Awards food and travel
Lenovo¡Te invita a votar por tus favoritos!

Calli Private Kitchen: con sabor a hogar 

A todos nos llama el sabor a hogar, los aromas que produce un chilito tatemado, un mole rojo, las tortillas hechas a mano, un pollito de rancho, los huauzontles hervidos, ¡y qué decir de los sabores! En Calli Private Kitchen encuentras ese sabor casero con un toque gourmet muy sutil que evoca a las cocinas tradicionales de nuestro hermoso México. 

 

¿Que dónde está Calli Private Kitchen?

 

Primera pista, no es un restaurante, segunda pista, no hay meseros atendiendo, tercer pista, un mes comes gastronomía de Tlaxcala, al otro de Puebla, luego pruebas las delicias de Oaxaca, Chiapas, Ensenada, Mérida, entre otras. Se trata de un laboratorio gastronómico comandado por el chef Alfredo Chávez del restaurante Raíz, donde se experimenta, se crea, se hace magia para formar platillos tradicionales con sabor auténtico. 

 

Calli Private Kitchen

 

Se ubica en un departamento de Polanco (la dirección es top secret), las personas se enteran por recomendación, de boca en boca, a través del restaurante Raíz y poco a poco por medio de sus redes sociales. Paredes y techo negro, de un lado la cocina también en tono negro y en el otro extremo, un comedor para aproximadamente 12 personas. En medio una cómoda sala y cerca la terraza. Las recámaras y baño en otro apartado. 

 

Cocina endémica 

 

El uso del producto local e ingredientes de varias partes de la República Mexicana es la base. El chef Alfredo Chávez viaja a diversas partes de México y visita ranchos, va a las casas de las cocineras tradicionales para conocer más y a comprar muchos ingredientes para llevarlos a Calli. 

En nuestra visita probamos un menú de seis tiempos con platillos de Tlaxcala. La tostada de quelites tlaxcaltecas con un poco de maíz, pepita, col morada y jitomate, nos dio la bienvenida. El taco de conejo de monte con chorizo y tocino de conejo lo maridamos con cerveza Tempus Reserva Especial y las tortitas de huauzontle con pipián de vena, con mezcal: la última y nos vamos. 

 

 

Hongos de lluvia, chícharo, hoja de aguacate y laurel eran parte del texmole de guajillo. Además del pollo de rancho con papita de campo, cebolla y memelitas de salsa sofrita de chile de árbol, que fue de nuestros favoritos. 

Ya lo sabes, reserva algo diferente para tu evento privado, comida o cena especial, y olvídate de lo mismo. También infórmate en sus redes sociales para conocer los talleres de paellas, pizzas y pastas que imparten. calliprivatekitchen.mx