Unas vacaciones de cuento de hadas en medio de una localidad fortificada o con callejuelas empedradas en las que creerás haber retrocedido en el tiempo, es lo que te harán sentir estos mágicos lugares. Te compartimos cinco ciudades, pueblos y localidades de origen medieval que pese a haber evolucionado, conservan su antigua esencia.

Cortona, Italia

Cortona

Entre olivares y viñedos, bajo el sol de la Toscana se encuentra Cortona, una ciudad amurallada de aire medieval. Dentro, sus calles laberínticas fundadas por los etruscos harán que tu mente se sitúe en el medievo y disfrutes la sensación de haber retrocedido en el tiempo.

Carcasona, Francia

carcassonne

Con solo una mirada a la ciudad de Carcasona, ubicada al sur de Francia, entenderás por qué fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Al interior de sus murallas resguarda 26 torres entre las que se encuentra la imponente Puerta Narbonesa. Sus calles repletas de pequeños locales te dejarán disfrutar de la tarde mientras bebes una copa o un café.

Besalú, España

Besalú

Besalú es un pequeño pueblo de Cataluña, fundado en el siglo X como una fortaleza entre las aguas de los ríos Fluviá y Capellades. La belleza de su arquitectura y paisajes te maravillarán, sobre todo el Puente Viejo, la Iglesia de San Vicente y la Judería.

Hallstatt, Austria

Hallstatt

La localidad austriaca de Hallstatt, la cual descansa a las orillas del lago Hallstätter See, pareciera estar ubicada entre las páginas de una historia de caballería. Al estar rodeada de cuevas y montañas, el paisaje resalta sus casas de color claro y techos negros que indudablemente cautivarán tus sentidos.

Dinant, Bélgica

Dinant

Dinant es una ciudadela conocida como la Hija del río Mosa, apodada así por estar a las orillas de éste. La Colegiata de Notre Dame es su mayor atractivo, iglesia que sobresale a lo alto del acantilado rocoso que la ciudad tiene a su espalda, además de la belleza de su paisaje natural y la vista desde la cima de su teleférico.

 

Te podría interesar

Más sobre Destinos del mundo