En tu próxima visita a Guadalajara, conoce el Lago de Chapala, el cuerpo de agua dulce más extenso de México, que se sitúa en un 86% sobre Jalisco y 14% en Michoacán. A lo largo de la ribera se levantan pueblos pintorescos llenos de tradición y cultura; dos de los más conocidos son Chapala y Ajijic, ambos a menos de una hora de la capital jalisciense. Textos: Blanca Campollo / Fotos: Blanca Campollo y Pixabay. 

Te compartimos algunas de las actividades imperdibles que puedes realizar en estos dos municipios; desde deportivas, recreacionales, culturales y gastronómicas.

 

 

Inicia tu recorrido

 

Lago de Chapala

 

Si viajas sobre la carretera Guadalajara-Chapala, el primer pueblo que encontrarás es Chapala o también conocido como el «Rinconcito del amor». Inicia tu paseo caminando por la avenida principal, pasa por la plaza con el kiosco, el mercado y la Parroquia de San Francisco de Asís, hasta llegar al malecón. Desde aquí tendrás vistas panorámicas y serás testigo de espectáculos culturales como los voladores de Papantla.

Desde el muelle podrás tomar una lancha y visitar las islas El Presidio que fungió como cárcel y Los Alacranes que alberga restaurantes, una capilla y un santuario Wixárika declarado Patrimonio Cultural Inmaterial.

 

 

Delicias autóctonas

 

Gastronomía

 

En cuanto a sus delicias gastronómicas, en el Lago de Chapala también encontrarás delicias como los charales fritos con chile y limón, la nieve de canuto de nuez y la nieve de garrafa sobre el malecón. Pasa por la Panadería Chapala y deléitate con los espejos, unas banderillas formadas por tres capas delgadas de masa, manteca y azúcar. Termina en la Dulcería Chapala, donde encontrarás una selección de dulces típicos de arrayán, jamaica y tamarindo al igual que cocadas y jamoncillos.

 

 

Pueblo pintoresco

 

Chapala

 

A tan solo unos minutos de Chapala, se encuentra el Pueblo Mágico de Ajijic. Continúa tu recorrido por este sitio y descubre sus calles empedradas, el sin fin de murales que adornan las fachadas, y las tiendas repletas de artesanías coloridas. Paséate por el malecón y no te pierdas del atardecer sentado sobre una de las bancas con vistas al lago. Antes de irte deberás probar el tachihual o la cema, panes ligeramente dulces horneados en horno de piedra.

 

 

Lánzate a la aventura

 

Lago de Chapala

 

Si te encanta la adrenalina, sobre las faldas de las montañas que rodean al lago podrás hacer cabalgatas, senderismo, bicicleta de montaña o rapel. En cuanto a actividades acuáticas podrás aprovechar y realizar paddle, kayak, wakeboard o esquí sobre agua.

 

 

Hospedajes de ensueño

 

Hospedaje

 

Si buscas extender tu visita, ambos municipios tienen propuestas y conceptos para satisfacer tus expectativas. En el corazón Chapala y frente a la plaza principal se encuentra el hotel boutique Plaza Chapala, un espacio acogedor que te traslada a otro siglo. Dónde: Francisco I. Madero 232, Centro Chapala. Costo: suites desde $1600 la noche.

Hospedate al pie del lago en La Reserva Club Privado & Resort, disfruta de una escapada con vistas de 360º. Dónde: Carretera Jocotepec – Chapala 960, Ajijic. Costo: habitaciones desde $2690 por noche.

Un poco más alejado se encuentra Monte Coaxala, un hotel de arquitectura prehispánica, con vistas mágicas que busca crear una atmósfera de relajación y reconexión. Dónde: Rafael Osuna 300, Fraccionamiento Raquet Club, San Juan Cosalá. Costo: suites desde $3500 por noche.

Ya que estás por Guadalajara, checa estos 5 lugares para saborear una deliciosa torta ahogada. 

Te podría interesar

Más sobre Destinos del mundo