Trucha marrón entera con salsa piri piri de garbanzos y vegetales

 

En este plato maravillosamente equilibrado de trucha marrón, la salsa de garbanzo aporta calidez y es el complemento ideal para una vibrante mezcla de vegetales dulces y tiernos.

 

Porciones: 2.

 

Ingredientes

 

  • 2 piezas enteras de trucha marrón de
  • 550 g, sin vísceras y sin cabeza
  • 2 cdas. de aceite de oliva virgen extra
  • Sal de mar y pimienta negra, al gusto
  • 4 ramitas de orégano

Para la salsa piri piri de garbanzos

  • 3 cdas. de aceite de oliva virgen extra
  • 125 g de echalotes, finamente picados
  • 1 chile rojo grande, sin semillas y picado
  • 2 pimientos rojos asados, picados
  • 2 dientes de ajo, finamente picados
  • 1 limón, la ralladura
  • 1 lata de 200 g de garbanzos, drenados
  • 2 cdas. de hojas de menta, picada
  • 2 cdas. de orégano picado
  • Sal de mar y pimienta negra, al gusto

Para los vegetales

  • 2 cdas. de aceite de oliva virgen extra
  • 25 g de mantequilla con sal
  • 150 g de cebollas de Cambray o echalotes pequeños, pelados
  • 2 dientes de ajo, finamente picados
  • 150 g de ejotes, sin puntas
  • 150 g de chícharos chinos, cortados en diagonal
  • 1 elote, desgranado
  • 150 g de chícharos
  • Sal de mar, al gusto
  • 150 g de habas, sin cáscara

 

Procedimiento

 

  1. Iniciar por la salsa piri piri de garbanzos. Calentar el aceite y cocinar los echalotes durante cuatro minutos a fuego bajo. Añadir el chile, el pimiento rojo y el ajo, cubrir y calentar por unos minutos.
  2. Mezclar con la ralladura de limón. Incorporar los garbanzos. Agregar la menta picada y el orégano. Sazonar con sal y pimienta. Reservar. Para los vegetales.
  3. Calentar el aceite y la mitad de la mantequilla en una sartén. Agregar las cebollas, tapar y cocinar a fuego bajo durante 2 minutos. Añadir una cucharada de agua y continuar cocinando durante 5 minutos, hasta que la cebolla esté suave. Incorporar el ajo, apagar el fuego y dejar cubierto.
  4. Cocinar los ejotes en agua hirviendo con sal durante 2 minutos. Agregar los chícharos chinos y los granos de elote, cocinar por 1 minuto. Si las habas están tiernas y dulces, añadir y cocinar durante 1 minuto. De lo contrario, utilizar una sartén para cocinarlas, escurrir, retirar la piel y mezclar con los otros vegetales.
  5. Escurrir todos los vegetales con un colador y refrescar bajo el chorro de agua fría para no cocinar de más. Precalentar el horno a 220 ºC. Enjuagar la trucha y secar con papel de cocina.
  6. Verter una cucharada de aceite en un recipiente para hornear poco profundo y colocar la trucha dentro. Condimentar las cavidades y la piel del pescado con sal de mar y pimienta negra recién molida. Colocar dos ramitas de orégano en cada cavidad y verter encima el resto del aceite.
  7. Hornear durante unos 20 minutos (dependiendo del tamaño del pescado), hasta que la piel esté dorada y la carne se desmenuce fácilmente. Para servir, poner la mantequilla restante en la sartén junto con las cebollas.
  8. Agregar el resto de los vegetales y, a fuego medio, calentar por un minuto. Verter en tazones. Servir el pescado acompañado con salsa piri piri y los vegetales.

 

MARIDAJE F&T

 

Vino blanco con aromas a pera, piña y fruta madura; en boca tiene acidez y untuosidad.
Sugerencia: Bramare Chardonnay Marchiori Estate, Viña Cobos.

 

También lee Truchas contentas, comensales agradecidos. 

LEE nuestra
revista digital

Febrero - Marzo 2024
Febrero - Marzo 2024

FOOD AND TRAVEL PLAY

Te podría interesar

Celebra el día mundial de la pizza

Celebra el día mundial de la pizza

Descubre muchas formas de celebrar el Día Mundial de la Pizza: con recomendaciones, historia e incluso una receta para prepararla en casa. Sin duda, todos amamos sta preparación y hoy, más que nunca, es un gran momento para disfrutar de tu favorita.

Más sobre

Huevos: más allá de los de gallina

Huevos: más allá de los de gallina

La cocina ha tenido un constante aliado; discreto pero siempre presente. Ya sea como protagonista o un ingrediente más en la receta, el huevo es esencial en un sinfín de recetas y aunque los de gallina son los más consumidos, existen alternativas como los de pato, de codorniz o de avestruz. ¿Te atreves a probarlos?