En punto de las dos de la tarde dio inicio la tercera edición de Caminos de Querétaro, GastroFest 2020 que en esta ocasión se llevó a cabo en Viñedos Azteca, quienes se denominan el viñedo más mexicano de Querétaro. En su evento presencial titulado Queretanísimo pudimos disfrutar de un jaripeo, una clase de coctelería con vino y una comida elaborada por una reconocida cocinera tradicional queretana. Todo cuidando las medidas sanitarias para tener un momento memorable sin olvidar la seguridad. Fotos: Jonathan Bastida. 

Mientras en el evento virtual, que arrancó a las tres de la tarde por el Facebook Live de Food and Travel, luego de la clase de coctelería, se pudo disfrutar de una exquisita cata impartida por la sommelier Susana Cardoso, en donde se cataron tres vinos de diferentes bodegas y dos quesos de Pradales, todos productos de la Ruta Arte, Queso y Vino de Querétaro.

 

 

Entre caballos, vino y platos tradicionales

 

Viñedos Azteca

 

Mientras nos refrescamos con el vermut que se elabora en esta vinícola, pudimos disfrutar de las suertes de un diestro charro quien floreó la reata para dar paso a las tradicionales manganas, donde dos jinetes cabalgando a todo galope, lazaron los cuartos de un potrillo hasta derribarlo. Sin duda, cada una de las suertes que estos charros exhibieron, nos dejaron sorprendidos.

Al terminar esta muestra de charrería, llamaron por los altavoces a cada familia para que pasaran a su mesa designada en el restaurante al aire libre que forma parte de Viñedos Azteca. Con ello, se respetaron la medidas de la sana distancia y nos invitaron a usar gel antibacterial y pasar a la toma de temperatura.

Una vez que todos estuvimos en nuestros sitios, comenzó la clase de coctelería impartida por la sommelier Susana Cardoso. Con los ingredientes en la mesa, pudimos preparar dos cocteles, con nombres muy sugerentes: Pirinola, con tequila blanco, vino espumoso, agua tónica, fresas y romero fresco; y el Trompo, con vino tinto, agua tónica, tequila blanco, rodaja de naranja y de limón, y menta.

 

Viñedos Azteca

 

La comida corrió a cargo de Juana Nolasco, cocinera tradicional de segunda generación proveniente del Pueblo Mágico de Amealco. Entre los tiempos destacó la tostada arriera, que es uno de los platillos insignia de la comunidad, ya que era la comida que los arrieros comían entre 1930 y 1940. Se trata de una tostada de maíz morado amartajado, con frijoles, nopales encurtidos y queso ranchero.

Como segundo tiempo, los asistentes pudieron hacer su propia quesadilla al comal. Mientras el plato fuerte consistió en mole de guajolote de Amealco acompañado con arroz y ayocotes maridado con el vino premiado de Viñedos Azteca: Cahuayo, el cual fue el más gustado de la mesa.

 

 

Delicias a la distancia

 

Para quienes prefieren quedarse en casa, también hay experiencias memorables al adquirir una canasta que contiene tres vinos de distintas bodegas y dos quesos, con los que se realiza una cata vía streaming por la cuenta de Food and Travel de Facebook.

En esta ocasión, la sommelier Susana Cardoso inició la cata con Viña Doña Dolores Semi Seco de Finca Sala Vivé Freixenet. Un vino espumoso, que se distingue por sus finas burbujas y sus notas florales y frutales. El segundo vino a catar se trató de Inédito Blanco de Bodegas De Cote, un etiqueta que ha sido distinguida con medalla de plata en el Concurso Mundial de Bruselas.

 

Vinos

 

El último vino a catar se trató de Cahuayo, el vino más premiado de Viñedos Azteca, que en su añada 2017 obtuvo medalla de plata del Concurso Mundial de Bruselas. Esta mezcla de cabernet sauvignon y malbec, nos regaló exquisitas notas a frutos rojos y negros maduros.

Por su parte, Mónica Alcocer, propietaria de la quesería Pradales y quien elabora los quesos, explicó que sus productos se elaboran con leche de ovejas que son alimentadas en pastizales libres de fertilizantes, insecticidas ni pesticidas. En la cata pudimos probar el madurado en vino tinto, un queso consistente con notas aromáticas deliciosas, y el madurado por cuatro o cinco meses, de una textura suave y un sabor mantequilloso.

Mónica nos contó que en Pradales, además producen aceite de oliva y conservas frutales para acompañar los quesos. Para conocerlos, puedes solicitar un recorrido guiado en su rancho en Huimilpan (IG:@quesospradales).

 

Quesos Querétaro

 

 

Vive Caminos de Querétaro GastroFest

 

Este festival gastronómico inició en octubre y terminará en junio de 2021, consiste en eventos presenciales que se realizan los sábados cada 14 días en distintas vinícolas, restaurantes y queserías de la Ruta Arte, Queso y Vino.

La siguiente edición se llevará a cabo en la Hacienda Atongo el 5 de diciembre. La canasta para la experiencia virtual contendrá un vino Estampida Rosado de Viñedos del Polo, un Lavino Crianza Tinto de Hacienda Atongo y un vino espumoso Paloma Brut de Cava. Además de 200 gramos de queso Däbehé y 200 gramos de Viña Milagro de Rancho San José María.

 

Viñedos Azteca

 

Si quieres adquirirla, debes saber que tendrá un costo $1,537 pesos y puedes hacer tu depósito o transferencia en el Banco BBVA a nombre de Comercial TNSMEX, S.A de C.V. a la cuenta 0171685201. Para la experiencia presencial busca los pormenores y costos del evento en nuestras redes sociales. @FoodandTravelMX

Te podría interesar

Más sobre Festivales