Espárragos a la parrilla con burrata, yema de huevo y salsa de kumquat

 

La salsa de kumquat con cúrcuma contrasta bien con el queso y la yema de huevo, y acompaña maravillosamente a los espárragos a la parrilla, carbonizados y crujientes.

 

Rendimiento: 6 porciones

 

Ingredientes

 

  • 1 kg de espárragos
  • 2 cdas. de aceite de canola

Para la salsa de kumquat

  • 12 kumquats, en rodajas (disponible en aliexpress.com)
  • 2 cdas. de cúrcuma fresca rallada (disponible en chedraui. com.mx)
  • 1 vaina de vainilla, dividida longitudinalmente
  • 3 pzas. de anís estrella
  • 100 ml de miel

Para servir

  • 6 bolas de queso burrata 6 yemas de huevo
  • 6 cdas. de trigo sarraceno, previamente asado
  • Flores de cebollín u otra flor de cebolla

Procedimiento:

 

  1. Encender la parrilla y dejar que el carbón adquiera un brillo fino. Preparar la salsa de kumquat. Llevar a ebullición todos los ingredientes, junto con 300 mililitros de agua en una cacerola a fuego alto. Hervir durante unos 10 minutos, hasta que la salsa comience a espesarse y a hacer mucha espuma. Colar la salsa en un tazón con ayuda de un tamiz y presionar la mayor cantidad posible de kumquat.
  2. Pelar los espárragos hasta la parte superior. No es realmente necesario, pero lucirán bien. Secar y colocar en un recipiente junto con el aceite de canola. Mezclar para que los espárragos queden cubiertos de aceite; luego colocar sobre la parrilla. Mover hacia adelante y hacia atrás constantemente durante unos 5 minutos, asegurándose de que no se quemen demasiado. Retirar de la parrilla una vez que se hayan ennegrecido ligeramente.
  3. Para servir, tomar una bola de queso burrata y partir a la mitad con las manos. Colocar en un plato y dejar que la crema se escurra. Colocar un puñado de espárragos a un lado, una yema de huevo sobre la burrata y rasgar con un cuchillo para que se escurra sobre el queso. Rociar con 3 o 4 cucharadas de salsa de kumquat. Cubrir con trigo sarraceno tostado y flores de cebollín. ¡Disfruta tus espárragos a la parrilla!

Nota: Los tallos de las flores de cebollín y las flores de cebolla no son comestibles cuando están crudos, pero si los asas a la parrilla, son deliciosos y ofrecen un encantador toque de sabor a cebolla.

 

Maridaje F&T

 

Vino blanco, riesling, España. Notas a flores blancas, laurel y manzana verde; en boca es seco, afrutado, ligero y brillante. Sugerencia: Riesling Monóvar.

 

 

También puedes preparar:  Sopa de jitomate

Te podría interesar

Huitlacoche con rajas poblanas

Huitlacoche con rajas poblanas

Prepara esta deliciosa receta de huitlacoche con rajas como una opción para la temporada de vigilia o úsala en plena temporada de los ingredientes. ¡Te encantará!

Más sobre Recetas

¿Cómo se prepara un taco ceremonial?

¿Cómo se prepara un taco ceremonial?

La chef Xrysw Ruelas Díaz, de Xokol Antojería, nos enseña cómo pigmentar y tatuar un tortilla de maíz criollo para agradecer a los dioses por la cosecha del año.