Llegar a este pedazo de paraíso, que se mimetiza con el paisaje desértico de Puerto Los Cabos, significa adentrarse en la marca de ultralujo de Ritz-Carlton. Hotel Zadún, a Ritz-Carlton Reserve se postula como un refugio exclusivo que proporciona un respiro, una pausa, para relajarse y desconectarse de todo a través de una estancia llena de cuidados genuinos y detalles. Aquí te decimos las razones por las que amamos este hotel. Fotos: Cortesía. 

 

1.- Es un escondite auténtico

 

Solo existen cinco Ritz-Carlton Reserve en el mundo y Hotel Zadún es el primero en México. Esta marca es la crème de la crème: se distingue de los otros hoteles Ritz-Carlton por ser propiedades más pequeñas que se encuentran en lugares remotos y no en destinos comerciales. Su slogan “De tu casa a los confines del mundo” confirma esta intimidad que solo brinda un rincón apartado de todo.

“No estamos donde se encuentran la mayoría de los hoteles. Zadún está en Puerto Los Cabos, un área retirada de la zona hotelera que al mismo tiempo está bien ubicada por estar cerca de las galerías de arte y los restaurantes de San José del Cabo”, comenta Liliana Lara, Marketing & Communications Manager.

hotel Zadún a Ritz-Carlton Reserve

 

 

2.- Las habitaciones son excepcionales

 

Las vistas al Mar de Cortés gobiernan a Zadún, a Ritz-Carlton Reserve, donde 115 habitaciones y suites distribuidas en 42 villas de dos pisos, que se extienden a lo largo de las laderas naturales del terreno, aguardan para que descanses y sientas la belleza y la serenidad que se viene a buscar a Los Cabos. Cada una de ellas cuenta con una piscina privada perfecta para disfrutar del cálido sol desde la privacidad de tu terraza.

Aquí le proporcionan al huésped el más alto nivel de comodidad: vestidor con útiles amenidades como sombreros, bolsas y diferentes batas, un cuarto de baño amplio con lavabo doble y una idílica tina diseñada para un baño relajante y confortable, ducha en exterior, cama de ensueño… Y la lista podría seguir. ¿Uno de nuestros favoritos? Los bocados que te dejan y representan diferentes partes de la península de Baja California como el queso de Ojos Negros y las aceitunas de San Antonio de las Minas.

 

hotel Zadún a Ritz-Carlton Reserve

 

El diseño interior le rinden tributo al arte mexicano local y auténtico. Cada rincón está decorado con detalles artesanales: desde los textiles hasta la pared de la cabecera, la cual pareciera un papel tapiz pero que en realidad es un textura de cemento lograda a mano por una familia completa que estuvo trabajando más de seis meses.

La joya de la corona es Grand Reserve Villa, el alojamiento más suntuoso, con un tramo de playa. Sus 548 metros cuadrados, en dos pisos, abrazan cinco habitaciones, un comedor al aire libre, una cocina equipada, un gimnasio privado y excepcionales obras de arte.

 

3.- La atención es altamente personalizada

 

Al llegar a Zadún, a Ritz-Carlton Reserve, un tosoani —que significa “vigilante del sueño” en náhuatl—, recibe al huésped con un té de jamaica y damiana, endulzado con jarabe de agave. Aquí, el check-in no se realiza en el lobby, sino en la comodidad de la habitación.

Esta suerte de asistente privado se encarga de guiar toda la estancia y coordinar la logística de cada una de las experiencias. ¿Necesitas reservar un restaurante o información precisa del hotel? Solo se manda un mensaje al tosoani, y él con gusto te asistirá en lo que necesites.

Lo más importante es la conexión humana, la atención al detalle desde que llegas. Independientemente de que sea habitación, suite o villa, la experiencia del tosoani está incluido como servicio para todos como parte del contacto humano, uno de los pilares de Ritz-Carlton Reserve”, afirma Liliana Lara.

