¿Sabías que los quesos de California reúnen lo mejor de dos mundos? Estas delicias lácteas son elaboradas siguiendo recetas europeas a través de innovadoras técnicas americanas. Para que sepas elegir a la hora de hacer tu compra, aquí te presentamos 5 tipos de queso elaborados en California. Además, también te contamos un poco más sobre el sello Real California Milk que los avala. Fotos: Adobe Stock

 

Quesos de California: garantía de calidad

 

Contar con un distintivo que certifique la calidad de nuestro comida es algo imprescindible hoy en día. Esto es aún más importante si lo que buscamos son alimentos saludables, deliciosos y cuya producción sea social y ecológicamente responsable. Pensando en ello, el Consejo Lácteo de California (CMAB, por sus siglas en inglés) ha creado el sello Real California Milk, que garantiza que un producto ha sido elaborado con leche 100% de vaca de la mejor calidad, obtenida por productores del estado certificados.

La próxima vez que busques un lácteo hecho con los mejores ingredientes y procesos, busca este sello, que podrás encontrar en los siguientes quesos de California:

 

Monterey Jack

 

Aunque su nombre nos haga recordar la capital del Nuevo León, este queso nació en California, específicamente en la ciudad costera de Monterey (ojo, en inglés se escribe con una sola «r»). Según se dice, lo inventaron los monjes de la misión de San Carlos Borromeo empleando recetas europeas, aunque su comercialización se debe a un empresario de nombre David Jack. Se le considera un queso blanco, con una maduración promedio de cuatro meses, y por ello tiene una textura que va de lo suave a lo semi suave.  Es un excelente queso para botanear o incluso para derretir, por eso no puede faltar en ninguna preparación de comida mexicana. También lo vas a encontrar adicionado con pimiento, comino, jalapeño y otras especias.

 

Monterey Jack, uno de los quesos de California

 

 

 

Mozzarella

 

Se trata de otro de los quesos de California con arraigo europeo, esta vez procedente de la región de Campania, al sur de Italia. Es blanco, de textura suave y delicada gracias a que se trata de un queso de masa hilada, lo cual quiere decir que hace hebras o hilos. Es un componente indispensable para la elaboración de pizzas, pues gratina perfectamente sobre la masa. Dentro del catálogo de quesos que forman parte de Real California Milk encontrarás mozzarellas de gran calidad que también podrás derretir en otros alimentos.

 

Queso mozzarella

 

 

 

Cheddar

 

Los cheddar son una familia de quesos originarios de la villa inglesa de Cheddar, aunque han cobrado gran popularidad en los Estados Unidos. A la vista, se caracteriza por su color que va del amarillo pálido al anaranjado, mientras que su textura es firme y un cerosa. Su sabor es intenso, en parte gracias a su maduración que suele rebasar los tres meses. Entre los quesos de California es uno de los más versátiles: se puede consumir solo o rebanado, y le va perfecto a sándwiches y hamburguesas. Otra opción es derretirlo y usar como cobertura de múltiples delicias o para dipear. También se le suele rallar y espolvorear para darle a tu comida un toque lácteo único.

 

Cheddar, popular entre los quesos de California

 

 

 

Burrata

 

Otra delicia procedente de Italia que en California han logrado perfeccionar gracias a la calidad de su leche y a los procesos empleados para elaborarla. Se le suele confundir con la mozzarella por su apariencia, pues también es un queso fresco, blanco, redondo y en forma de bolsa. Sin embargo, la burrata es más suave y cremosa, con una textura untuosa que recuerda a la mantequilla (de hecho, la palabra burro en italiano significa «mantequilla», lo cual refuerza esta similitud). Si le añades un poco de aceite de oliva, aceitunas y albahaca fresca, la burrata queda espectacular, como también lo es si la agregas a una ensalada fresca con jitomates o si la bañas con un poco de pesto.

 

Burrata

 

 

 

Mozzarella fresca

 

Finalmente, entre los deliciosos quesos de California no podíamos dejar de mencionar la mozzarella fresca, que no es más que una variante más húmeda del mozzarella convencional. Se suele elaborar con leche de vaca entera, de la mejor calidad, por ello su color es de un blanco puro y su sabor es más cremoso y suave. Lo podrás encontrar en envasado en agua, esto con la finalidad de preservar su frescura y temperatura óptimas. Y mientras que su «hermano» es el favorito de los pizzaiolos, la mozzarella fresca queda increíble en una ensalada con ingredientes Mediterráneos.

 

Mozzarella fresca

 

 

¿Verdad que se antojan todos? Si quieres conocer más acerca del sello Real California Milk y sobre los esfuerzos del Consejo Lácteo de California, dirígete a su página oficial: lechedecalifornia.com

También te puede interesar: Maridaje de vino y quesos: la guía para celebrar

Te podría interesar

Más sobre Mundo Gourmet