Su capital señorial, la magia de sus pueblos, sus parajes naturales y sus originales vinos, ya conquistan a los viajeros, pero hay increíbles experiencias gastronómicas en Querétaro, poco conocidas, que muestran la otra esencia del estado. Aquí te contamos de tres que son imperdibles. Texto: Arcelia Lortia. Fotos: Cortesía. 

 

Experiencias gastronómicas en Querétaro

 

Los escenarios de esas vivencias memorables van desde una antigua hacienda colonial en el municipio de Huimilpan, pasando por el Pueblo Mágico de Bernal y hasta rincones inesperados en la capital queretana. Te damos todos los detalles de estas experiencias gastronómicas en Querétaro que tienes que vivir.

 

1. Plétora, pasión por el diseño y la comida

 

Experiencias gastronómicas en Querétaro

 

Enclavado en el Centro Histórico de Querétaro, en una casona de 1950, está Plétora, un bistronomie que nace de la pasión de Alejandra por el diseño, y el amor de Esteban por la cocina callejera, mexicana y queretana.

Aquí, tanto el diseño como la propuesta culinaria, está inspirada en los viajes, en los sabores del mundo, en las letras y en el arte. De hecho, en Plétora, cada platillo se entiende y se sirve como una auténtica obra de arte.

Su menú degustación, que se sirve en dos horarios —comida y cena—, cambia mensualmente y va de cinco hasta 10 tiempos, dependiendo la temática y el ingrediente de temporada que será el protagonista. En octubre, Plétora enaltecen a la cocina francesa. Dónde: 5 de mayo #36, Centro Histórico, ​Querétaro. Menú degustación: desde $1,000 MXN. IG: @pletorabistro

 

2. Labrantío, asadero entre viñedos

 

Experiencias gastronómicas en Querétaro

 

A 17 kilómetros de la capital queretana se encuentra Labrantío Cocina Rústica & Grill, un asadero custodiado por los gruesos muros de la Hacienda Lagunillas —edificada en la primera mitad del siglo XVIII— y por hermosos viñedos.

Ahí, donde el campo se apodera del paisaje y los aromas del horno de leña invaden la atmosfera, además de servirse los mejores cortes de carne del estado, es posible disfrutar de una de las experiencias gastronómicas en Querétaro más auténticas.

Aunque, en Labrantío el menú se transforma constantemente y la temporada marca la creatividad del chef Irvin Garay, hay algunos platillos fijos que, sin duda, son insignia de este restaurante libre de muros.

Si bien solo brinda servicio los fines de semana, a lo largo del año organiza diversas experiencias gastronómicas en Querétaro en las que participan reconocidos chefs. Dónde: Manuel Gómez Morín 1440, Hacienda Lagunillas, Huimilpan, Querétaro. Cheque Promedio: $550 MXN. @labrantiomx

 

3. Casa Mateo, a los pies de la peña

 

Querétaro

 

Cobijado por la imponente Peña de Bernal, Casa Mateo, un hotel boutique de 18 habitaciones, no solo sorprende con su hospitalidad, también con su cocina y en conjunto, ofrecen una de las experiencias gastronómicas en Querétaro más asombrosas.

Y es que su restaurante, ubicado en una terraza con, quizás, la mejor vista de este Pueblo Mágico, sirve cocina mexicana gourmet, donde las gorditas de maíz quebrado rellenas de papa, migajas y queso son uno de los platillos estrella.

También sobresale su pechuga de pollo con mole rosa de Santa Prisca y el filete ranchero en salsa de frijol. A sus delicias culinarias, se suma su vino Tiberius con tres etiquetas: tinto, blanco y espumoso. Dónde: 5 de Mayo #21, Bernal, Querétaro. Cheque Promedio: $500 MXN. hotelcasamateo.com

Si quieres conocer más experiencias gastronómicas en Querétaro, visita el sitio de turismo del estado y comienza a planear tu próxima aventura culinaria por el centro del país.

También te antojamos 11 experiencias imperdibles por el Centro Histórico de Querétaro. 

 

Te podría interesar

Más sobre Restaurantes en México