El restaurante Piso Cuatro está de estreno: ¡abrió una segunda sucursal en Palmas hace un mes! En una terraza con gran vista a esta avenida de Lomas de Chapultepec, disfruta de una cocina fusión internacional con ingredientes mexicanos que, diseñada por su chef corporativo Cristian Balbontin, es perfecta para acompañar con su propuesta de mixología y su buen ambiente. ¡Conócelo! Fotos: Cortesía de Piso Cuatro y Elsa Navarrete. 

 

La historia de éxito de Piso Cuatro

 

¿Los creadores detrás del proyecto? La historia de Piso Cuatro comenzó cuando un grupo de amigos jóvenes se hicieron socios para abrir su primer restaurante en Zona Esmeralda. Esto sucedió hace tres años y, cosechando los frutos de un concepto bien logrado que se convirtió por méritos propios en el restaurante favorito de esa zona del Estado de México, recientemente inauguraron su segunda sucursal en Palmas. Para ello, solo tuvieron que encontrar una terraza idónea alojada en un cuarto piso, como en su primer espacio. Por si fuera poco, tienen planes de expansión para abrir un restaurante más.

 

Piso Cuatro

 

 

Espacios con estilo

 

En Piso Cuatro Palmas, los elementos decorativos se unen en armonía. Las mesas de concreto pulido y de madera, platos base de piedra volcánica, mosaicos en el piso, celosía de ladrillo, ollas de cobre que cuelgan en la cocina abierta, bustos, lámparas modernas con luz cálida, ventanales y techo retráctil dan vida a una terraza acogedora donde se respira un ambiente agradable y desenfadado que invita a relajarse, disfrutar y divertirse.

Para un experiencia exclusiva, ofrecen un salón privado para 10 personas con una atención personalizada por parte del chef corporativo Cristian Balbontin o del chef de sucursal, donde puedes pedir un menú exclusivo. También cuentan con la mesa del chef que, con el mismo tipo de servicio, se encuentra en el comedor principal.

 

El mejor inicio

 

En Piso Cuatro Palmas también sirven esa cocina fusión internacional con ingredientes mexicanos, que tanto ha gustado en su sucursal hermana. Para comenzar la experiencia, te recomendados los tuétanos rostizados a las brasas, a los cuales les puedes añadir esquites con mayonesa al chipotle y queso parmesano o chicharrón de pulpo y rib eye. O bien, para refrescar el paladar, ordena el aguachile de camarón o de rib eye o, mejor aún, combinado, con una adictiva leche de tigre y salsa macha.

Otra gran opción es la degustación de conchas de temporada (cuatro piezas), provenientes de Ensenada. Las preparan con callo de hacha, camarones y una salsa a elegir más allá de la clásica rasurada. Tal es el caso de la ponzu yuzu o la nikkei con salsa chalaquita y leche de tigre con maracuyá.

 

Piso Cuatro

 

 

Cumplir con todos los paladares

 

El menú de Piso Cuatro —donde se conjugan experiencias, técnicas contemporáneas, ingredientes de temporada y un toque de originalidad—, es amplio y variado, hay para todos los gustos, planes y ocaciones. Su variedad de opciones te permite ir varias veces al mes y no repetir.

Dentro de sus apartados encontrarás arroces, cremas y pastas, ensaladas —como la mezcla original de carpaccio de queso de cabra con miel de trufa y fruta rostizada—, hamburguesas preparadas en pan brioche artesanal, tacos y tostadas —la de atún con sandía es infalible—, platos fuertes —prueba uno de sus clásicos: salmón trufado con queso de cabra y espárragos— y proteínas a las brasas, la técnica de cocción por excelencia de la cocina del chef Balbontin.

 

Gastronomía

 

Como plato fuerte, el pork belly es notable. Los bocados de la carne de cerdo son de lo más jugosos y suaves, contrastando con la textura crocante de la corteza y los sabores de la cebolla encurtida, el mole Xiqueño —de origen veracruzano a base de plátano macho— y el puré de camote.

En materia dulce, deléitate con postres de autor, perfectos para cerrar con broche de oro. A los más golosos les encantará el carajillo flameado: un brownie de triple chocolate coronado con helado de café y mousseline de espresso con vainilla, y flameado con licor 43. También sirven un más que apetecible tiramisú con mousse de limoncello y galleta con crocante de chocolate blanco y esferificación de limón eureka con manzanilla.

 

Propuesta a sorbos

 

Cocteles

 

La carta de alimentos está inspirada en la mixología, diseñada por el jefe de barra Omar Pérez Carreño. La barra es piedra angular de Piso Cuatro, tanto para abrir apetito o pasar una sobremesa agradable con tus amigos o familia, como para acompañar las entradas frescas y vibrantes del menú.

El show de la coctelería va hasta tu mesa en un carrito de avión, desde donde saldrán grandes creaciones como Silvestre, con gin, Aperol, mandarina y agua gasificada. También te convencerá Red Shower que, preparado con gin, jamaica, limón y top de ginger ale, se sirve en una tina.

También cuentan con una línea especial de coctelería tiki, confeccionada con frutas y licores. Nuestro favorito: Mamba Negra, con licor de hierbas, licor de cassis, vodka, mix de frutos rojos y dash de toronja.

Tips: todos los días a partir de las 17:00 encontrarás música de DJ, cada mes llevan a cabo una cena maridaje y ofrecen noches de jazz en vivo. Dónde: Av. Paseo de las Palmas 530, Lomas Virreyes/Lomas de Chapultepec, Miguel Hidalgo. Cheque Promedio: $600. Conoce más en su sitio web. 

 

También lee Tres restaurantes con terraza por descubrir. 

Elsa Navarrete

Elsa Navarrete

Mamá, gastrónoma, viajera, periodista, productora culinaria y coeditora de Food and Travel México. Con 10 años de experiencia, sus pasiones son documentar los viajes de la cocina y la cocina de los viajes, y hacer las maletas cada vez que puede con sus hijos, para disfrutar con ellos del planeta más hermoso del universo. Síguela en Instagram como: @letrasdesabores

Te podría interesar

Más sobre Restaurantes en México