¿Habías escuchado hablar de la Soul Food o la comida para el alma? Pues eso es lo que podrás encontrar en Garri’s Hot Chicken, restaurante nuevo en la colonia Roma, que además de llenar tu estómago con deliciosas preparaciones, también te alimentará el alma. Aquí te contamos más sobre este estilo de comida y de este nuevo spot. Fotos: Cortesía. 

La cocina “Soul” o “Soul Food”, como se la llama en el sur de los Estados Unidos, es herencia de ese periodo trágico en la historia de ese país. Corrían los tiempos de la esclavitud, en los campos de algodón de Georgia, Mississippi y Alabama, y los esclavos, traídos por la fuerza desde África, junto a sus hijos nacidos en América, cantaban para calmar su sufrimiento -de allí surgió la música gospel-.

La cocina también era una forma de conjurar el dolor de estar lejos de su tierra. “En las barracas donde vivían, preparaban platillos calóricos, con recetas del África que añoraban y los ingredientes que tuvieran a mano, que en general eran escasos y de bajo valor nutrimental. Estos alimentos buscaban, en primer lugar, ser una fuente de energía para afrontar las arduas labores en el campo, que podían durar casi todo el día”, cuenta el argentino Adrián Gioia, uno de los socios de Garri’s Hot Chicken, pequeño restaurante ubicado en la Roma Norte, recientemente inaugurado.

 

Garri's Hot Chicken

 

 

Garri’s Hot Chicken: De los campos de algodón al fine dining

 

Para homenajear a la comida Soul, que nació de la lucha por sobrevivir y que hoy forma parte del menú de muchos restaurantes gourmet, Adrián, la emprendedora venezolana Andreína Behrens, y el chef mexicano Ricardo Garrido -Garri, como le dicen sus amigos y como bautizaron al lugar- fundaron sobre la calle Querétaro, en la colonia Roma, de la CDMX, este restaurante ambientado al estilo diner.

Su carta se especializa en comfort food: sándwiches de pollo frito y otros platillos del recetario sureño, como ensalada de col -muy solicitada para Thanksgiving-, sliders de pollo frito -pequeñas hamburguesas de pollo frito- y un mac n’cheese súper cremoso. Aquí el pollo frito se hace sin piel, pero para los que extrañan ese sabor extra crujiente, se sirven chicken skins, para aderezar con diferentes salsas caseras.

Unas líneas aparte merece la estrella del menú de Garri’s Hot Chicken: los pepinillos fritos, cuya historia se remonta a los años 60, más específicamente, en el restaurante Duchess Drive-In, en el pueblo de Atkins, Arkansas. “Hay disputas sobre quién inventó este platillo: el Hollywood Cafe, ubicado en Robinsonville, Mississippi, también jura que es el la ‘cuna del pickle con eneldo frito’”, cuenta Adrián. Historiadores de la gastronomía sureña aseguran que el artífice de esta botana fue el dueño del Duchess, Bernell Fatman Austin, porque además, su negocio estaba ubicado justo enfrente de una fábrica de pickles y encurtidos. 

 

Postre reconfortante

 

Postre

 

En Garri’s Hot Chicken, después de más de 100 pruebas hasta dar con la fórmula correcta, Ricardo Garrido creó esta botana que consiste en pepino persa encurtido con eneldo y otras especias, rebozado con cerveza y frito. Para calmar la sed, sirven cerveza queretana, mezcal, refrescos y malteadas de fresa, vainilla y chocolate. Para el otoño, tienen un estreno: Fried Oreos, un postre hecho con las famosas galletas recubiertas con una masa tipo Hot Cake que se fríen y sirven con caramelo. ¿Qué tal? 

Dónde. Querétaro 188, Roma Norte, CDMX. Garri´s Hot Chicken abre de martes a domingo de 2pm a 10pm y hace envíos a domicilio a través de Rappi, Uber y Didi. IG: @garrishotchicken

 

También lee 5 lugares para comer pollo frito en Ciudad de México. 

Te podría interesar

Más sobre Restaurantes en México