¿Te imaginas dormir en un edificio medieval acondicionado a todo lujo? Lo puedes hacer en el Monasterio de Valbuena, una propiedad de la colección Castilla Termal transformado en hotel con aguas termales. Aquí te contamos lo que puedes vivir allí. Fotos: Arturo Torres Landa y Castilla Termal.

 

Dormir en el siglo XXI, despertar en la Edad Media

 

Localizado muy cerca de Valladolid, en Castilla y León, España, el Monasterio de Valbuena de Castilla Termal es un espacio para el relax y el disfrute gastronómico. El edifico que lo acoge fue levantado por monjes cistercienses en el siglo XII junto al manantial de San Bernardo.

 

Claustro de Santa María de Valbuena

 

 

Con solo 79 habitaciones de categoría superior, el Monasterio de Valbuena cuenta con una huerta propia, heredera de aquellas mantenidas por los propios monjes y que hoy suministra a los restaurantes del hotel. Además, de los tiempos medievales subsisten cuatro hectáreas de viñedo, regadas también por las aguas del San Bernardo.

 

 

José Miguel recolectando en la huerta

 

 

Monasterio de Valbuena: ¿cuna de los vinos Ribera del Duero?

 

Por supuesto, es obligatorio mencionar su restaurante, Converso, que celebra la cocina castellana tradicional con toques vanguardistas. Además la bodega Los Monjes resguarda dos tesoros: por un lado, las cavas donde maduran el vino Converso, elaborado con uvas sembradas en el monasterio.

Por el otro, una leyenda, la cual afirma que fue aquí donde nacieron los vinos de Ribera del Duero. Según el relato, las cepas que dieron vida a la región vinícola fueron traídas de Francia por los monjes que fundaron el monasterio.

Por cierto, si estás planeando hacer un próximo viaje a España, hazlo realidad aquí.

 

Interior del hotel de Castilla Termal

 

 

Aguas medicinales entre muros históricos

 

Y si las aguas termales fueron la razón de la fundación del Monasterio de Valbuena, hoy alimentan las modernas instalaciones del balneario. La piscina termal, además de contar con aguas medicinales de entre 32 y 34 ºC, también posee chorros relajantes, cortinas de agua, jacuzzis y camas de reposo en agua.

Sin embargo, la experiencia imperdible en el balneario es el Circuito Contrastes, una colección de terapias que incluye un sauna, duchas bitérmicas, una fuente de hielo y un hammam dentro de una recreación de la capilla de San Pedro, joya decorada con frescos góticos de reyes, reinas y santos medievales.

 

Baño termal del Monasterio de Valbuena

 

¿Verdad que suena como un viaje en el tiempo a todo lujo? Si quieres conocer más sobres otras propiedades de Castilla Termal, echa un vistazo a su página web.

Si buscas un espacio para alejarte de la rutina sin viajar tan lejos, checa estos 7 hoteles para relajarse en México.

Te podría interesar

Más sobre Hoteles