Uno de los platillos más queridos y representativos de México es, sin duda, el pozole. Es tan aclamado que, a lo largo de todo el país, existe una amplia diversidad en cuanto a su preparación. Sin embargo, su aspecto es universal y pocos son los que se pueden resistir a un delicioso plato de esta delicia. Por ello, te describimos algunas de sus diferentes formas y variantes. Fotos: flickr / Adobe Stock.

 

Un poco de historia y tradición

 

Deriva del náhuatl pozolli, que significa espuma; es de origen prehispánico y como prueba tenemos los registros de Bernardino de Sahagún, misionero franciscano. En ellos se menciona que era preparado con carne humana; hasta que en los años 1700 y 1800, se empezó a cocinar como lo conocemos ahora. Hay muchas variantes que complican enlistar todas las recetas de pozole, porque cada región, e incluso cada familia, tiene una manera distinta de prepararlo.

 

pozole

 

Actualmente es común que se elabore con carne de cerdo y porciones generosas de maíz -cacahuazintle- cocido y reventado; para después, servirlo en un plato pozolero (hondo). Se condimenta con jugo de limón, sal, salsa picante o chile piquín molido, lechuga, rábanos rebanados, cebolla picada y orégano molido. Y en algunos casos, como en el pozole verde, se agrega chicharrón de puerco y aguacate para acompañar.

 

Los tipos de pozole más comunes

 

  • Pozole blanco

Es el más conocido, pero existen pozoles típicos de algún estado o región particular. Puede tener carne de cerdo o pollo.

  • Pozole verde

Preparado con pepita de calabaza, es popular del estado de Guerrero.

  • Pozole rojo

Se prepara con chile ancho, es famoso en Jalisco, pero también hecho y consumido en otros estados.

 

Pozole bicolor

 

  • Pozole batido

Es una preparación menos común. Para elaborarlo se dejan cocer los granos de maíz hasta desintegrarse.

  • Pozole de elote

Se elabora con granos de elote cocidos en caldo, es una variante de Michoacán y Jalisco.

  • Pozole de camarón

Hecho con camarones secos y frescos, se prepara en las costas de Colima, Jalisco y Nayarit.

 

pozole camarón

 

  • Pozole de frijol

Para su preparación, se emplean granos de elote fresco y frijoles cocidos. Es tradicional en Guerrero y Sonora.

  • Pozole de trigo

Se le agrega trigo en vez de maíz. Se prepara en Michoacán, en el Estado de México y en Sonora.

  • Pozole de Todos los Santos

Con mole y maíz, este singular platillo es tradicional de la mixteca poblana.

 

¿Por qué es irresistible?

 

 

No importa cuál es es tu preferido, en todas sus formas es reconfortante, reparador y una comida completa. Además, puede ser tan complejo como se desee y siempre se puede optar por acompañarlo a tu preferencia con: lechuga, cebolla, rábanos y limones, son tan solo algunos ejemplos para una experiencia perfecta. Lo mejor de este platillo es que no está sujeto a la temporalidad de sus ingredientes base y lo podemos disfrutar todo el año. Y tú, ¿cuántos tipos de pozole has probado?

 

También lee: Platillos mexicanos con historia 

Te podría interesar

Más sobre Mundo Gourmet