¿De dónde viene la canción El burrito sabanero?

Con mi burrito sabanero, voy camino de Belén… Si me ven, si me ven, voy camino de Belén”…  Sin haber leído su letra o haberlas ensayado nunca, muchos mexicanos podemos cantar de memoria algunas de las 15 estrofas que integran El burrito sabanero. No tararear la canción es casi imposible porque su ritmo y tonada pegadizas la hacen destacar entre el resto de villancicos de estilo más solemne y meloso.

¿Sin embargo, te has puesto a pensar qué significa su letra o por qué el burrito es “sabanero”? Te lo desciframos.

 

De origen sudamericano

 

Aunque se trata de una canción muy arraigada en nuestro país, El burrito sabanero no es mexicana. De hecho, el mismo título revela que la canción fue compuesta por un venezolano, en concreto, el músico Hugo Blanco en 1972. La clave está en que “sabanero” es un término que se da a lo relacionado con la Gran Sabana, una región natural y cultural al sureste de Venezuela.

 

Hugo Blanco, compositor de El burrito sabanero

Foto: Diario Avance. 

 

 

La patria del burrito sabanero, un paraíso natural

 

La principal característica de la Gran Sabana son sus valles, colinas y tepuyes, mesetas de origen volcánico de donde suelen caer cascadas como el Salto Ángel, la más elevada del planeta con 979 metros de altura. Así pues, el burrito no es tabanero por estar rodeado de tábanos (como se ha rumorado) sino que es de la Gran Sabana.

 

Gran Sabana venezolana

 

 

A ritmo de cuatro cuerdas

 

Además de la procedencia del animal, dentro de la canción hay otra palabra que demuestra su origen venezolano y que invita a conocer más sobre su música. La tercera estrofa del villancico de Blanco dice: “Con mi cuatrico voy cantando, mi burrito va trotando”. La razón de que muchos cantemos mal esa parte es porque cuatrico hace referencia a un instrumento de cuerda muy típico de Venezuela: el cuatro.

Considerado el símbolo del folklor del país, el cuatro es muy parecido a la guitarra española, con la salvedad de que cuenta con solo cuatro cuerdas (de ahí su nombre) y que es de menor tamaño.

Cuatro venezolano

 

Su afinación alegre y ejecución enérgica lo hacen perfecto para acompañar danzas, e incluso se dice que su rasgueo golpeteado se asemeja al paso brioso de los caballos… o de un burrito que, a juzgar por la canción, se siente contento de caminar los 10 mil kilómetros que separan a Venezuela del pueblo palestino de Belén.

La próxima vez que ronde por tu cabeza, recuerda que esta canción es especial por lo que nos dice acerca de su país de origen.

 

¿Buscas más inspiración para celebrar la Navidad en casa? Checa estas 8 experiencias gastronómicas.