La rápida propagación del COVID-19 durante los meses de marzo y abril, prácticamente ha paralizado el tráfico aéreo de todo el mundo. Peter Cerdá, Vicepresidente Regional de IATA (Asociación de Transporte Aéreo Internacional) para las Américas, explicó en conferencia de prensa virtual, que esta es una situación nunca antes vista en la historia de la aviación, y que será un desafío para esta industria, el turismo y el comercio. Conoce cual es la situación actual de las aerolíneas nacionales e internacionales. Texto: Andrea Cabrera. 

 

Panorama mundial

 

El tráfico de pasajeros se ha detenido al igual que el flujo de dinero, se estima que la industria de aviación va a sufrir una crisis de liquidez de aproximadamente 61,000 millones de dólares. Aunque muchas aerolíneas se pusieron las pilas rápidamente para reducir el impacto económico en sus compañías, IATA, que es representante de 290 líneas aéreas que constituyen el 82% del tráfico aéreo global, explica que el apoyo de los gobiernos a nivel mundial es vital.

 

Aerolíneas

 

Actualmente todas las líneas aéreas están operando al mínimo y se han visto en la necesidad de poner sus flotas en tierra. El tema es tener la suficiente liquidez para sostener esa operación parada, a pesar de que la mayoría de las aerolíneas tienen entre 2 o 3 meses de capacidad para soportar y mantener las flotas paradas, es necesario estabilizar su economía, por eso es vital la ayuda de los gobiernos.

Por ahora la aviación desempeña un papel fundamental para los sistemas de salud en esta crisis de COVID-19. A través de aviones de carga (o de pasajeros que por ahora se utilizan como de carga) llevan suministros para salvar vidas en todo el mundo.

 

Situación en México

 

Antes de la crisis de COVID-19, en México, la conectividad aérea transportaba a millones de pasajeros al año, aportando 37,4 mil millones de dólares al PIB del país y proporcionando más de  un millón de puestos de trabajo directos e indirectos.

Actualmente alrededor del 85% de la flota comercial está en tierra, y la contribución del sector al PIB de México podría disminuir unos 13 mil millones de dólares, poniendo en riesgo hasta 534 mil puestos de trabajo.

 

Aerolíneas

 

IATA ya ha enviado una carta explicando al gobierno mexicano que sin medidas de alivio inmediatas, como extender el plazo de pagos en el suministro de turbosina, prestamos y ayuda financiera, las aerolíneas que hoy operan en México no estarán en condiciones de continuar sus operaciones en los niveles anteriores a la crisis, o incluso podrían dejar de existir. Aún no han recibido respuesta a estas peticiones de apoyo, pero están en espera.

 

Iniciativas en otros países

 

Países como Brasil, Colombia, Estados Unidos, Noruega y Nueva Zelanda ya han reconocido la importancia del sector aéreo para la economía de sus territorios y han determinado medidas de apoyo como: extender el periodo de reembolso de los boletos por 12 meses a partir de la fecha de compra, eliminación o reembolso del cargo por estacionamiento de aeronaves y paquetes de ayuda a aerolíneas por 61 mil millones de dólares. Checa más información actualizada en iata.org

 

Aerolíneas

 

También lee ¡Hasta pronto mar! México cierra sus playas por COVID-19. 

Te podría interesar

Más sobre Destinos del mundo