Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Chef Fernanda Covarrubias: el dulce ingenio de La Postrería

La chispa detrás de La Postrería, en Guadalajara, no es casualidad: es el resultado de un binomio creativo en el que destaca el ingenio de la chef Fernanda Covarrubias. 

Todos los caminos conducen a hacer lo que realmente nos apasiona, tal y como lo vivió Fernanda Covarrubias cuando, después de estudiar Turismo, encontró en la cocina su verdadero lugar en el mundo, y en La Postrería, su “espacio dulce mágico”. Siempre le gustó comer bien y, aunque su intención inicial era viajar, una parte de ella siempre se sintió atraída por la gastronomía. Durante su carrera se dio cuenta de que le gustaba cocinar, por lo que hizo prácticas en España sin tener muchos conocimientos técnicos, pero rápidamente logró que su dedicación le dejara mucho aprendizaje. 

En ese país conoció a Jesús Escalera, su socio, con quien más tarde formaría un restaurante exclusivo de postres a la carta, para manifestar su sentido artístico y creativo con la comida: “El mundo dulce es bastante amplio, pero en la parte del postre es más fácil expresarte a través de temperaturas, texturas y sabores”. Cuando Jesús y ella abrieron este lugar, tenía 24 años y sentía que no tenía nada que perder, por lo que se aventuró al proyecto, “y nos fue bastante bien, pese a que la idea sonaba atrevida en Guadalajara”. Desde entonces han pasado seis años, infinidad de cursos que imparten a profesionales y muchas temporadas de postres que crean felicidad en los afortunados que los degustan.

 

chef Fernanda Covarrubias

 

 

¿Quién está en tu mesa?

 

Antojos, inspiración de clásicos y de diferentes países. No hay un sistema definido que se siga para el proceso creativo; su filosofía es que no hay reglas. Presenta dos temporadas al año y solo se replantea las recetas para mejorarlas, pero lo que nunca puede faltar es el chocolate y la vainilla. “Sin ellos no habría pastelería”.

Fernanda considera que en un postre lo esencial es el sabor, y aunque los suyos son visualmente muy atractivos, la presentación ocupa el segundo lugar:De la vista nace el amor, pero nunca debe estar por arriba del sabor. La gente tiene que decir: está rico, y además está bonito”.

 

chef Fernanda Covarrubias

 

 

En el menú incorpora ingredientes que están en tendencia y éstos se pueden llegar a repetir porque son bien aceptados. Así pasó con el matcha y ahora con el haba tonka (semilla tropical), que usa infusionada o en ralladura. La única constante es una lección para los comensales de que no todo tiene que ser estrictamente dulce; nunca se abusa del azúcar y, por el contrario, sorprende con un balance de todos los elementos, que juegan con lo salado o lo ácido para generar experiencias.

 

En palabras de

 

Exploración culinaria

En mis viajes siempre voy a los mercados porque me gusta conocer sus sabores, ver qué es lo cotidiano para la gente y sentirme como local.

 

En femenino

La participación de las mujeres en el ámbito culinario ha cambiado. Soy parte de una nueva generación que está haciendo las cosas bien y me da mucho gusto que cada vez hay más referencia de nosotras.

 

chef Fernanda Covarrubias

 

Herencia gourmet

Siempre me ha gustado comer bien y le transmito eso a mis hijas, las llevo a todas partes y les inculco un buen paladar. Comen como cualquier adulto.

 

La llave de la felicidad


Estoy contenta conmigo. Hago las cosas para demostrarme algo a mí, por lo que me siento orgullosa. Es reconfortante que a través de tu trabajo inspires a más personas.

 

Gusto tropical

 

El maracuyá es una baya originaria de América que tiene dos variedades, una púrpura y otra amarilla; en México abunda la segunda. Su cáscara es gruesa y firme, y en su interior posee una pulpa brillante, acidulada y muy aromática, con pequeñas semillas comestibles.

Esta fruta ofrece poco contenido calórico, pero es rica en fibra y en vitaminas A y C. En La Postrería es uno de los ingredientes consentidos y destaca en la vitrina de sus platillos más vendidos: el pay de limón con maracuyá y el Lágrima Negra, que tiene un sorbete de esta fruta, el que la chef Fernanda contrasta con los sabores intensos del chocolate, ajonjolí negro y jengibre. Estos dos postres la han acompañado desde sus inicios y son un delicioso guiño a lo tropical.

 

También checa Dónde comer en Guadalajara.