Los tamales son protagonistas en la artística gastronomía mexicana. Sus formas, sabores, colores, rellenos, envolturas, son tan diversos y a la vez tan constantes, que el paladar los recuerda fácilmente. Su nombre proviene del náhuatl tamalli, que significa envuelto, y probablemente existen alrededor de 5 mil variedades en México. Si ya estás disfrutando de este 2 de febrero Día de la Candelaria,  aquí te dejamos cinco ejemplos de los tipos de tamales que existen en nuestro país. Fotos: Adobe Stock / Especiales. 

 

 

Corunda

 

tamales

 

Son los integrantes michoacanos de la extensa familia de los tamales. Su nombre proviene del purépecha k’urhaunda que quiere decir tamal y al igual que algunos de sus familiares, están hechos con masa de maíz nixtamalizado, aunque son envueltos en la hoja de maíz o de milpa, la cual puede llegar a medir hasta 50 centímetros de largo; pueden ir o no rellenas; y es posible usar ceniza en lugar de manteca para su preparación.

 

 

Uchepo

 

tamales

 

Su nombre en purepécha significa literalmente tamal de elote fresco y son originarios de la zona lacustre michoacana. Su sabor es ligeramente más dulce dependiendo de los ingredientes que se le añadan, otra constante en su elaboración es que siempre van envueltos en hoja de totomoxtle, es decir hojas de la mazorca de maíz.

 

 

Chanchamito

 

Chanchamito

 

De forma circular y tamaño pequeño, este tamal está envuelto en hoja de maíz y hoja de totomoxtle, además su masa va condimentada con achiote y rellena con carne de cerdo o pollo. Se diferencian de otros tamales porque se amarran ambos extremos de las hojas y su receta puede variar dependiendo del estado donde se prepare. Su nombre proviene del maya chan chan, que quiere decir bolita de masa rellena cocida al comal, son tradicionales de Tabasco, Yucatán, Campeche y Veracruz.

 

 

Zacahuil

 

Zacahuil

Foto: Sitio web www.visitasanluispotosi.com.

 

Es probablemente uno de los más grandes de la familia porque puede llegar a medir tres metros, pesar hasta 50 kilos y alimentar hasta 70 personas. Por lo que su preparación es festiva y se realiza en una tina de metal y después en un horno de barro calentado con leña. Está hecho con masa de maíz martajado, manteca de cerdo y chiles molidos, a la cual se le agregan piezas enteras de carne de cerdo y de guajolote; finalmente se envuelve en hojas de papatla, planta nativa de la Huasteca, muy parecida a la de plátano.

 

 

Tamal de chaya

 

Tipos de tamales

 

Existen diferentes formas de preparar al tamal de chaya, ya que es típico de todo el sur y sureste del país. Por ejemplo, en Campeche la masa va revuelta con la hoja de chaya cruda y lleva picadillo de carne de cerdo; mientras que en Chiapas la masa de maíz se mezcla con manteca de cerdo y hojas de chaya picadas y va servido con salsa de jitomate, chile y cebolla. Por otra parte en Tabasco, la masa lleva hoja de chaya, ajo cilantro y chile amaxito; y finalmente en Yucatán y Quintana Roo se realiza con la hoja de chaya cocida, picada y mezclada con la masa de maíz. Todos son verdaderamente imperdibles.

 

¿Cuáles de estos tipos de tamales estás disfrutando hoy? ¡Cuéntanos en nuestras redes sociales @FoodandTravelMX!

Dulce Fabiola Vega

Dulce Fabiola Vega

Todo lo que tiene que ver con la comida, es de su interés. Desde las recetas y anécdotas detrás de ellas; los significados culturales que se les da y hasta cómo las prácticas de agricultura regenerativa y sostenible contribuyen al sabor de un perfecto caldito de olla. Por curiosidad, también investiga sobre desperdicio de alimentos y biodiversidad. Escribe y viaja cada que puede, casi siempre con el objetivo de compartir y aprender. Síguela en Instagram como: @dulzirri

Te podría interesar

Más sobre Mundo Gourmet