Comida callejera en la Ciudad de México

Vas caminando hacia tu casa u oficina y el aroma capta tu atención, tanto que comienzas a salivar. Ese es el efecto de la comida callejera que se cocina en algún pequeño puesto, de esos que existen en casi cualquier parte del país. Especialmente en la Ciudad de México, metrópoli que te permite encontrar auténticos tesoros culinarios a la vuelta de la esquina. Así que te sugerimos ponerte un calzado cómodo y aventurarte a descubrir los sabores de la comida callejera.

 

Esquites

Cuando comience a caer el Sol, será el momento en el que te será más fácil encontrar en las calles de la Ciudad de México un buen vasito de esquites. El nombre de esta preparación proviene del náhuatl izquitl que quiere decir “tostar maíz”. Los más sencillos son los que solamente se constituyen de maíz, agua y sal; sin embargo también se les puede agregar jugo de limón, chile piquín «del que pica y del que no pica», queso rallado y mayonesa. Es importante recordarte que si eres de la capital del país y viajas a San Luis Potosí, los deberás pedir con el nombre de trolelotes. Pero si visitas Sonora te sorprenderás ya que son dulces, debido a que se cuecen en miel de piloncillo.

Tacos

El taco nos acompaña desde siempre, desde épocas prehispánicas y hasta nuestros días; no se extingue. Es probablemente el antojito más popular en el territorio mexicano y un símbolo de nuestra gastronomía en el extranjero. Prácticamente se puede hacer un taco de todo, lo básico es una tortilla y un guisado. Sin embargo los que más fácilmente se encuentran sin duda son los de pastor y de suadero, perfectos para cualquier hora del día: desayunos, comidas, cenas y después de las fiestas.

Tlacoyos

Es probablemente uno de los antojitos más saludables que existen en las calles de la capital y suelen consumirse como desayuno. Y es que ¿cómo no despertar de buen humor sabiendo que tu primer comida del día será un tlacoyo? Esta preparación es una especie de tortilla gruesa hecha con masa de maíz, azul o blanco, la cual se rellena con haba, frijol o requesón, y después se cuece encima del comal. Tiene origen prehispánico y es muy típica del centro del país, en donde regularmente se sazona con ensalada de nopales y salsa verde o roja.

Churros

Las recientes lluvias hacen que el cuerpo quiera algo dulce y reconfortante, como los churros. Esta fritura de origen español que va cubierta de azúcar, es muy popular en México. Aquí los comemos como antojo, a cualquier hora del día, incluso como merienda. Encontrarlos es sencillo, pues existen numerosos puestos ambulantes que también los ofrecen rellenos de chocolate o crema condensada. ¡Un verdadero subidón de energía!

Camote

En el silencio de la noche se escucha un característico silbido… es el camotero. Aquel que anuncia deliciosos bocados por medio de un sonido producido por el vapor de agua, donde se cuecen camotes con canela. Si compras uno, lo usual es que estén bañados con miel de abeja, jarabe o leche condensada. Aunque, si escuchas pasar al camotero puede que te encuentres con la sorpresa de que también vende plátano macho cocido al vapor.