Siempre es buen momento para escaparse a la naturaleza, y las cabañas de Wander Cabins son un refugio ideal para estar en contacto con el entorno natural y con nuestros hijos. Caminar entre senderos llenos de vegetación, disfrutar de una tarde de juegos de mesa, hacer una fogata y contar cuentos, dormir y despertar a la orilla del río: así fue como practicamos el glamping en Malinalco. ¡Descubre cómo fue esta escapada en familia! Fotos: Elsa Navarrete.

 

Tiempo para ellos con el glamping en Malinalco

 

Empezaré este texto con algo de motivación para que tomemos las maletas cada vez que podamos y nos escapemos con nuestros pequeños viajeros a la calma que regala la naturaleza, como en esta ocasión que practicamos glamping en Malinalco. Cuando me siento ausente, que mi cabeza está inmersa en los pendientes del trabajo, repienso en esa gran paradoja de la vida que me hace recordar que la compañía de nuestros niños es un regalo para disfrutar en el presente.

Esto es lo que suele suceder: cuando los hijos están pequeños y quieren estar con sus papás sobre todas las cosas, los papás están muy ocupados para pasar suficiente tiempo con ellos y, muchas de las veces, el trabajo resulta ser más importante. Cuando los padres ya tienen tiempo para estar con ellos, ahora ellos son jóvenes y ya no les interesa estar con sus padres, ahora prefieren estar con sus amigos, su novia o novio, haciendo lo que a ellos les gusta.

 

Glamping en Malinalco

 

No debemos confundir nuestras prioridades, no hay que olvidar el lugar que ocupan nuestros hijos en nuestras vidas… Porque no siempre estarán esperándonos en la puerta con una sonrisa, ansiosos por jugar o estar con nosotros. Porque no siempre se refugiarán en nuestros brazos. Para ellos también transcurre el tiempo y gozarlos al máximo durante su niñez debe ser nuestra prioridad, porque una vez que esta etapa se vaya, no volverá jamás.

 

Glamping: rodeados de naturaleza cómodamente

 

El precio de la prisa es muy alto y no debemos por qué pagarlo, solo por la creencia de que solo así sé es productivo. Y aquí mi consejo: podemos ver en los viajes un aliado para bajar el ritmo e invertir en crear memorias llenas de alegría, risas, aprendizajes y amor. Para disfrutar a nuestros niños con plena consciencia, planeemos miniescapadas todo el tiempo, como un glamping en Malinalco, donde te pierdes en el bosque, sin perder comodidad y cerca de Ciudad de México.

Olvidando un poco eso de montar las casas de acampar y los sleepings a ras del pasto, se puede dormir en casas de árbol, cabañitas o tipis para practicar glamping, es decir, acampar con glamour, con más lujos que “incomodidades”. Estos refugios —que sí, es más costoso que acampar— ofrecen lo mejor de ambos mundos. Por un lado, tienen cómodas instalaciones como baño, regadera, cama y cocina, y por el otro, te sientes casi como si durmieras al aire libre, en plena naturaleza.

 

Glamping en Malinalco

 

 

Wander Cabins: una gran experiencia natural

 

Las magníficas cabañas de Wander Cabins en Malinalco —también tienen en Tzibantzá, Valle de Bravo y La Marquesa— se encuentran idílicamente a la orilla del río. Estas cuatro cabañas, aunque están por inaugurar otras cuatro, son un rincón único para fomentar nuestra relación con nuestros pequeños viajeros y con la naturaleza; no son recomendables para familia con niños menores de tres años, debido al deck volado y al tapanco.

Construidas con madera sustentable, en un estilo minimalista pero acogedor, cuentan con una cama que te fusiona con el verdor de la naturaleza gracias al ventanal de piso a techo que conforma la fachada. Además de varios juegos de mesa que te ayudan a disfrutar aún más tu escapada en familia; y una pequeña cocina totalmente equipada para preparar deliciosos banquetes al aire libre.

 

Viajes con niños

 

También tienen una idílica terraza con mesa estilo pícnic y un asador perfecto para preparar cortes de carne y luego hacer fogata (leña incluida), y una vista única hacia el río y hermosos árboles. No necesitamos más para disfrutarnos. Costo cabañas: Desde $3,190 MXN por noche.

¿Listo para practicar glamping en Malinalco y tener un respiro para disfrutar a tus hijos? O, ¿quieres más ideas? También puedes planear una escapada a Tuxpan, la playa más cercana a Ciudad de México, o al siempre divertido Acapulco.

 

Elsa Navarrete

Elsa Navarrete

Mamá, gastrónoma, viajera, periodista, productora culinaria y coeditora de Food and Travel México. Con 10 años de experiencia, sus pasiones son documentar los viajes de la cocina y la cocina de los viajes, y hacer las maletas cada vez que puede con sus hijos, para disfrutar con ellos del planeta más hermoso del universo. Síguela en Instagram como: @letrasdesabores

Te podría interesar

Más sobre Columnas