Las delicias gastronómicas, el talento urbano y la naturaleza en Houston te atraparán desde el primer día en esta ciudad, que es mucho más que compras, advierte Dulce Fabiola Vega. 

El equilibrio entre vegetación y urbanismo que existe en Houston, Texas, es lo primero que sorprende de esta ciudad, cuyo renovado downtown ha logrado incluso convertir un gran estacionamiento en una extensa área verde con cuerpos de agua y aves en libertad. Esta metrópoli es famosa por las numerosas tiendas que atraen a miles de viajeros; sin embargo, en esta ocasión vengo a comprobar que aquí los paladares sibaritas encuentran un verdadero paraíso.

El Market Square en el distrito histórico es la primera parada. Este parque está rodeado de arquitectura de influencia victoriana, italiana y mediterránea; calles bordeadas de árboles y edificios que permanecen como un recuerdo de la fundación de la ciudad, en 1836. De frente, encuentro La Carafe que, además de ser el bar más antiguo de la urbe, está alojado en una construcción que data de 1860. Su atmósfera me lleva por un viaje en el tiempo: comenzando por las numerosas fotos en blanco y negro que adornan toda una pared, pasando por la larga barra con asientos rojos y finalizando con que solo venden cerveza local o vino, mismos que se pagan únicamente en efectivo. Me inclino por una lata de Rodeo Clown, una double IPA, de notas cítricas y algunos recuerdos a moras dulces.

Houston

Oda al sabor

El parque Discovery Green me parece un verdadero triunfo, pues antes de 2008, esta área estaba ocupada por dos grandes estacionamientos. Resulta difícil imaginar el concreto donde ahora converge tecnología respetuosa con el medio ambiente, cuyos resultados en disminución de dióxido de carbono se comparan con la capacidad de 745 árboles.

Frente a esta victoria hago la primera parada gastronómica en Brasserie du Parc, inaugurado en enero de este año por el chef francés Philippe Verpiand. El estilo es esencialmente franco, pero con algunos matices italianos y adaptaciones para el paladar americano. Comienzo con ravioles de hongos, acompañados de láminas de parmesano, cebollín espolvoreado y bañados en una ligera salsa de trufa. Estos detalles se revelan con cada bocado, pues se esconden a la vista tras una delicada espuma de champiñones. Después me consienten con un risotto de verduras y parmesano, con coliflor, zanahoria baby, champiñones, espárragos y brotes de nabo. Para armonizar ambos platillos, pruebo el vino de la casa: un blanco chardonnay, cuya frescura marida suavemente con cada ingrediente.

Otro parque que también es sede de grandes atractivos para el paladar es Buffalo Bayou, donde los locales acuden a caminar, andar en bicicleta o pasear con el perro. Lo visito con un objetivo ligeramente diferente: conocer Kitchen at The Dunlavy, un restaurante casual para desayunos y almuerzos.

Al instante me remite a un cuento de hadas por sus numerosos candelabros franceses, provenientes de una colección privada. Además de los grandes ventanales por los que se asoman algunos árboles del parque, toda la ambientación me invita a probar algo saludable, y el menú de inspiración californiana está acorde con ello. Elijo el avocado toast, pan con aguacate, huevo pochado, ricotta y ligeros toques de ralladura de piel de limón amarillo. Para acompañar, me aventuro a probar el smoothie toasted strawberry: bebida de fresas con granola tostada hecha en casa, plátano y crema de almendras.

La cerveza local y artesanal es otra faceta vibrante de Texas, y Saint Arnold Brewing Company lo demuestra: es la cervecería más antigua de Houston situada al norte del downtown. Ahí descubro parte del proceso de su elíxir: como el filtrado, el reposo en barricas de vino tinto y la añadidura de ingredientes como el puré de frambuesa, para su etiqueta Raspberry AF.

Houston

Desde el amplio salón principal se observa una barra en la que se exhiben y venden sus 16 diferentes botellas, 12 de ellas disponibles todo el año; dos son de especialidad y dos de estación. Tengo la suerte de encontrar la Pumpkinator, de estilo stout, especiada y con notas a calabaza de Castilla que la hacen sencillamente deliciosa.

A 15 minutos de este templo de la cebada, se encuentra L’Olivier Restaurant. Aquí el talentoso chef Olivier Ciesielski
—que obtuvo tres estrellas Michelin como sous chef del restaurante de Bernard Loiseau en Francia— explota su creatividad con influencias asiáticas, italianas y francesas. Las sorpresas no se hacen esperar: el gazpacho de fresas, acompañado de queso burrata y albahaca cultivada de su propio jardín, es refrescante y acogedor. Mientras la lubina a la parrilla, acompañada de salsa meunière, alcaparras y ajo, es tan grata al paladar que no quiero que se acabe.