 

Los Cabos

 

 

4.- Ofrece altas experiencias gastronómicas

 

En Zadún, a Ritz-Carlton Reserve, coexisten siete espacios dispuestos a ofrecer experiencias gastronómicas de alto nivel, gracias a menús cuidadosamente elaborados que satisfacen cualquier antojo. Uno de ellos es El Barrio, que ofrece una experiencia inspirada en la cultura mexicana, una combinación de delicias callejeras durante el día y una interpretación más elaborada de la gastronomía nacional por la noche.

Los huéspedes también pueden disfrutar de una gran selección de ceviches en Equis y de la cocina latinoamericana a la parrilla, los cálidos atardeceres y una amplia carta de vinos en Humo. Estas ofertas terminan de elevarse con el bar del hotel alojado en una gran estructura de hierro forjado: Candil, que ofrece vistas al mar, cocteles insignia y clásicos y destilados de agave.

 

Los cabos

 

 

5.- El spa es un mundo en sí mismo

 

En esta lista, obviamente, tiene que estar el espacio de bienestar de Zadún, a Ritz-Carlton Reserve: Spa Alkemia que, considerado uno de los más grandes de Los Cabos, asemeja un auténtico oasis en medio del desierto con un notable circuito de hidromasaje al aire libre. Aquí, la sugerencia más atinada es rematar cualquier tratamiento o masaje en el cuarto de savasana. Se trata de 30 o 60 minutos de relajación a través de sonidos, ritmos y estilos de música. Esta experiencia de sanación sonora lleva al cerebro a un estado meditativo profundo.

También destacan los Zadún Rituals, que pueden incluir exfoliación, envoltura corporal, masaje, tratamiento en cabello y facial, los exfoliantes y mascarillas al aire libre en un jardín privado y el menú conciso de tratamientos enfocados para el hombre. Además, para eventos especiales o disfrutar con un grupo de amigas, se puede reservar la Casita privada, que es un spa dentro del spa.

 

hotel Zadún a Ritz-Carlton Reserve

 

 

6.- Las experiencias son alrededor de la naturaleza

 

Siempre es buena idea aprovechar la desconexión de la rutina y la cotidianidad para conectarse con el entorno. Jean-Michel Cousteau’s Ambassadors of the Environment es un programa que busca inspirar a los huéspedes a explorar y valorar las maravillas naturales con diferentes actividades e información.

Todos los jueves, desde un área verde de Zadún, a Ritz-Carlton Reserve y con un telescopio, se lleva a cabo el Stargazing, donde se aprende sobre las estrellas y las constelaciones de la mano de los naturalistas de Ambassadors of the Environment. Con un costo extra, se puede hacer avistamiento de aves en el hotel o en el estero de San José o ser parte de una caminata alrededor de los jardines para conocer la fauna endémica del desierto. Habitaciones: desde $1,499 USD más impuestos. Conoce más en su sitio web. 

 

¿Listo para sumergirte en la elegancia natural del hotel Zadún, a Ritz-Carlton Reserve?

 

También te antojamos Candil Agave Bar. 

Elsa Navarrete

Elsa Navarrete

Mamá, gastrónoma, viajera, periodista, productora culinaria y coeditora de Food and Travel México. Con 10 años de experiencia, sus pasiones son documentar los viajes de la cocina y la cocina de los viajes, y hacer las maletas cada vez que puede con sus hijos, para disfrutar con ellos del planeta más hermoso del universo. Síguela en Instagram como: @letrasdesabores

Te podría interesar

Más sobre Hoteles

Razones para ir a Muluk Spa del Hotel Xcaret México

Razones para ir a Muluk Spa del Hotel Xcaret México

Después de todos los estragos de los últimos meses, es necesaria una buena dosis de relajación. Déjate consentir como te mereces en Muluk Spa, ubicado en Hotel Xcaret México. ¡Volverás a renacer con sus tratamientos!