Awards food and travel
Lenovo¡Conoce a los ganadores!

Hotel Bahía del Duque: rincón neoclásico

 

Hotel Bahía del Duque: rincón neoclásico

Las Islas Canarias, un archipiélago del océano Atlántico conformado por siete islas, alguna vez fueron una base de escala de una importante ruta comercial entre Europa e India. Debido a su ubicación geográfica, fueron conquistadas, convirtiéndolas en tierras propiedad de la nobleza española. Entre estas ínsulas, Tenerife fue una de las más destacadas durante siglos debido a la producción de vino.

El mayor crecimiento económico y urbano en estos territorios sucedió gracias al turismo, que comenzó a finales del siglo XIX debido a las recomendaciones de los exploradores sobre los beneficios para la salud que brindaba acudir allí, por su clima cálido, lo que colocó a estas islas como un destino revitalizante. Así aparecieron los primeros hoteles, que sentaron las bases del desarrollo turístico posterior y que precedieron a algunos de los mejores resorts y hoteles de toda Europa.

 

Hotel Bahía del Duque

Y aunque el mayor desarrollo turístico sucedió a partir de los años 60 del siglo pasado, no fue sino hasta 1993 que se inauguró el Hotel Bahía del Duque, en la Costa Adeje de Tenerife.

La relevancia de este alojamiento ha permanecido desde ese entonces, sumando 25 años de ofrecer un hospedaje de excelencia a los viajeros ávidos de ser mimados y de vivir momentos de descanso inolvidable, rodeados de lujo y comodidades. Sus 346 suites y habitaciones, 51 Casas Ducales y 40 villas exclusivas, todas amuebladas y decoradas exquisitamente, prometen días de ensueño y romance con tu pareja, o las vacaciones perfectas en familia.

 

Bahía del Duque

 

Una vista panorámica del hotel te hará sentir como en un pequeño pueblo de edificios y construcciones de arquitectura neoclásica, tan particular de los cascos antiguos de las Islas Canarias en el siglo XIX, rodeados de verde vegetación, que logran el contraste perfecto con el azul del paisaje marino
que se aprecia al fondo. El objetivo es insertarte en la personalidad de Tenerife, colonial y natural al mismo tiempo.

El elemento H2O es una constante. Fuentes y ojos de agua, numerosas piscinas saladas y dulces, las cuales se encuentran al aire libre o bajo techo, así como una extensa playa de 950 metros de largo, bañada por el Atlántico, te invitarán a sumergirte en su frescura, para después disfrutar, en algún camastro o tumbona, del insuperable clima de Tenerife, que presume ser uno de los mejores del mundo con una media anual de 24 ºC.

Un destino por sí mismo

Hotel Bahía del Duque es de esos sitios que no necesita ningún argumento para que permanezcas allí. Si eliges una suite o villa con tu propio jacuzzi en la terraza o alberca infinity con vista al mar, así como las tinas insertadas en piedra basáltica e iluminación cenital, tus salidas solo serán para comer en alguno de sus nueve restaurantes, donde podrás elegir entre cocina tradicional canaria, gala, mediterránea, italiana, vasca, japonesa, mexicana e internacional.

Disfruta de las propuestas gastronómicas de sus destacados chefs, dos de ellos cocineros de restaurantes con estrellas Michelin.

 

Bahía del Duque

 

Club para niños y teen lounge

Las actividades de entretenimiento para la familia son innumerables. Cuenta con club para niños y un teen lounge diseñado para los adolescentes, salón de bridge y billar, mesa de ping pong y un ajedrez gigante. Además de actividades acuáticas como buceo, windsurf, kitesurf o excursiones en el yate Pámpano, propiedad del hotel.

También podrás ejercitarte en sus canchas de tenis, de pádel y de squash, y gozar de experiencias originales como un observatorio astronómico y un paseo botánico, ya que en los jardines existen casi 300 especies vegetales, que complementan la oferta de diversión del resort.

Asimismo, el spa Bahía Wellness Retreat promete las horas más placenteras durante tu estancia, con su menú de tratamientos y rituales únicos, basados en los recursos que se encuentran en el entorno de Costa Adeje, como extractos marinos, lava volcánica y Aloe vera. Goza de un masaje en total privacidad en alguna de las VIP suites con patio privado, zona de relajación y distintos tipos de duchas.

Su circuito de talasoterapia, ubicado al aire libre, permite disfrutar de los 23 beneficios terapéuticos del agua del mar, que se extrae del océano Atlántico y se climatiza para su uso en el spa.

 

Bahía del Duque

Durante 2018, con motivo de su 25 aniversario, Hotel Bahía del Duque realizará actividades especiales como una fiesta de gala en septiembre, jornadas gastronómicas en noviembre y una enorme celebración de fin de año en diciembre.

Habitaciones desde $336 USD. thetaishotels.com