Antes de despedirme de Houston hago dos paradas más: la primera en Rothko Chapel, uno de los sitios más pacíficos de la metrópoli. En esta capilla, a la que te sugieren entrar en completo silencio, convergen creyentes de todas las religiones y nacionalidades desde hace más de 40 años. Aquí cualquiera de las 140 culturas latentes de la urbe encuentra un espacio para la unión y el respeto.

Para cerrar con broche de oro mi aventura culinaria, visito el restaurante Steak 48. Un edén para los amantes de la carne. ¿Mi menú? Un sustancioso rib eye en su hueso. Shishito peppers, pimientos fritos con aceite de oliva, parmesano y sal ahumada. Y por último, cremè brûlée de maíz amarillo, salado-dulce y muy bien equilibrado. Mientras disfruto del postre, viene a mi mente como en flashback el mural Houston Is Inspired, donde el artista urbano y local Gonzo 247 plasmó vivos colores y formas creativas para representar a la artística ciudad. Lo logró. 

Información de viaje

Houston es la ciudad más grande de Texas en Estados Unidos. Aeroméxico (aeromexico.com) tiene un vuelo redondo y directo desde la Ciudad de México desde $640 USD.

Dónde quedarse

Four Seasons Downtown Houston es un hotel con ubicación privilegiada y la mejor opción para recorrer a totalidad el renovado centro de Houston. Hospédate en alguna de sus 468 habitaciones para sentir todo el lujo. Cuarto Deluxe desde $252 USD por noche. fourseasons.com/houston/

No te lo pierdas

Vive la hora feliz en alguno de estos sitios:

SaltAir Houston Aquí la happy hour comienza a las 15:00 y finaliza a las 18:00 h, de martes a sábado. Para picar te recomendamos el medio aguacate acompañado de ensalada de maíz, limón, cilantro, queso Cotija y crema. CH: $17 USD. saltairhouston.com

Bovine & Barley Visita este sitio de lunes a domingo de 15 a 19 h. Te sugerimos pedir el cucumber moscow mule, insignia de los cocteles en Houston y servido en una taza de cobre. CH: $5 USD. bovineandbarley.com

La Carafe Es el bar más antiguo de esta ciudad y existe desde el año 1950. No te sorprendas si crees que retrocediste en el tiempo: aquí solamente venden cerveza o vino, y únicamente aceptan efectivo. CH: $3 USD. Facebook: La Carafe.

Brasserie du Parc De identidad francesa, este restaurante ofrece almuerzos, cenas y crepas hechas al momento, para disfrutar durante el día. Si vas por la noche, te recomendamos los ravioles de hongos. CH: $42 USD por persona. brasserieduparc.net

Kitchen at the Dunlavy Casual, comunal y chic, las tres c que convierten a este sitio con bocadillos especiales en uno de nuestros preferidos en Houston. Abre únicamente para desayunos y almuerzos, perfecto para comenzar el día. CH: $16 USD. thedunlavy.com

Houston

Saint Arnold Uno de los mejores sitios para convivir en Houston con toda la familia y aprender sobre cerveza. Visítalo de lunes a sábado, prueba sus cervezas y pide algo de comer (su menú de alimentos cambia cada semana). El sábado tiene un costo de $10 USD e incluye un vaso de recuerdo y cuatro muestras de sus etiquetas a elegir. saintarnold.com

L’Olivier Restaurant & Bar Aquí el chef Olivier Ciesielski consentirá tu paladar con su gran talento. Lo que pidas del menú será delicioso, pero definitivamente te recomendamos el gazpacho de fresas con albahaca recién cortada. Menú de degustación de cinco tiempos con maridaje por $195 USD. lolivierhouston.com

Steak 48 Un templo para los amantes de la carne, los imperdibles son los cortes. Los hay de rib eye, filet mignon, new york y más. CH $90 USD. steak48.com

Te podría interesar

Postres con almendras para celebrar a mamá

Postres con almendras para celebrar a mamá

Consiente a mamá en su día con estas recetas de deliciosos postres con almendras, le devolverás un poco del amor que ella te ha dado por medio de estas preparaciones que poseen un ingrediente delicioso y saludable.

Más sobre Mundo Gourmet

Hennessy: Pasión por la tinta

Hennessy: Pasión por la tinta

Food and Travel México celebró una cena con causa para la Fundación Ayúdate a Dar, junto con Hennessy y un grupo de chefs mexicanos que aman los tatuajes.

Los chiles de Oaxaca

Los chiles de Oaxaca

En México existen alrededor de 64 variedades de chiles, 25 de ellos crecen solamente en Oaxaca. Y en esta ocasión te dejamos los más populares del lugar.