Holbox: como en Las Nubes

En estos tiempos hay pocos destinos que realmente te brindan descanso, así que escuchamos que en Holbox hay un sitio que te hace sentir como en las nubes, cubriéndote de placer sensorial y en donde descanso era su segundo nombre. La promesa era muy tentadora, así que empacamos y viajamos a la isla de Holbox donde se localiza el Hotel Las Nubes, un paraíso donde el cielo y el mar se abrazan.

Holbox

Al llegar a Holbox debes a bordar un carrito de golf para que te traslade por la isla, cobra 50 pesos. Aquí no hay autos para evitar la contaminación. En el trayecto podrás tener una panorámica general de lo que es el destino, hay restaurantes, hoteles, cafés, bares, tiendas de artesanías, el mercado y las casas coloridas, algunas con teja, que dan sombra a los lugareños. Poco antes de llegar al hotel, el camino es a la orilla del mar, lo que se agradece para irte relajando con su aroma, sonido y hermosas vistas.

Holbox

Adiós internet

Al llegar a Las Nubes el internet deja de existir, siendo esa una clara señal que el descanso ha llegado. Tampoco hay televisión.

Para muchos, quizá sea un gran problema, sin embargo, te recomendamos dejarte llevar y dedicarte a disfrutar, de cualquier forma, y si te ayuda, no es totalmente nula la señal de internet, en recepción y en algunas partes del hotel, alcanzarás a estar algo comunicado.

Estilo, diseño y decoración

28 habitaciones de estilo fresco, construidas con materiales naturales propios de la región, tres albercas, spa, restaurante, bar, la playa y el mar privados, solo para ti, conforman las instalaciones de Las Nubes, un hotel eco friendly. Algunas habitaciones tienen tina de hidromasaje y otras hamacas o camas para dormir afuera, contemplando las estrellas. Como nota, los colchones cuentan con el sistema patentado alemán StericleanX by POTEMA, el cual garantiza su limpieza y protección contra alergias respiratorias o de piel.

Holbox

El Sabor de las Nubes

En el restaurante El Sabor de las Nubes disfruta de la comida regional y recetas tradicionales. Además de platillos de mar como langostas, pulpo y mariscos recién pescados servidos en delicioso cebiche y panuchos con mariscos, además de las exquisitas pescadillas y rissotto de langosta.

Las pastas, como ravioles rellenos de ricota, espinaca con alcaparras y aceitunas, o el fetuccini de mariscos, son otra de las especialidades de la casa, se preparan de manera artesanal con ingredientes selectos combinados con productos frescos del mar y la tierra. No dejes de probar el pan casero que elaboran ahí mismo.

Las Nubes | Holbox

Todas las reservaciones en Las Nubes incluyen: desayuno continental, y algo que nos gustó es que te invitan un coctel pero no en la bienvenida, sino después, ya que estés instalado y realmente lo disfrutes mientras tomas el sol en la alberca o en el bar La Nube, al atardecer, seguro te quedas a deleitarte con más.

Holbox

Orquídea Spa | Holbox

También te consienten con 15 minutos en su Orquídea Spa, un espacio holístico rodeado de la naturaleza y el sonido del mar.

Si deseas más de 15 minutos, tienen el masaje maya, un tratamiento que busca la armonía en el plano físico y mental. O el masaje relajante con aromaterapia, masaje de piedras calientes, tratamientos corporales, tratamientos envolventes con lima y chaya. También con naranja, mandarina y vainilla, entre otros.

Todas las esencias y hierbas que se utilizan en los tratamientos son cultivadas en el mismo hotel para lograr el máximo de pureza.

El hotel cuenta con kayaks, paddle boards y bicicletas para que te aventures a conocer los espacios naturales. Estos no tienen costo.

Los tour que puedes disfrutar son:

Snorkelear en Cabo Catoche.

Visita a Islas pasión, isla pájaros y el ojo de agua de Yalahau.

Parque nacional Isla Contoy.

Descubriendo delfines y flamencos.

Tour nocturno buscando cocodrilos en el río

Tour con el Tiburón Ballena, el pez más grande del mundo.

Holbox

Te recomendamos:

Ponerte suficiente repelente de mosquitos, ya que, Holbox al ser una isla, rodeada de manglares, es hogar de miles de chaquistes, un mosquito muy pequeño, pero muy certero con los piquetes.

Sin dudarlo, Holbox es un destino y un hotel que recomendamos para descansar y enamorarte más de la vida, cada rincón y cada detalle que procuran, hacen que el huésped se sienta como en las nubes.