¡De nana, buche y nenepil!: carnitas, delicia mestiza

Muchos fines de semana se los has dedicado a las carnitas. ¿En cuántos bautizos, bodas, eventos familiares o con amigos, domingos e incluso “crudas”, estuvieron a tu lado? Pero, ¿sabes de dónde vienen, cómo se preparan y algunos datos curiosos de este platillo? Preparamos esta nota para contarte un poco más. Fotos: Adobe Stock. 

Desde hace miles de años los países asiáticos, africanos y europeos han domesticado al cerdo, incluyéndolo en su dieta diaria; a judíos y musulmanes su culto les prohíbe este alimento. A México llegó muchos siglos después junto con las embarcaciones de Hernán Cortés y al Continente Americano lo trajo Cristóbal Colón.

Hace casi cinco siglos, este conquistador español, organizó un banquete en Tenochtitlán, en el que se comió carne de cerdo acompañada de vino. A partir de ahí este platillo fue evolucionando y ambas culturas, tanto española como mexicana se fusionaron, dando origen a la barbacoa y a las carnitas que se les podría denominar como criollas.

 

¿Por qué se le llama carnitas?

 

Tacos de carnitas

 

Se nombra así al producto final del cerdo frito. Carnitas por las diferentes partes del cuerpo que se comen.

 

¿Cómo se cocinan?

 

La carne del cerdo, aún fresca, se fríe o confita con su propia manteca, sal, hierbas, y jugo de naranja en cazuelas de cobre al fuego lento y durante varias horas.

 

Partes del puerco comestibles

 

Ninguna parte del puerco se desperdicia, no hay área en donde el cuchillo no entre para hacer taquitos, y como buen aficionado a las carnitas, debes conocer todas las partes comestibles de este animalito. Hay tacos de maciza, costilla, tripa, cuerito, nana (matriz), buche (estómago), trompa, hígado, surtida o sea de todo un poco, nenepil (lengua), panza, chamorro, bofe (pulmón) y vísceras.

 

Carnitas

 

De los complementos que lleva un taco de carnitas está: el cilantro, limón, cebolla, sal y salsa que es el gran toque final. Después de esto, puedes ponerle si quieres, aguacate, nopales, pápalo o queso. Hoy en día, varios estados se pelean su origen gastronómico, pero a pesar de eso, las carnitas de las comunidades de Quiroga (por su forma de prepararlas) y Santa Clara del Cobre (porque ahí se fabrican los cazos en donde se fríen), Michoacán son las de mayor fama en el país.

 

¿Dónde comerlas?

 

1. El Rincón del Peribán. Preparan carnitas estilo Michoacán desde 1982 en las siete sucursales que tienen. Además de degustar los tradicionales tacos de carnitas, cocinan variedad de platillos con cerdo, como: chile relleno de carnitas, huarache de carnitas, tortas de pollo a las carnitas, y birria estilo Michoacán. Pedidos al: 55 5645 4112. Tienen servicio por Uber, Didi y Rappi. restauranteselrincondeperiban.com.mx

 

Carnitas

 

2. El Rincón Tarasco. Son más de 40 años los que llevan deleitándonos con sus carnitas y sus quesadillas de sesos. Están desde las cinco de la mañana y terminan la venta pronto, como a las tres de la tarde. Puedes pedirlas a domicilio (reparten a la redonda) o llámales al 55 5277 2548 y pasa a recoger en el local. Están en Av. José Martí 142, Escandón.

 

También lee Suadero, una delicia callejera.