¿Cómo deberían ser los restaurantes que se jactan de ser kid friendly? Deben ser seguros, contar con una gran área infantil, ofrecer un menú variado y balanceado para los pequeños comensales y, por qué no, servir comida con propuesta para los papás. ¡Descubre cómo es mi restaurante perfecto para ir con niños y dos de mis recomendaciones! Fotos: Elsa Navarrete, Redes Sociales. 

Creo que hay momentos para todo, para comer en casa, para ir a un restaurante común, sin juegos, con la familia y sí, tal vez darles un rato el celular para que se entretengan después de comer, para ir a cenar con tus amigos sin niños, para elegir un restaurante pensando en ellos y en que tengan un verdadero momento divertido. 

A los niños les encanta jugar en las áreas infantiles de los restaurantes e interactuar con personitas de su edad. No solo se trata de dejarlos en esta áreas para terminar de comer, son un recurso eficaz para fomentar el desarrollo social, emocional, físico y cognitivo de los más pequeños del hogar.

 

Restaurantes para ir con niños

 

 

Estas son las características que debe tener un restaurante perfecto para ir con niños:

 

  1. Que sea espacioso y no se sature de ocupación. Me ha tocado estar en lugares donde no cabe ni un alfiler y la situación es estresante. Recordemos que estamos en un lugar lleno de niños y lo último que queremos es un accidente entre mesas apretujadas, meseros apurados cargando charolas y estaciones con platos y vasos sucios.
  2. Que ofrezca un menú infantil conciso pero variado. Sé que hay algunos infalibles entre los paladares infantiles como los nuggets y la hamburguesa, pero deben estar hechos con productos de calidad e incluir de manera divertida una guarnición de verduras. ¿Cómo van a normalizar comer vegetales si en los lugares “divertidos” no se consumen? Por los menús tan limitados y repetitivos que suelen ofrecer, optamos por ordenarles de la carta convencional y solo solicitar que dividan el platillo en cuestión, o pedir varios platos al centro para que prueben de todo y elijan.
  1. Que tenga un área infantil amplia, entretenida y limpia. Este punto es el diferenciador para considerar si un sitio entra o no a la categoría especial de restaurantes para ir con niños. Los juegos deben ser amplios y contar con al menos dos o tres áreas diferentes. Los más pequeñitos deben tener su espacio ideado solo para ellos, con su propia alberca de pelotas y juegos de estimulación temprana. Además de los juegos, lo ideal es que haya un área de manualidades, donde los niños pueden pintar y adornar piezas con diferentes técnicas, y una zona para los más grandes con películas y videojuegos. Todo con el objetivo de que los niños tengan un espacio seguro para divertirse sanamente.

 

Restaurantes para ir con niños

 

  1. Que la zona de juegos cuente con personal que cuide y vigile a los niños en todo momento. Al menos deben estar dos niñeras y siempre deben tener un registro donde se anote el nombre del menor, el nombre del adulto responsable y su celular para poder avisarle cuando el pequeño quiera retirarse de los juegos. Los niños no pueden salirse por su propia cuenta y andar corriendo por el restaurante. Lamentablemente me ha tocado verlo.
  1. Que sirva un menú delicioso también para papás. Hemos conocido sitios como Changos, donde los juegos son perfectos pero se sacrifica en la propuesta gastronómica para los grandes. Sé que parte del éxito de este tipo de restaurantes para ir con niños es servir comida confortable, sin pretensiones, pero lo ideal sería que la hicieran con amor, creatividad y productos de calidad.
  1. Que tengan un servicio flexible. Esto puede incluir desde que el personal sea flexible y te comunique con honestidad las porciones de los platillos —cada papá sabe cuánto come su hijo y la idea es nunca desperdiciar—, hasta tener vasos u otro detalle pensado para ellos.

 

 

¿Qué opciones de restaurantes para ir con niños hay en Ciudad de México?

 

Estos restaurantes en Ciudad de México son mis últimos descubrimientos y valen la pena conocerlos por su notable área infantil.

