno dos de los sectores más golpeados durante la actual pandemia (este año, el PIB turístico ha caído 47%), por la cantidad de pymes y empleos que representan. Así lo expresaron durante el ciclo de conferencias que se realizó en el marco de Abastur Digital 2020, evento que reunió a proveedores y compradores de la industria de la hospitalidad y la restaurantería, que se realizó del 2 al 4 de diciembre.

En la conferencia de prensa donde se presentó el evento, Francisco Fernández, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), indicó que hasta antes de la pandemia, en el gremio restaurantero colaboraban 2 millones de mexicanos.

Es una de las principales fuentes de empleo en el país; el 58% de la ocupación laboral está conformada por mujeres y el 55% de ese porcentaje son el sostén de la familia. Además, el 96% de todo el universo de unidades económicas son microempresas (tienen menos de 10 trabajadores)”.

Hasta el momento, “se han perdido ventas por más del 75% ocasionando el cierre definitivo de más de 90 mil restaurantes formales y ha habido una pérdida de 350 mil empleos”, ahondó.

 

Baja en la ocupación hotelera

 

Industria hotelera

 

Por su parte, José Luis Menchelli, vicepresidente de la Asociación de Hoteles de la Ciudad de México, señaló que actualmente la urbe cuenta con 630 hoteles y 52 mil cuartos de hotel. “El porcentaje de ocupación hasta 2019 era del 68% y nos visitaron 13 millones de turistas”.

En la industria turística, de abril a junio de este año, “suspendieron operaciones cerca de 240 hoteles, y la ocupación cayó al 3%; muchos hoteles cerraron definitivamente, lo que representó pérdidas por 6 mil millones de pesos (mdp)”, aunque sumando los siguientes meses (nueve en total) las pérdidas sumaron 20 mil millones de pesos.

Para octubre, la ocupación ha crecido al 16%, siendo la zona del aeropuerto la que presenta el mayor porcentaje. “La gente está buscando quedarse cerca del aeropuerto para no circular en la ciudad, por el miedo a contagiarse”.

José Luis Menchelli aseveró que “los hoteleros estamos comprometidos con la seguridad de nuestras instalaciones y por ello, estamos reforzando y cuidando estrictamente que todos los protocolos de seguridad e higiene se cumplan”.

 

Cambio de semáforo

 

Sobre cómo está enfrentando la actual situación, señalaron que están cuidando el efectivo, ya que la liquidez es muy importante, además de que están muy atentos a los costos y gastos, y están utilizando de manera inteligente todos los recursos con los que cuentan.

La mayoría externaron que están preocupados de que el semáforo regrese a rojo.Sería catastrófico, porque aunque ya estamos de nuevo trabajando, la realidad es que la mayoría de los restaurantes no hemos recuperado ni la mitad de las ventas que teníamos el año pasado, y ya se nos acabó el flujo de capital”.

 

Restaurantes

 

Francisco Fernández añadió que antes de la pandemia, Canirac presentó un estudio que elaboró el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), que hablaba de los efectos que había tenido la influenza A H1N1 en 2009,nos tardamos casi 10 años en recuperar el PIB restaurantero”.

Por eso, “tenemos que evitar a toda costa regresar a esa situación. Todos estamos insistiendo en que la comunidad se haga responsable, que tome muy en serio el tema de las medidas de higiene. Y eso es responsabilidad de la sociedad en general, no solo del gobierno o de las empresas, sino de toda la población. Mientras más nos cuidemos como ciudadanos, más aseguramos la economía del país”.

 

¿Qué depara el 2021?

 

Los hoteleros y restauranteros se mostraron esperanzados en la próxima vacunación, gracias a la cual, en 2021 habrá una recuperación. “Esperamos llegar al 30 o 40% de ocupación hotelera promedio anual, y en diciembre de 2021, alcanzar el 50%”, señaló José Luis Menchelli.

De acuerdo a sus previsiones, el primero en empezar a viajar será el turismo local, y se vislumbra que para el tercer trimestre del año, comenzará a recuperarse el número de viajeros internacionales.

“Todo esto dependerá de la seguridad que México brinde a los turistas, en función de que haya un control de la pandemia por vacunación masiva”, señaló Jaime Salazar, presidente del comité organizador de Abastur.

 

Tomarlo con cautela

 

Ciudad de México

 

Sobre el tema de la recuperación de la industria turística en México, Enrique de la Madrid, director del Centro para el Futuro de las Ciudades del Tecnológico de Monterrey, expresó en otra conferencia, que si bien las vacunas empezarán ya a aplicarse en Reino Unido, “en México las cosas van a llevar mucho más tiempo. Me imagino que se nos puede ir completo el próximo año en acabar de vacunar a toda la población”.

2021 todavía será un año difícil, de transición, porque a la pandemia hay que sumarle el golpe que ha sufrido la economía mundial y más en México, donde la caída será de cerca del 10% y las familias no tendrán dinero para volver a viajar”.

Lo que sigue, señaló el ex Secretario de Turismo Federal, es seguirnos cuidando, continuar haciendo pruebas de Covid-19, seguir en aislamiento y en paralelo, estar vigilando que sí se esté dando el proceso de vacunación.

La recuperación del sector turístico se empezará a ver a partir del 2022 o del 2023, y dependerá mucho del impacto que sufra la economía en general”, dijo.

 

Acciones a tomar

 

Industria turística

 

Enrique de la Madrid compartió tres recomendaciones para apoyar a recuperar el flujo de turistas y así la industria turística en México pueda levantarse: uno, considerar las estadías de largo plazo. Éstas son una excelente opción para realizar el home office fuera de casa, en locaciones increíbles, con vista al mar y con todas las comodidades. “Los hoteles deberían considerar ofrecer paquetes de estadías a largo plazo con precios atractivos”.

Otro, es el segmento de turismo de retiro, ese que va dirigido a jubilados con recursos económicos (los famosos baby boomers), para invitarlos a pasar temporadas largas y hasta quedarse a vivir en México.

Y si se pretende darle fuerza a este último, entonces también debe haber un desarrollo en el turismo de salud, para que existan los servicios médicos necesarios para darle confianza a ese tipo de viajeros. “Estos son los sectores que se pueden desarrollar para hacerle frente a la Covid-19 y sus consecuencias”.

Abastur Digital 2020 reunió de manera virtual a 220 expositores con más de 3 mil compradores, entre hoteleros, restauranteros, cafeterías, emprendedores y servicios de catering. abastur.com

 

También lee ¡Tenemos 11 nuevos Pueblos Mágicos! 

 

Te podría interesar

Más sobre Noticias

VER MÁS