Los postres callejeros están presentes en las calles de la Ciudad de México, a la espera de que alguien desvié la mirada y con gran afán se acerque a disfrutrarlos. Los dulces mexicanos combinan tradiciones indígenas, europeas y hasta árabes; por lo que es casi imposible no sucumbir ante sus encantos, más teniéndolos a la mano. Descubre un poco sobre estos dulces, que invaden las calles de color y sabor.

 

Manzanas caramelizadas

 

postres

Esta golosina es popular en muchas regiones de México; son manzanas barnizadas con caramelo teñido de rojo, puestas en un palito de madera. Existen variantes en las que se les agrega chile en polvo sobre la cobertura; pero todas las preparaciones, se disfrutan como paletas. Es muy común encontrarlas en el Centro de la Ciudad de México y ferias populares.

 

Gaznate

 

 

Es un bello dulce que regularmente vemos en las calles de la ciudad, el cual consiste en una pasta de harina de trigo similar a la de los buñuelos, que se fríe y se rellena con merengue. Recibe ese nombre por su forma y se vende en mesas desplegables, junto a merengues en vaso.

 

Algodón de azúcar

 

postres

 

Dulce típico en ferias mexicanas; aunque no es un dulce de origen mexicano, se ha adoptado bastante bien. Existe de diferentes colores; aunque el más común es rosa mexicano, verde, morado y azul. Con estos colores se tiñe el azúcar, que ligeramente se calienta para formar hilos, que en conjunto arman pequeños dulces en forma de algodón, que también son colocados en un palo de madera.

 

Jericalla

 

postres

 

Este es uno de los postres más común en las ferias de pueblo y en carritos callejeros de gelatinas; es similar a un flan y está compuesto de leche, huevo, azúcar y vainilla, con la superficie dorada. Es común en estados del Bajío y se tienen entendido que su nombre hace alusión a la ciudad valenciana de Jerica, de donde se cree es este postre.

 

Gorditas de nata

 

postres

 

Nombre que se le da a las gorditas elaboradas con harina de trigo, nata, azúcar y canela; típicas en las calles del centro del país. Miden entre 4 y 10 centímetros de diámetro y el olor que despiden al ser cocidas en el comal, es incomparable. Las puedes encontrar en las carreteras, a las afueras de las iglesias y en las plazas tradicionales de reunión.

Te podría interesar

Más sobre Mundo Gourmet

VER MÁS