 

Del pingo al tango

 

Del pingo al tango

 

Con un año de existencia, ya cuenta con dos sucursales: la Del Valle y la nueva en Luna Parc, en Cuautitlán Izcalli, y están por abrir una tercera en Coapa. Su éxito ha sido rotundo, gracias a su doble ambientación donde los pequeños se divierten y los grandes disfrutan.

De la carta terramar —mariscos y carnes al carbón estilo argentino—, destacan la tostada de atún con mango y mayonesa al chipotle, los cortes de carne y su nuevo apartado de pulpos, como el que preparan al pastor. Todos platillos del menú infantil tienen un precio de $159 e incluyen agua del día y helado.

Los juegos infantiles (tirolesa, resbaladilla, laberinto, alberca de pelotas, trampolín) son amplios y cubiertos con ventanales de vidrio templado, por lo que puedes ver a los niños desde casi cualquier punto y el ruido no traspasa. El área está supervisada por un par de niñeras y también cuentan con una pintacaritas.

Para los más grandes hay una animada terraza, DJ viernes y sábado, destilados y cocteles al 3×2 todos los días y desayunos. Cheque promedio: $450. Dónde: Av. Universidad 767, Del Valle Sur. delpingoaltango.mx

 

Rincón argentino

 

Rincón Argentino

 

Debo confesarlo: cuenta con una de las áreas infantiles más originales que hemos conocido. Mis niños lo conocen como “el restaurante de los juegos padres”. Uno de los mayores atractivos del Rincón argentino es su Rincón pirata que recrea a un barco pirata a gran escala en un espacio ambientado con luces.

Para ingresar, los niños deben medir entre 0.90 a 1.40 metros y usar calcetas antiderrapantes, pero en caso de no llevar, ahí mismo puedes adquirirlas con costo. Ya adentro se divertirán brincando en la red descubriendo tesoros y otras sorpresas, verán películas en su cine y jugarán videojuegos o con su material didáctico.

Ubicado en el corazón de Polanco, fue fundado en 1981 y es un clásico de la zona. De su vasto menú argentino, brillan los cortes de carne que se cocinan en su parrilla y que se acompañan magníficamente con una ensalada caprese (queso mozzarella, aceituna kalamata, berro y jitomate deshidratado).

 

Restaurantes para ir con niños

 

Para los niños, hay unas miniempanadas de jamón y queso deliciosas. Durante los fines de semana, recomiendo hacer reservación o tener paciencia para conseguir mesa. Cheque promedio: $550. Dónde: Av. Presidente Masaryk 177, Polanco. rinconargentino.mx

Otro de los restaurantes para ir con niños es Santa Montaña Ajusco que reseñé anteriormente en mi columna ¿Qué es el síndrome de déficit de naturaleza y cómo evitarlo?  El bosque de la zona y sus juegos al aire libre son infalibles para los niños.

¿Qué otra característica debe tener un restaurante para ir con niños? Cuéntanos en nuestras redes sociales. @foodandtravelmx

Elsa Navarrete

Elsa Navarrete

Mamá, gastrónoma, viajera, periodista, productora culinaria y coeditora de Food and Travel México. Con 10 años de experiencia, sus pasiones son documentar los viajes de la cocina y la cocina de los viajes, y hacer las maletas cada vez que puede con sus hijos, para disfrutar con ellos del planeta más hermoso del universo. Síguela en Instagram como: @letrasdesabores

Te podría interesar

Más sobre Columnas

ABC… ¡Regalos navideños para los amantes del té!

ABC… ¡Regalos navideños para los amantes del té!

Elegir el regalo perfecto para un verdadero fanático del té y las tisanas no es tarea fácil. Teteras, infusores, accesorios de servicio, tés puros y todo tipo de mezclas de temporada se cuentan entre las innumerables opciones disponibles en el mercado. ¿Cómo elegir la indicada? ¡Aquí te decimos cuáles son los regalos navideños para verdaderos […]