Rösti de papa con hojas verdes a la mantequilla

Se trata de un desayuno abundante que requiere poco tiempo y esfuerzo para prepararse.

Está lleno de proteínas, carotenoides y fibra; además, es excelente para mantenerte saciado durante todo el día..

 

Porciones: 1 porciones

Ingredientes:

  • 1 papa pequeña, limpia, lavada y rallada
  • 1 cebolla cambray, cortada en julianas
  • 1 cda. de harina integral (la harina sin gluten también es útil)
  • 1 huevo grande
  • Aceite de oliva, para freír
  • 2 cdtas. de mantequilla con ajo
  • 1 puñado grande de hojas verdes (puede ser la mitad de col rizada y la otra mitad
  • de espinacas)

 

Procedimiento:

  1. Colocar la papa rallada, la cebolla de cambray y la harina en un tazón y mezclar bien. Añadir el huevo y mezclar de nuevo hasta obtener una mezcla similar a una pasta.
  2. Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén hasta que esté caliente; a continuación, añadir la pasta al centro de la sartén en forma de tortita, asegurándose de que los ingredientes estén bien comprimidos.
  3. Freír durante 3 o 4 minutos por cada lado, o hasta que los rösti estén dorados, crujientes y firmes.
  4. Mientras tanto, derretir la mantequilla con ajo en una sartén, añadir las hojas verdes y saltear hasta que se ablanden.
  5. Servir encima de los rösti.

LEE nuestra
revista digital

Febrero - Marzo 2024
Febrero - Marzo 2024

FOOD AND TRAVEL PLAY

Te podría interesar

Más sobre

Vinos de Oregon ideales para maridar

Vinos de Oregon ideales para maridar

Te contamos lo que necesitas tomar en cuenta al comprar un vino de Oregon, la región vitivinícola más joven de Estados Unidos, y los momentos imperdibles que vivimos durante su degustación.

Francia y su singular tradición de té

Francia y su singular tradición de té

De privilegio para ricos, a una de las bebidas más cotidianas y democráticas entre su población, el té experimentó un singular viaje a Francia. Hoy, más de 140 salons de thé confluyen a lo largo y ancho de París; hace menos de 200 años el simple hecho de pronunciar su nombre provocaba una profunda animadversión […]