Una barra abierta, iluminación tenue, decorados en madera, tonos neutros y poco más de 15 sillas es lo que compone a Kai Sushi Bar, inaugurado en diciembre de 2019 en el corazón de Polanco. Mencionar la sencillez de su ornamentación vale la pena porque refleja su propuesta: ofrecer una experiencia culinaria japonesa lo más franca y auténtica posible. Fotos: Cortesía. 

Así, su menú brinda la oportunidad de elegir entre clásicos nipones como gyozas, makis (rollos de sushi), temakis y donburi; sin embargo, para disfrutar al máximo lo que los itamaes (chefs) Roberto Sasaki y Manuel Ojeda han diseñado, la recomendación es optar por el omakase, una degustación de 13 tiempos sujeta a la disponibilidad de ingredientes frescos y a la inspiración de los cocineros.

 

Kai Sushi Bar

 

En las manos del chef

 

Al elegir el omakase, el desfile de delicias comienza con un sashimi de sierra marinado en sal y vinagre de arroz, así como finas lajas de sakami (lomo de atún) y lomo de salmón canadiense: su potencia en boca equilibra bien con la presentación colorida.

Posteriormente, en la barra colocan un delicado nigiri de huachinango con polvo de hoja shiso (especie de menta japonesa), sucedido por otro de nombre Suzuki integrado por lobina rayada, soya blanca y un poco de salsa yuzukosho, de picantes notas.

 

Kai Sushi Bar

 

Mención especial merecen el nigiri de totoaba de cultivo en sal marina y el de salmón neozelandés, pues ambos se deshacen en la boca. También amerita halagos el calamar mongo ika, una porción de carne blanca finamente cortada, aderezada con gotas de limón y flameada frente al comensal: luce apetitosa incluso antes de dejar las manos del itamae.

Desde luego, como en toda barra japonesa de respeto, entre cada tiempo se invita a limpiar el paladar con jengibre fresco; por ello, para cuando llega el nigiri final, elaborado con foie gras, la boca está lista para llenarse de su sabor untuoso y dulce. Cierra la experiencia un helado tempura con coulis de maracuyá que se siente idóneo para el momento por su frescura y acidez.

 

Para acompañar

 

Además de pedir a la carta o solicitar la degustación convencional, en Kai Sushi Bar también se puede solicitar una versión de omakase con maridaje, la cual incluye dos copas de vino y cinco de sake seleccionadas para empatar con cada nigiri.

 

Kai Sushi Bar

 

Con lo anterior, Kai Sushi Bar se antoja el lugar perfecto para una charla con amigos, sorprender a alguien especial o simplemente dejarse llevar por la sofisticación de la cultural culinaria de Japón. Dónde. Anatole France 79, Polanco, Ciudad de México. Cheque Promedio: $1,100 pesos por persona, sesión de omakase sin alcohol; $2,000 pesos con maridaje. IG: @kai_sushi_bar

También lee Lugares para disfrutar comida japonesa. 

Te podría interesar

Más sobre Restaurantes en México