El nombre «al-Andalus» aparece por primera vez en el año 713 d.C., en unas monedas acuñadas en Córdoba, España. Desde entonces, este vocablo ha tenido distintos usos: desde referirse al «paraíso” hasta nombrar el territorio de la península ibérica que estuvo bajo poder musulmán entre los años 711 y 1492. Fotos: Cortesía y Érick García.  

En la época actual, de difuminación de fronteras entre países sin perder la identidad cultural, al-Andalus es hoy un territorio más delimitado en la geografía de Ciudad de México, que nos transporta al actual Líbano con una miríada de sabores y aromas.

 

Sabores de la cultura árabe

 

El restaurante al-Andalus, con el generoso chef Mohamed Mazeh a la cabeza, te ofrece una propuesta de comida libanesa con toda la generosidad, amabilidad, hospitalidad y sensualidad de la que es capaz la herencia cultural árabe. Sí, esa tradición que permea toda la cultura hispana y la ciencia de nuestros días.

Si bien este espacio gastronómico ya cuenta con varias sucursales en Ciudad de México (Centro Histórico, Nápoles y el Centro Libanés, entre otras) al-Andalus ha abierto una sede en la Torre Aleph, muy cerca de Ciudad Universitaria.

La arquitectura interior de este novísimo espacio gastronómico en San Ángel nos recuerda las ondulaciones de la vestimenta de las danzantes árabes, pero con presencia y materiales muy contemporáneos.

 

Interior del restaurante Al-Andalus

 

 

Experiencia sensorial en al-Andalus

 

La propuesta del chef Mohamed Mazeh, quien arribó a México a finales de 1990, nos transporta de inmediato al Mediterráneo: el kibbeh crudo con trigo, confeccionado con carne de cordero, aceite de olivo, menta, ajo y cebolla nos da la bienvenida con frescura. Las hojas de parra envuelven la carne de cordero, el aceite de oliva, el arroz y el trigo con armonía y presencia.

 

Kibeh crudo

 

Ya vendría luego el kibbeh bola empanizado con trigo, un tradicional tabbouleh cítrico y una coliflor rostizada con pimiento y un toque de limón. Todo fue maridado con vino tinto Ribera del Duero, que dio al cordero matices diversos y bien atemperados.

Amante del comensal mexicano”, en sus propias palabras, Mazeh decanta en sus platillos la filosofía que lo ha consolidado entre la comunidad libanesa y entre los comensales nacionales: la amabilidad y la calidad. Estas cualidades van aparejadas con una experiencia sensorial completa. “La gastronomía tiene que ser de los cinco sentidos; tiene que ser completa hasta finalmente llegar al paladar”, afirma el chef de al-Andalus.

 

Keppe bola de Al-Andalus

 

 

Propuestas de maridaje

 

La experiencia se redondea con su propuesta de vinos. “El foco de la carta de vinos está en tres países: México, España y Líbano”, explica Mohamed Mazeh. Además, hay entre 80 y 90 etiquetas nacidas en territorio libanés.

En la novísima sucursal San Ángel de al-Andalus hay un menú esencialmente de comida árabe, aunque la presencia de otros platillos mediterráneos es notoria.

“Habrá muchas preparaciones totalmente diferentes a la comida de (la sucursal) Centro; será una carta moderna, contemporánea y más dirigida al concepto saludable”, finaliza Mazeh. Cheque promedio: $1,200 pesos. Dónde: Torre Aleph, Insurgentes Sur 2475, Barrio Loreto, San Ángel. También te puedes dirigir a su página web.

 

Chef Mohamed Mazeh

 

También te puede interesar: Casa D’Amico: clásica cocina italiana en el corazón de Polanco.

Te podría interesar

Más sobre Restaurantes en México