Entre palacios, museos y arquitectura llamativa, Viena es una ciudad que golpea todos los sentidos de mil maneras distintas, lo que la ha consolidado como el hogar de algunos de los pensadores, músicos y políticos más influyentes del mundo como Mozart, Sigmund Freud y Gustav Klimt. Texto y fotos: Food and Travel UK.

La grandeza de esta ciudad, hogar de dos millones de habitantes, se puede percibir en su totalidad durante la temporada de bailes vieneses: 450 de ellos se llevan a cabo en la ciudad durante dos meses desde la víspera de Año Nuevo. Para cuando sea momento de volver a viajar, y vayas bien preparado a Viena, aquí cinco cosas que debes saber antes de viajar a la segunda ciudad más grande de habla alemana en Europa. 

 

 

Te asombrará la riqueza arquitectónica de Viena

 

Desde tu llegada te robará la mirada la peculiar arquitectura barroca, gótica y art nouveau de Viena. No puedes dejar de darte una vuelta por la catedral de San Esteban, que atraviesa el horizonte de Viena. Con 136 metros de altura, encabeza las lista de lugares por visitar de la mayoría de los viajeros, y con razón, ya que desempeñó un papel importante en muchos momentos de la historia de la ciudad.

Terminando esa visita, trasládate al palacio de Hofburg, que fue construido en el siglo XIII y durante 600 años fue el hogar de la familia real de los Habsburgo. Hoy, rezuma su rica historia a través de 2,600 habitaciones, 18 alas y 19 patios. Es justo aquí donde encontrarás la Escuela Española de Equitación.

 

Catedral de San Esteban, Viena

 

Te pasearás entre emperadores y artistas

 

Para perderte aún más en la narrativa de los Habsburgo, visita Kunsthistorischen Museum Vienna, un antiguo palacio que ahora alberga la colección de arte imperial. Y asegúrate de visitar el espectacular palacio Belvedere para ver de cerca El beso de Gustav Klimt. Finalmente no pierdas detalle del calendario de festivales y conciertos, además de las legendarias orquestas Sinfónica de Viena y Filarmónica de Viena.

 

Palacio Belvedere, Viena

 

 

Tu habitación tendrá vistas espectaculares

 

Para seguir recorriendo los palacios y museos de Viena, nada como un buen descanso. Prueba alojarte en el Hotel Grand Ferdinand, donde podrás disfrutar de una piscina en la azotea, una cafetería y un restaurante panorámico que sirve cocina vienesa. Si buscas algo más lujoso elige el SO / Viena, una obra de arte arquitectónico moderno de Jean Nouvel, con vistas al Danubio. Ahí encontrarás un spa de 743 metros cuadrados (ideal para los días de invierno) y el restaurante Das Loft, que cuenta con vistas épicas a la ciudad desde el piso 18.

 

 

Hotel S/O Viena

 

 

Hallarás sitios para comer y beber delicioso en Viena

 

Después del descanso reparador, estarás listo para descubrir a bocados más de la cultura de Viena. Comienza con una schnitzel (milanesa de ternera) en Schnitzelwirt, que ha servido este platillo a lo largo de cuatro décadas. Para probar pasteles tradicionales como el torten y el bundt austriacos, dirígete al excelente Vollpension.

Para una cena más formal, visita Opus, galardonado con estrellas Michelin. Este restaurante ubicado en el Hotel Imperial ofrece platillos grandiosos para combinar, como la perdiz con salsa negra y bérbero. Por su parte, Steirereck, ubicado en un edificio cubista en el amplio Stadtpark del siglo XIX, ofrece platos deliciosos de origen estiriano, como jabalí con zanahorias moradas, lucio local y un gulash con nísperos.

 

 

Platillo de vanguardia austríaca

Herramientas para armar el viaje

 

Algunos básicos que no debes olvidar: en Viena la moneda es el euro (1 EUR = 20.47 MXN) y el huso horario es GMT +1. La mejor época para visitar esta ciudad es durante el verano, así podrás disfrutar de temperaturas cálidas y agradables.

Tu mejor amigo desde la planeación del viaje hasta tu llegada será Wien Tourismus, es la oficina de turismo oficial y su sitio web está repleto de información para ayudarte a armar tu viaje a la perfección, incluidas las fechas de los próximos festivales y conciertos.

 

 

Panorámica del Danubio

 

 

Medidas ante el Covid-19

 

Ante la actual situación del Covid-19, el Gobierno de Austria adoptó nuevas disposiciones para ingresar al país. Por el momento son pocos los países desde los cuales se permite la entrada sin restricciones, entre los cuales no está México.

Desde nuestro país, solo podrán ingresar a Austria aquellos ciudadanos austríacos, ciudadanos de la Unión Europea, empleados de organismos internacionales, titulares de una visa D o de permisos de residencia permanentes y trabajadores humanitarios. Estas personas deberán entregar el resultado negativo de una prueba de Covid-19 realizada dentro de las 48 horas previas al viaje. Conoce más detalles en guiadelviajero.sre.gob.mx

 

También te puede interesar: ¿Quieres viajar a París sin salir de casa? Aquí te decimos cómo.

Te podría interesar

Más sobre Destinos del mundo

VER MÁS