Más allá de la comida japonesa, durante el evento Shells & Sake, festival estilo barra libre a cargo de NAMI, el primer sake mexicano, comprobamos que el sake también es el acompañante ideal para los ostiones provenientes de las costas mexicanas. Te contamos por qué este maridaje se convertirá en uno de tus favoritos, y cómo recrearlo en casa. Fotos: Andrea Cabrera y Cortesía.

 

Explosión umami

 

Matthieu Guerpillon, sommelier y embajador de NAMI, resumió la versatilidad del sake y su capacidad de alcanzar maridajes inesperados, con una palabra: umami, que en japonés significa saboroso. “El umami del sake permite lograr maridajes inesperados con prácticamente todos los sabores. Es un sabor que se mantiene en la boca y deja una sensación de no poder parar de comer”, nos compartió.

 

Ostiones y Sake

 

El sake tiene aminoácidos, responsables de provocar la sensación de umami (uno de los cinco sabores básicos). Y en pocas palabras el sake está lleno de umami. De acuerdo con Matthieu, “hay cinco veces más umami en una botella de sake que en una botella de vino blanco. Y el ostión también tiene umami… esa es la razón por la cual nosotros recomendamos disfrutar ostiones con sake”.

Eso sin mencionar que la graduación alcohólica del sake combina particularmente con la salinidad del ostión,  lo que hace que sepan menos salados y que puedas comer más. “Todo eso hace que sake y ostiones sea la combinación perfecta. De ahí nació la idea de NAMI de lanzar el primer festival en México de Shells & Sake”.

 

Shells & Sake, el primer festival de ostiones y sake con causa

 

Ostiones y Sake

 

Y es que el festival Shells & Sake, y su formato estilo barra libre, logró que los asistentes pudiéramos probar ostiones y sake ilimitados, armando maridajes excepcionales. Estuvieron presentes seis granjas sustentables de ostiones de Baja California Norte, Baja California Sur y Sinaloa: Baja Shellfish Farms, Granja Aragón, Granja Bendito Mar, Granja Farm Mar, Oyster Farm & Lodge by FISM Granja banderitas y Palmita Bay Oysters.

Se trata además del primer festival de ostiones y sake con causa, pues los fondos recaudados fueron destinados a Pesca con Futuro, movimiento que promueve el consumo de pescados y mariscos sustentables en México, y a la Asociación Mexicana de Ostricultores. “Servimos 9 mil ostiones de aguas certificadas, sin patógenos, virus, ni bacterias, garantizando que el ostión está sano. Hace 48 horas estaban en el mar, viajaron en avión y llegaron aquí”, nos dijo Oliver Zarazua, Oceanólogo.

 

Ostiones y Sake

 

En cuanto al sake, conocimos tres etiquetas de NAMI, el primer sake de origen mexicano producido en Culiacán:  Junmai (pulimiento de arroz 55%), Junmai Ginjo (pulimiento de arroz 50%) y Junmai Daiginjo (pulimiento de arroz 40%).

Y lo mejor es que Shells & Sake dura todo el mes, y es que, gracias a un acuerdo con NAMI, a lo largo del mes de abril varios restaurantes de la Ciudad de México, Puebla, Querétaro, San Miguel de Allende, Guadalajara, Monterrey y Riviera Maya estarán ofreciendo una copa de NAMI en cortesía cuando pidas una orden de ostiones. Aquí el listado completo de restaurantes que forman parte de Shells & Sake:

 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Nami Sake Brewery (@nami_sake)

 

Realiza este maridaje en casa

 

Para recrear (exitosamente) este maridaje en casa, acá algunos de los mejores tips. “La mejor preparación que le puedes dar a un ostión es agregarle un poco de sake dentro de la concha y después un sorbo, es la mejor forma de servirlo y conocerlo”, nos compartió Matthieu Guerpillon, sommelier y embajador de NAMI.

Si prefieres los ostiones con preparaciones calientes, también son una muy buena opción para maridar con sake. “Hay ostiones a la parrilla, ahumados y un poco más calientes, ahí lo que tienes que hacer es elevar un poco la temperatura del sake para lograr un maridaje más armónico. Entre 12 y 14 grados”.

 

Sake Nami

 

En cuanto a ostiones gratinados, también habrá que jugar un poco con la temperatura del sake, aproximadamente 14 grados. Pero las combinaciones son infinitas, “estamos trabajando mucho para que el consumidor piense más allá de la comida japonesa para disfrutar una bebida como el sake. Ostiones, ceviches, pollo frito y quesos”.

Actualmente entre 10 mil y 12 mil cajas de NAMI se venden cada año en México, y la cifra está creciendo. El paladar mexicano es curioso por naturaleza, probar y conocer nuevas experiencias, y para eso el sake es lo máximo. 

Ya sea que seas amante de estos bivalvos, o estes incursionando en el tema, aquí te decimos dónde comer (muy buenos) ostiones en la Ciudad de México.

LEE nuestra
revista digital

Febrero - Marzo 2024
Febrero - Marzo 2024

FOOD AND TRAVEL PLAY

Andrea Cabrera

Andrea Cabrera

Los grandes placeres de la vida los disfruta a bocados y a sorbos. Comunicóloga de profesión y foodie-viajera por oficio, es egresada de la Universidad Anáhuac y desde 2019 forma parte del equipo de Food and Travel México. Con letras plasma el estilo de vida de una veinteañera que, entre comida, viajes y bebidas, está descubriendo el mundo. Jamás niega una taza de café, ni un buen road trip. Síguela en Instagram como: @andycabreraa

Te podría interesar

Más sobre

5 danzas tradicionales de México

5 danzas tradicionales de México

Parte de la maravillosa cultura y folklor de nuestro país son la música y las danzas tradicionales. Por ello, aquí te presentamos estos bailes típicos de diferentes regiones de México. ¿Cuáles conoces?