De ser la población más vulnerable durante la pandemia, los viajeros mayores de 60 años han pasado a ser los viajeros más codiciados por los destinos turísticos. Te contamos por qué. Fotos: Unsplash. 

 

 

Del encierro a la libertad

 

El anuncio del inicio de la pandemia global hizo que el horizonte para los viajeros mayores de 60 comenzara a lucir muy poco prometedor. Este segmento poblacional corría más riesgo de sufrir complicaciones a causa del contagio de COVID-19, por ello fueron las primeras personas en ser confinadas. Las imágenes de abuelitos conviviendo con sus familias a la distancia dieron la vuelta al mundo, convirtiéndose en el retrato de una era marcada por lo virtual.

Afortunadamente, este grupo de edad fue también el primero en recibir las primeras dosis de vacunación, reanudándose así la posibilidad de volver a ver viajeros mayores de 60 en los caminos, destinos y aeropuertos. Lo anterior lo saben bien varios gobiernos y organizaciones, quienes se alistan para recibir a más turistas senior.

 

 

 

 

España, a la caza de viajeros mayores de 60

 

El caso más notorio es el del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad. Este colectivo reúne a las urbes españolas cuyos cascos históricos han sido reconocidos por la Unesco. Ante el avance de la vacunación entre adultos mayores, sus 15 ciudades miembro preparan una serie de atractivos para complacer a los viajeros mayores de 60. Entre las novedades se encuentran nuevas opciones de movilidad, espacios culturales renovados e iniciativas gastronómicas.

 

 

 

 

Otras características que los destinos turísticos valoran de los viajeros mayores de 60 años, son el hecho de que sus ingresos suelen ser más estables y generalmente tienen gastos menos dispersos. Esto significa que pueden generar una derrama económica mayor en aquellos sitios que dependen del turismo para su subsistencia.

Por si fuera poco, la brecha tecnológica que separaba a los adultos mayores de otros grupos de población se ha estrechado, pues cada vez más abuelitos han logrado dominar el uso de smartphones y computadoras.

 

 

El escenario mexicano

 

En el caso de México, el mejor ejemplo de que el turismo senior comienza a ser valorado se encuentra en la Ley General de Turismo. Esta norma, recientemente modificada y aprobada en la Cámara de Diputados, hoy cuenta con incisos que aclaran la importancia de la inclusión de las personas mayores en la actividad turística.

En ellos se especifica que es responsabilidad del Fondo Nacional de Fomento Turístico generar infraestructura accesible a los adultos mayores. También establece que los prestadores de servicios deben considerar todo lo necesario para que este segmento disfrute de condiciones adecuadas.

Y aunque el avance de la vacunación continúa, el hecho de que muchos de ellos ya cuenten con la segunda dosis brinda ánimos al sector. El Turismo siempre ha recibido con los brazos abiertos a los viajeros mayores de 60 por su respeto y compromiso con los destinos.

 

 

 

 

También te puede interesar: OMT: recuperación del turismo mundial será en segundo semestre del año.

Te podría interesar

Más sobre Noticias

VER MÁS