En la capital de la Costa Azul, esa que parece custodiada por los Alpes Marítimos y el Mediterráneo, si bien la cultura, la gastronomía y las compras se viven bajo un clima excepcional y rodeados de paisajes de ensueño, hay muchas otras razones para descubrirla. ¡Te decimos por qué Niza es una de las ciudades francesas que hay que conocer una vez en la vida! Fotos: Oficina de Turismo Metropolitano Nice Côte d’Azur.

Este destino francés, que fue inscrito en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 2021, cuenta con una interesante oferta de atractivos para todo tipo de viajeros, asegura Myriam Chokairy, Corporate Events Manager de la Oficina de Turismo Metropolitano Nice Côte d’Azur, quien nos comparte algunos motivos para escaparnos a explorar esta región del sureste de Francia.

 

Niza, un destino que sabe brillar

 

Viaje a Niza

 

Dicen que es ese brillo excepcional que le dan sus 300 días de sol al año los que conquistan a los visitantes. Y como dudarlo, si el mismísimo pintor francés del siglo XIX, Henri Matisse, aseguró que, cuando se dio cuenta de cada mañana volvería a ver esa luz, no podía creer en su felicidad y, por eso, decidió quedarse en Niza, prácticamente, toda su vida.

Y es que esta ciudad francesa goza de un clima mediterráneo agradable en cualquier época del año, por lo que es un destino que se puede visitar los 365 días del año. Dependiendo la temporada, los visitantes pueden disfrutar desde las hermosas playas hasta las asombrosas montañas.

 

Alpes franceses

 

Otra de las ventajas de este destino es que el aeropuerto de Niza es el segundo más importante de Francia, justo después de París, ya que está conectado con 125 destinos nacionales e internacionales. Además, desde la capital francesa es posible tomar el tren de alta velocidad y en solo cinco horas con 30 minutos estar en Niza o la posibilidad de realizar el trayecto en el tren nocturno.

 

Un multidestino cargado de sabor

 

Gastronomía de la Costa Azul

El pasado y presente también se dan cita en la comida de Niza. De hecho, cada bocado es un auténtico legado histórico, pues en sus sabores, recetas y aromas es visible el legado cultural de la región, donde las tradiciones culinarias de Francia e Italia se fusión para dar paso a una cocina única.

Desde modestos, pero muy típicos establecimientos hasta restaurantes con estrellas Michelin, así de vasta y diversa es la oferta de esta ciudad cargada de lujo, exclusividad y buena vida. A esos atractivos culinarios se suman los vinos y aceites de oliva con Denominación de Origen.

Por su ubicación estratégica, realizar un viaje a Niza permite comprobar por qué la llaman la «puerta de entrada a la Costa Azul», un buen punto de partida para explorar los pueblos pintorescos de Eze y Vence; o ir a esquiar por un día en los Alpes. Su cercanía con Italia y el Principado de Mónaco convierten a Niza en una parada obligada en un viaje por el Sur de Francia y Europa. Lo interesante es que, por su localización, en un solo días es posible visitar tres países: Francia, Mónaco e Italia.

Estos son solo algunos motivos para emprender un viaje sibarita a Niza que invita a descubrirlo en cualquier época del año y disfrutar ya sea de sus alucinantes playas, su oferta cultural o de los pintorescos pueblos de montaña que la rodean. Si quieres conocer más de la capital de la Costa Azul visita su sitio web.

 

También te invitamos a descubrir Toulouse, la cuarta ciudad más grande de Francia

 

LEE nuestra
revista digital

Febrero - Marzo 2024
Febrero - Marzo 2024

FOOD AND TRAVEL PLAY

Arcelia Lortia

Arcelia Lortia

Periodista, viajera, contadora de historias y catadora incansable de la comida callejera. Con más de 20 años de experiencia escribiendo de viajes y gastronomía, aún recorre el mundo con libreta en mano. Ha creado y editado secciones de viajes en diversos periódicos y sitios web. Es guionistas de radio y la mamá humana de Uma, una Shiba Inu que aprendió muy bien el arte de la glotonería. Síguela en Instagram como @lortia.

Te podría interesar

Más sobre