Ubicado a corta distancia de los principales museos de la capital española, el Mandarin Oriental Ritz Madrid es una verdadera institución de la hotelería madrileña. Conócelo e inspírate a hospedarte en él muy pronto. Fotos: Cortesía.

Al enumerar edificios y monumentos emblemáticos de Madrid de inmediato vienen a la mente la Fuente de Cibeles o la Puerta de Alcalá. Sin embargo, a la lista también se debe sumar el Mandarin Oriental Ritz Madrid, un hotel que por su historia, así como por los altos estándares de hospitalidad que ha impuesto, bien puede considerarse un ícono de la capital española.

 

Mandarin Oriental Ritz Madrid, de noble cuna

 

Esta magnífica propiedad abrió sus puertas el 2 de octubre de 1910, y lo hizo en presencia del rey Alfonso XIII de España. Joven y viajero, el monarca deseaba que Madrid contara con un hotel magnífico, digno de su historia, inspiración que obtuvo tras sus viajes por Europa. Así, podría decirse que el Mandarin Oriental Ritz Madrid instauró la categoría del gran lujo en España, convirtiéndose en un punto de referencia no solo por su arquitectura y acabados sino también por su servicio digno de la realeza.

 

A pasos de Velázquez y Goya

 

En concordancia con este origen regio, este hotel presume una de las mejores ubicaciones de Madrid. Está localizado en el Triángulo del Arte, enfrente del Museo Nacional del Prado y el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, lo cual lo hace perfecto para quienes aman las Bellas Artes. Además, a pocos pasos del hotel Mandarin Oriental Ritz Madrid se levantan el Parque del Retiro y a la Bolsa de Madrid, espacios que confirman la estatura artística y financiera de la capital de España. Con semejante ubicación, explorar el casco histórico a pie para visitar boutiques y recintos históricos es un verdadero deleite.

 

Suntuoso Lobby del Mandarin Oriental Madrid

 

 

Lujo interior

 

Por supuesto, no podemos dejar de mencionar el lujo y refinamiento de sus 100 habitaciones y 53 suites. Al igual que el edificio que las acoge, fueron diseñadas de acuerdo al elegante estilo de la belle époque, recientemente renovado por el despacho parisino Gilles & Boissier. Todas disfrutan de abundante luz, y elegir la categoría predilecta dependerá de la vista que se desee tener. Las Prado Suites cuentan con una sala independiente y una bella panorámica del Museo del Prado, mientras que las Court Palm Suites son perfectas para quienes buscan la calma del patio interior del hotel.

Si se busca un hospedaje a lo grande, propio de reyes, la sugerencia es la Suite Real: más 200 metros cuadrados de puro lujo instalados en el interior de una torreta. Esta exclusiva suite cuenta con dos dormitorios, sauna, un baño estilo spa y un espectacular balcón. Por si fuera poco, está decorada con valiosas obras de arte.

 

Suite del Mandarin Oriental Ritz Madrid

 

 

 

Las delicias del Mandarin Oriental Ritz Madrid

 

España en general y Madrid en lo particular son reconocidas internacionalmente por su exquisita gastronomía. Lo anterior también se ve reflejado en los restaurantes del Mandarin Oriental Ritz Madrid. Instalado en el opulento Salón Alfonso XIII, Deessa es el restaurante emblema del hotel y se trata del primer establecimiento en Madrid del reputado chef Quique Dacosta. Aquí se pueden degustar dos menús degustación: el Histórico y el Contemporáneo. ambos con platillos  gracias a los cuales el chef ha ganado estrellas Michelin. Imperdibles la bearnesa de huevas de trucha o el rodaballo reposado en jerez.

Por su parte, Palm Court se ha convertido en punto de reunión de quienes saben comer en Madrid gracias a su té de la tarde con bocadillos. Ubicado debajo de una cúpula de cristal, este restaurante sirve delicias contemporáneas surgidas de un menú también diseñado por Dacosta.

 

Restaurante Deessa

 

 

 

Un spa de mármol y cristal

 

Finalmente, no podemos dejar de mencionar The Beauty Concept en Mandarin Oriental Ritz Madrid, el exclusivo spa del hotel. Está integrado por una piscina de vitalidad, duchas de  sensaciones, una sala de vapor y un gimnasio con equipo de la más alta gama. Sus tratamientos echan mano de las más selectas marcas de salud y belleza, como Cellcosmet, Biologique Recherche, Valmont y Sarah Becquer. Con ellos se pueden disfrutar rituales corporales como el masaje de aromaterapia o el tratamiento remodalente que incluye exfoliación, tonificación y desintoxicación.

Sin lugar a dudas, ninguna visita al spa estará completa si no se dedican largas horas a la piscina cubierta climatizada, un palaciego rincón decorado con candelabros de cristal y mármol blanco.

 

Piscina del Mandarin Oriental Ritz Madrid

 

Para conocer más detalles sobre este hotel y agendar reservaciones, lo más recomendable es dirigirse a su página web oficial.

¿Próximo viaje a Madrid? En esta fotogalería encontrarás la inspiración visual que necesitas.

Te podría interesar

Más sobre Hoteles