El Día Internacional de la Mujer fue el motivo por el cual la chef Josefina Santacruz de Supra organizó una cata maridaje con sus platillos y tres de las etiquetas que ofrece en su carta de vinos. Aquí te contamos en qué consistió esta deliciosa experiencia. Fotos: Cortesía.

Durante las tardes calurosas de esta época se antoja tomar bebidas refrescantes en un sitio al aire libre; por esa razón, nos encantó acudir a Supra Roma Rooftop. Su ubicación en un piso 16 y su estructura con grandes ventanales y techos corredizos, regalan espectaculares vistas mientras se disfruta de la gastronomía de su chef Josefina Santacruz.

 

 

En correspondencia con el 8 de marzo Día Internacional de la Mujer, en esta ocasión solo acudimos mujeres para ser parte de una cata maridaje de vinos rosados con los suculentos platillos de Supra, que giran en torno a la Ruta de las Especias.

 

Al natural

 

La cata inició con el vino rosado Árbol de Fuego, de la vinícola Pijoan del Valle de Guadalupe. Se trata de un vino natural, el cual no tuvo manipulación humana y no se filtró, por lo que a la vista se ve turbio –mantiene los sedimentos de la fermentación.

Está hecho con uvas zinfandel, garnacha y colombard. Tiene notas a toronja, sandía, nectarina y mandarina; en el paladar, tiene un sabor terroso y a frutos rojos. Es fresco, ligero y fácil de tomar, ideal como aperitivo o para abrir una rica comilona con ingredientes de mar.

Por esa razón, Josefina Santacruz eligió dos de las tostadas de mariscos que ofrece en Supra Roma Rooftop: la de atún con aceite de ajonjolí y ralladura de limón encurtido, que va sobre un wonton frito con guacamole de medio oriente, y la tostada de pulpo, con un alioli de charmula (mezcla de especias) y una salsa picosita de chiles toreados.

 

 

 

 

Mezclas poderosas

 

La siguiente etiqueta a catar fue Lilit, de Cava Prudhomme, también del Valle de Guadalupe. Es un vino rosado de uva garnacha, interesante por su color brillante y vivaz, de aromas a ciruelas jóvenes y duraznos. En la boca es redondo; tiene una acidez con un ataque directo y su sensación de burbuja se debe a que no fue filtrado.

A diferencia de otros caldos rosados, éste es muy corpulento, por lo que acompañó perfecto los camarones kataifi envueltos en pasta burma, cocinados al horno y acompañados de un chutney picante de hierbabuena y cilantro.

 

 

 

 

El dulce sabor de Supra con acento potosino

 

El último vino fue Nicole, proveniente de Cava Quintanilla, en San Luis Potosí. Es un 100% nebbiolo, y aunque no está catalogado como semidulce, así se percibe en el paladar. Sus aromas recuerdan a unos duraznos en almíbar recién servidos.

Cerramos este maridaje con un pastel de dátil y nuez con helado de jocoque, una receta familiar de nuestra querida Josefina Santacruz. La mezcla fue deliciosa.

 

 

Estos son tres de los seis vinos rosados que por ahora Supra Roma Rooftop ofrece en su carta de vinos. Disfruta de la espectacular vista de este restaurante y acompaña tu copa con todas las delicias de Medio Oriente que aquí se sirven. Dónde. Álvaro Obregón 151, PH, Roma Norte, Cuauhtémoc. CH: $700. Horario: M-D, 10:00 a 22:00. supraroma.com

Te podría interesar

Los protocolos del té

Los protocolos del té

Food and Travel | Los protocolos del té ha dado vida a incontables métodos de infusión, utensilios e incluso reglas para su correcta apreciación.

Más sobre Bebidas

VER MÁS